GlobalVoices en Mas información »

Reflexiones en medio del caos tras las protestas en Venezuela

Joven tratando de persuadir a la policía en Caracas el 12 de febrero. Foto de Carlos Becerra, copyright Demotix.

Joven tratando de persuadir a la policía en Caracas el 12 de febrero. Foto de Carlos Becerra, copyright Demotix.

Confusión, discusiones, cruce de informaciones y olas de fotografías y videos inundan las blogósferas y redes sociales que siguen la situación de Venezuela después de que las protestas estudiantiles que comenzaran en la región andina se extendieran a otras ciudades del país.

Se han publicado numerosos videos de policías disparando a estudiantes, interviniendo en protestas y centros médicos así como fotografías diversas de protestas y de jóvenes heridos

La respuesta de parte del gobierno y sus simpatizantes expresa preocupación por planes de desestabilización, y señala en Twitter a los manifestantes como agitadores contrarios al proceso revolucionario a través de #VzlaUnidaContraElFascismo.

Muchos de los que han participado activamente en línea han señalado también el uso de fotografías y videos de fechas que no corresponden y han advertido los peligros de los rumores expandidos en la red. 

Del mismo modo, acusan a los líderes de la oposición de sembrar caos en las calles y exigen la actuación de los órganos del Estado para detener a quienes consideran los culpables de los enfrentamientos en las calles.

Enrique Rojas dice:

Y coincide con Caiza Candanga:

Por su parte, SClaudia cuestiona a los manifestantes:

Sin embargo, a pesar de los cuestionamientos de quienes apoyan al gobierno, la profusión de imágenes ha ido en alza durante los últimos días con la multiplicación de protestas en varias ciudades del país.

Miguel Zambrano comparte una foto del fotoperiodista Jorge Silva:

Entre numerosas etiquetas, tweets y blogs, se extienden informaciones contradictorias, opiniones extremas, y los miedos de ambos bandos.

Desde las fotografías y los ‘trending topics’ se divisa una gran profusión de participación en los nuevos medios. Sin embargo, también se lee entre sus líneas una inmensa confusión a partir de las limitaciones políticas de los medios de información, la participación de criminales comunes en medio de los conflictos de calle, y los fallos del servicio eléctrico que ha dejado a varias ciudades sin luz (como reportan con la etiqueta #sinluz).

Para entender cómo empezaron las protestas, el portal de opinión ProDavinci publica un texto dedicado a los orígenes de las protestas:

1. Protestas estudiantiles por la inseguridad: Durante la última semana del mes de enero fueron denunciados diversos episodios de inseguridad en distintas universidades del país.  [...]

2. La protesta en Táchira: El martes 04 de febrero, una estudiante del núcleo de la Universidad de Los Andes en Táchira se encontraba en el Jardín Botánico de la […] Para este momento, ya se habían presentado varias protestas en otras ciudades de Venezuela, pero la única protesta reprimida fue la de Táchira.

3. La represión de las protestas: Desde ese martes se registraron distintas protestas en el estado Táchira. Miembros de la Guardia Nacional, la Policía Nacional Bolivariana y la policía regional reprimieron la manifestación apresando a varios estudiantes. […]Horas después, algunos de estos estudiantes dieron declaraciones a medios internacionales para denunciar los sucesos y lo que denominaron un bloqueo informativo de los medios audiovisuales con señal abierta en Venezuela.

El post continúa con dos aspectos más que incluyen los arrestos y traslados de los estudiantes a la ciudad de Coro y la suma a la protesta de otras universidades 

La autora del blog Cuando era Feliz e Indocumentada comenta, por su parte, el aumento de la violencia en los discursos de los distintos grupos:

La semana pasada fui a un foro académico sobre economía. El chiste en la puerta de entrada, cuando le entregaban un panfleto a todos los asistentes era, “a la salida reclama un fusil”. Me dejó de sonar a broma cuando hubo oportunidad de hacer preguntas a los panelistas y un señor dijo que era necesario hacer una nueva revolución armada. Y en vez de chiflarlo, muchos en el recinto lo aplaudieron.

Y continúa, además, con una crítica a las limitaciones en el acceso a la información:

Al interior de ambos bandos hay divisiones y pareciera que, tanto entre chavistas como entre opositores, las que están haciendo más ruido últimamente son las de los radicales. No hay cómo saber hasta qué punto estas fracturas pueden terminar atentando contra el gobierno. No hay información y no hay como acceder a ella. Intentamos interpretar correctamente las declaraciones, tratamos de buscar otras apreciaciones. Pero cada vez hay menos periodismo, menos reportería, menos datos. Y cada vez hay más propaganda, más opinión, más especulación. Quizás son los ingredientes perfectos para que ahora sí “pase algo”.

Las protestas del 12 de febrero comenzaron de forma pacífica. Foto de Carlos Becerra, copyright Demotix.

Las protestas del 12 de febrero comenzaron de forma pacífica. Foto de Carlos Becerra, copyright Demotix.

Así también, desde el colectivo de opinión Panfleto Negro, John Manuel Silva hace una reflexión crítica y amplia de los aspectos engarzados detrás de las protestas, de las respuestas del gobierno, y de las estrategias de los grupos de oposición:

Hablemos claro: el gobierno ha hecho lo que ha querido y lo hubiese hecho independientemente de la actitud opositora. El apropiamiento de PDVSA, las expropiaciones, las leyes que han minado nuestros derechos civiles, la represión, los abusos y la instauración paulatina de una economía socialista ocurrieron porque eran parte del plan del gobierno [...]

Hablemos de las calles: si algo quedó claro ayer con esa insólita y despreciable arremetida de los “colectivos” oficialistas, es que la represión de las protestas no se dará por vía tradicional, con la G.N. o la Policía, sino que serán estos grupos paramilitares y parapoliciales quienes harán el trabajo sucio. [...]

El gran problema del chavismo no es la forma en que han administrado al Estado; ese es un problema. Pero lo realmente preocupante es como han creado un Para-Estado, tanto a nivel administrativo

Del mismo modo, el autor invita a los opositores del gobierno a reflexionar sobre la división política:

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que exista escasez, desempleo, pobreza y una delincuencia desatada y aún así haya gente que apoye al gobierno? ¿Has escuchado la consigna “con hambre y desempleo con Chávez me resteo”? Bueno, si no entiendes ese nivel de indignidad, tal vez debas pensar que negar la existencia de esa otra mitad del país sólo puede llevar a que esas actitudes se extiendan más y más.

Y finalmente, con respecto a los estudiantes tanto de oposición como del gobierno que murieron asesinados en las protestas, el autor concluye:

…los venezolanos no se impactarán por una o dos muertes producto de la represión policial. Más bien hoy, el presidente se encadenará, dirá que los muertos son culpa de la oposición, se victimizará, etc. Y en unos días, todo será olvidado. Los únicos que recordarán siempre a ese estudiante muerto hoy serán sus familiares, mientras que el “miembro del colectivo” también muerto hoy, será exaltado a la condición de héroe y servirá para seguir justificando peores actos de represión.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas