¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Un besada y una carta abierta por los derechos de las personas LGTB en Cuba

Foto Jorge Luis Baños, usada con permiso.

Foto Jorge Luis Baños, usada con permiso.

En la “Segunda besada por la diversidad y la igualdad” en La Habana, Cuba, se pondrá “la Revolución en un beso”, y estos besos definitivamente son revolucionarios. Pero esta segunda edición de la “Besada” se celebra en momentos en que ha surgido una polémica en torno a la exclusión de la discriminación por identidad de género del nuevo Código del Trabajo.  

El Proyecto Arcoiris, anticapitalista e independiente, organiza las actividades que el 28 de junio, Día del Orgullo LGTB, tendrán lugar en La Habana, Cuba, para conmemorar los disturbios de Stonewall Inn, considerado un momento histórico para los derechos LGBT y ocurrido en Nueva York en 1969.

En ese marco se realizará de la “Segunda besada por la diversidad y la igualdad”En la misma fecha del 2012, Arcoiris organizó la primera “Besada” y en ella participaron cerca de 50 personas, quienes se reunieron en las inmediaciones de la sala deportiva Ramon Fonst, en el municipio Plaza de La Habana. En esta ocasión se celebrará en la Plaza Vieja de la ciudad capital.

En la convocatoria se plantea que el motivo de este acción estilo flash mob es:

Besarse en el espacio público debería ser derecho de toda persona, pero para muchos ojos constituye escándalo público, si no ocurre entre heterosexuales. Al besarnos todos y todas, por amor o fraternidad, ejercitamos nuestra igualdad ciudadana y ponemos en evidencia los dobles raseros morales que generan la homofobia, el sexismo, las lógicas discriminatorias que marcan las raíces de nuestra cultura y debemos cambiar.

El texto apareció, además de en el blog de Arcoiris, en varios espacios en la red, entre ellos el sitio web Cubainformacion.tv. Igualmente varios revistas editadas desde la Isla, como La Jiribilla y Cuba Contemporánea, han publicado sobre el evento en sus secciones.

Y continúa la convocatoria: 

Porque Revolución es cambiar todo lo que deba ser cambiado, y defendemos la idea de una sociedad anticapitalista, revolucionaria y democrática. Ven y celebra que la Ley No.116 Código de Trabajo protege por primera vez a las personas homosexuales. Ven y reclama explicación pública a la eliminación de la identidad de género y el estatus frente al VIH en la misma Ley, aunque la Asamblea Nacional lo aprobó.

En esta cita no importan el color de la piel, el género, la identidad de género, las creencias religiosas o políticas, la orientación sexual, el origen territorial, la discapacidad ni cualquier otra distinción, sino la fe en la igualdad de todas las formas de amar, formar familia, producir, comprometerse… todas las formas de HACER PATRIA.

28 de junio, pon la Revolución en un Beso.

El contexto en que se celebra la “Besada” es la reciente publicación del nuevo Código del Trabajo sin la recomendación de Mariela Castro Espín, diputada al Parlamento cubano y reconocida investigadora cubana, de incluir la identidad de género como forma de discriminación en el ambiente laboral. 

Varios periodistas y blogueros han expresado su desacuerdo con lo acontecido con la nueva Ley Laboral, que pasó de ser discutida a ser publicada en la Gaceta oficial de la República de Cuba sin haberse aprobado los últimos cambios. Castro Espín se refirió a este asunto, en la página web del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución que también dirige. 

Los miembros del Proyecto Arcoiris están entregando una carta a Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. A continuación compartimos íntegramente el documento:

La Habana, 23 de junio de 2014

Año 56 de la Revolución

A: Esteban Lazo Hernández

Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Compañero:

La Gaceta Oficial de la República de Cuba acaba de publicar el texto definitivo de la Ley No.116 Código de Trabajo, y quisiéramos esclarecernos sobre los motivos de la ausencia en esta norma jurídica de elementos que muchas personas esperábamos hallar, luego de la discusión y aprobación de esta ley por nuestro máximo órgano legislativo, el cual usted preside.

Todo nuestro pueblo pudo ver por la Televisión Cubana el debate que sobre esta legislación aconteció en el Parlamento durante sus sesiones ordinarias de diciembre de 2013. Aquel análisis incluyó varias propuestas de la diputada Mariela Castro Espín, quien fue portavoz de un grupo de planteamientos hechos por trabajadores y activistas como parte del amplio proceso de consulta popular del anteproyecto de Ley.

Entre esas sugerencias estaba la inclusión de la identidad de género y el estatus frente al VIH como motivos por los cuales no resulta admisible discriminar a ningún ser humano en el ámbito laboral, dentro de los principios fundamentales que rigen el derecho al trabajo, en el inciso B del artículo 2 de ese cuerpo legal.

Sin embargo, a pesar del apoyo a esos pronunciamientos por otras diputadas y diputados, y de la intervención del primer vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien abogó por tener en cuenta lo allí dicho y encargar esa encomienda a una comisión parlamentaria, esos dos aspectos no aparecen en la ley ahora publicada.

El asunto nos alarma no solamente porque ello implica un presunto desconocimiento de la voluntad expresa de varios integrantes de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como por lo grave que esto pudiera ser en relación con los principios y procedimientos democráticos que debieran regir el funcionamiento del Parlamento.

Pero incluso nos preocupa más la trascendencia humana y política de estas adiciones que fueron ignoradas sin explicación aparente, pues son las personas con una identidad de género trans las que más discriminación social y laboral sufren en nuestro país, y tampoco es un problema del todo resuelto el estigma y los prejuicios hacia las personas con VIH/sida, también en cuanto a sus capacidades profesionales y el derecho que les asiste a ejercer en cualquier tipo de empleo.

Por tanto, como ciudadanos y ciudadanas de este país, y también en nuestra condición de activistas por los derechos humanos y sexuales que defendemos la idea de una sociedad anticapitalista, revolucionaria y democrática, solicitamos una explicación pública sobre los criterios que siguió la mencionada comisión parlamentaria para excluir de la versión final de la Ley No.116 las citadas propuestas de modificación al proyecto de Código de Trabajo.

Agradecemos de antemano cualquier gestión que usted pueda realizar para responder con la mayor agilidad y total transparencia a nuestra respetuosa y cívica petición.

Saludos cordiales,

Integrantes de Proyecto Arcoíris. Colectivo LGBT, anticapitalista e independiente de Cuba.

Correo: proyectoarcoiriscuba@gmail.com. Blog: http://proyectoarcoiris.cubava.cu/

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.