¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

¿Puede Francia alcanzar al líder del Internet de las Cosas, China?

Infographics of connected life in Asia by 2017 - Public Domain

Infografía de la vida interconectada en Asia para 2017 – Dominio Público

Como las redes sociales, el Internet de las cosas está causando una revolución de nuestros hábitos de consumo de forma permanente.

En primer lugar, ¿qué es el Internet de las Cosas? En términos sencillos, es la conectividad de artefactos, sistemas y servicios que sobrepasa a las comunicaciones máquina a máquina (M2M) y abarca varias aplicaciones. Por ejemplo, el Internet de las Cosas se relaciona con usar sensores para apoyar a la protección ambiental mediante el monitoreo del aire o la calidad del agua. Más abajo puede encontrar un video TED que explica el concepto:

En este campo, China, al lograr unir exitosamente a grupos de interés con un marco regulatorio, se destaca por ser el líder mundial indiscutible en el campo.

A pesar del crecimiento del gigante chino, Francia puede jugar todavía un papel significativo en el mercado si sus grupos de interés trabajan juntos para encontrar vías para financiar sus proyectos.

Según un reporte reciente de la GSMA, una asociación que representa a 850 operadores de telefonía móvil en 218 países, China es el líder mundial en tecnología M2M. 

China ocupó el 27 por ciento del mercado global en 2013, con más de 50 millones de conexiones M2M. Alex Sinclair, líder en tecnología en la GSMA, dijo: 

China is a rapidly developing country that is investing in communications technologies that will make its cities smarter and provide a better quality of life for its citizens

China es un país en rápido desarrollo que está invirtiendo en tecnologías de comunicaciones que harán más inteligentes a sus ciudades y proveerán una mejor calidad de vida a sus ciudadanos

Aunque el desarrollo de una nueva generación de dispositivos interconectados es claramente un objetivo de los fabricantes móviles, se están involucrando otros grupos de interés de China. En octubre de 2013, 40 compañías y entes de investigación (incluyendo a China Telecom y la Universidad Tsinghua) unieron fuerzas con el patrocinio de la China Electronics Technology Group Corporation para formar una alianza industrial para el Internet de las Cosas

Répertoire d'un fonds d'archives visualisé sous la forme d'un réseau. CC BY-SA 3.0

Representación visual de un directorio de archivos como una red. CC BY-SA 3.0

Con el objetivo de proveer un marco regulatorio para esta nueva tecnología, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China ha implementado 200 estándares nacionales e industriales. Estos esfuerzos de regulación han llevado a Alex Sinclair a destacar:

Proactive government support has benefited China and its mobile operators, whereas in many global markets, regulatory uncertainty has held back the deployment of M2M solutions. M2M.

El apoyo proactivo estatal ha beneficiado a China y sus operadoras móviles, mientras que en varios mercados del globo, la incertidumbre regulatoria ha limitado el desarrollo de soluciones M2M.

Crece una nueva generación de emprendimientos gracias a plataformas de financiamiento colectivo estadounidenses, australianas y -notablemente- chinas. Por ejemplo, Demohour nació en 2011 y ha ayudado a financiar 2,000 proyectos, incluyendo un número de proyectos dirigidos al desarrollo de implementos y dispositivos interconectados.

Un platillo que transforma tu teléfono inteligente en un control remoto universal, un botón que asegura que quien lo vista mantenga su espalda derecha, un glucómetro interconectado que funciona usando tiras reactivas, una taza que mide el consumo de agua diario de su usuario y los estimula a beber la cantidad adecuada de acuerdo con su talla y peso – estos son ejemplos de artefactos subvencionados por DemoHour.

Aunque estos dispositivos parecen extraños inventos que no tienen nada que ver con la calidad de vida, algunos de ellos han probado ser herramientas muy útiles, especialmente en el sector salud.

China ha destacado también en el sector energético, especialmente en el gas, a través de su uso de medidores inteligentes. Recientes cambios han permitido la introducción masiva de AMR (módulos de medición automática, por sus siglas en inglés) y medidores inteligentes en todo el país, que actualmente utiliza 180 millones de tales medidores en total.

¿Con qué elementos cuenta Francia para competir con el gigante chino? Aunque Francia puede estar lejos del gigante oriental, sus perspectivas son aún bastante buenas. Con respecto al Internet de las Cosas, Francia representa un mercado emergente importante, con valor de €150 millones para 2013 y crecimiento esperado a €500 millones para 2016.

Francia ofrece diferentes ventajas y tiene todas las oportunidades para llevar a los líderes al mercado mundial. Sin embargo, no ha podido concertar aún el diálogo entre todos los grupos de interés que operan en el sector. También está enfrentando problemas de financiamiento ya que las necesidades de inversión del sector son muy grandes. Como resultado, las pequeñas y medianas empresas luchan por pasar de la innovación al desarrollo a la producción masiva.

Yves Clisson, CEO de Telelogos, que se ha especializado desde 1982 en sincronización de datos, gerencia de dispositivos móviles y M2M, afirma: 

Nous avons montré qu’il y a beaucoup d’intelligence et de talents au top niveau en France pour les machines communicantes. Il suffit de voir ce qui se fait en aéronautique. Mais la descente vers le consommateur lui-même n’est pas du tout au niveau de ce que l’on peut trouver dans certains pays asiatiques ou aux États-Unis.  Nous avons du mal à aller vers l’usage quotidien et le grand volume… 

Hemos demostrado que hay mucha inteligencia de alto nivel y talento en Francia cuando se trata de dispositivos interconectados – solo vean qué pasa en el sector aeronáutico. Pero esto no se debe a consumidores individuales tal y como lo vemos en algunos países de Asia o en los Estados Unidos. Nos cuesta movernos hacia el uso cotidiano y los volúmenes masivos… 

Sin embargo, la llegada de los medidores inteligentes Linky – pilares de la transición energética en Francia – es inminente. La ministra para la ecología Ségolène Royal ha asegurado que ella quiere “acelerar la meta” y, para 2020, 35 millones de cajas deberían contar con un medidor inteligente que permita a los ciudadanos optimizar su consumo de energía.

De hecho, ya existe una señal que la era de los dispositivos interconectados se está convirtiendo en realidad en Francia: acaba de abrir en París una tienda dedicada, la primera de su tipo, en París. La tienda es una iniciativa de la compañía tecnológica Innov8 y su fundador, Stéphane Bohbot. Los productos que vende pudieran atraer no solo a la comunidad geek, sino al 75 por ciento de los franceses que han escuchado sobre el concepto de interconexión. Ese 75 por ciento, por su parte, llevará a otros a descubrir las posibilidades que los dispositivos interconectados pueden ofrecer para la vida cotidiana.  

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.