¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Videoactivismo: peligros en 2012 y soluciones para 2013

El video está cada vez más en el nexo entre oportunidad y peligro para los activistas de derechos humanos. El video ayuda a los activistas a documentar, confrontar, eludir, y hacer lobby contra autoridades opresivas—pero también permite que esas autoridades les acechen. Esto es lo que creemos sucederá en el 2013.

Elisângela used video against forced evictions in Brazil.

Elisângela usó el video contra los desalojos forzados en Brasil

Tanto los que el usan video para bien como para mal hicieron importantes avances en 2012. Los activistas dominaron el video en nuevas formas para contar sus historias, compartir su evidencia y formar sus comunidades en línea. Activistas en Brasil contaron la historia de los desalojos forzados [en] antes del Mundial de Fútbol. Activistas documentaron los ataques del ejército contra civiles en Siria [en]. Activistas en Myanmar documentaron ataques a gran escala [en] contra la minoría rohingya.

Los activistas usaron videos para contar sus historias—y tuvieron éxito en la sensibilización sobre temas que corrían el riesgo de perderse en la cacofonía de los asuntos mundiales. Como contrapartida, los gobiernos represivos desarrollaron nuevas formas de usar video para atacar a los activistas.

En 2013, indudablemente, veremos las siguientes etapas en esta carrera de tecnología de videos—de hecho, ya han tomado forma. Los activistas y sus aliados están desarrollando innovaciones de seguridad defensiva, y pronto veremos estas herramientas protegiendo a los activistas mientras ellos utilizan el video para promover sus causas.

Principales amenazas a la seguridad del video en 2012

1. Video como señuelo para malware

‘Importante nuevo video’ apareció en muchas conversaciones de Skype sirias en la primavera y verano de 2012. El mensaje intrigante pero nada especial parecía contener un archivo pdf inocuo, pero también contenía un spyware llamado “Blackshades”. Utilizando el vídeo como señuelo, aliados del régimen sirio podían ahora espiar a través de la webcam, acceder a cualquier archivo que querían, y ver todas las teclas pulsadas— incluyendo contraseñas. Podían usar todo lo descubierto para atacar al activista o para infiltrarse en su red. El desarrollador del software desde entonces ha suspendido nuevas ventas y BlackShades ahora se puede detectar y eliminar [en]. Pero en muchos casos, el daño estaba hecho. En 2012 se libraron ataques similares contra activistas uigures [en] en China, y otros en Bahréin [en], y se creó una versión falsa de YouTube [en] para atacar a activistas sirios.

Video activist Abdel Karim al-Oqda, aka Abu Hassan, was killed by Syrian government forces in 2012

El activista de video Abdel Karim al-Oqda, alias Abu Hassan, asesinado por fuerzas gubernamentales sirias en 2012

2. Identificación a través de video

El uso de videos en línea para identificar y atacar a personas no es una nueva tendencia—pero los regímenes lo desplegaron a gran escala [en] en 2012, con mayor eficacia y mayores consecuencias. Los activistas de video a menudo carecen de la capacidad y los recursos para proteger eficazmente su propia identidad, así como las identidades de las personas en los videos que están grabando. En 2012, individuos a ambos lados de la cámara fueron identificados y atacados. Un destacado cámara [en] fue asesinado; otro activista fue arrestado [en] simplemente por tener la aplicación para transmitir en directo Bambuser [en] en su teléfono. A medida que el video se convierte en un campo de batalla cada vez más importante, el anonimato puede ser literalmente una cuestión de vida o muerte.

3. Fallos de evidencia de los videos

Una de las mayores amenazas al video de activismo es algo en lo que no se suele pensar. Activistas de todo el mundo arriesgan sus vidas para grabar videos que documentan atrocidades. Es posible que tanto órganos judiciales como periodísticos no puedan utilizar los videos [en] si no se puede establecer adecuadamente el lugar, la fecha y si las víctimas son civiles, entre otras cosas. En gran parte carecen de las pruebas correspondientes para resistir en los tribunales—por ejemplo, en el Tribunal Penal Internacional [en] o su periódico preferido [en]—y los riesgos que estos cinematógrafos corren pueden ser en vano.

Principales soluciones de seguridad de video para 2013

1. InformaCam

Los activistas de video que quieren que sus videos tengan credibilidad para defender en un tribunal o una sala de prensa pueden seguir una serie de directrices [en]. Pronto, los que utilizan teléfonos móbiles Android podrán usar InformaCam [en]. Esta aplicación incorpora automáticamente datos en el archivo de video, como la ubicación (de sensores GPS y señales wifi) y la hora (de relojes internos). También crea una “huella digital” para relacionar un video con una cámara específica. Y dado que todo esto se puede utilizar contra los activistas por las fuerzas represivas contra las que están luchando, todo está cifrado para mantener su seguridad. WITNESS y nuestros socios en The Guardian Project están desarrollando InformaCam, y recientemente hemos recibido una subvención de la Knight News Challenge [en] para ayudar a mantener el proyecto.

2. El anonimato vía ObscuraCam y la herramienta de difuminado de YouTube

Screen Shot 2013-01-22 at 5.33.14 PMLa herramienta de difuminado facial [en] de YouTube detecta automáticamente las caras en los videos y las difumina para proteger la identidad de individuos. Esto es un gran avance—los activistas usan YouTube mucho más que cualquier otra plataforma para compartir sus videos, y esto tiene el potencial de salvar vidas. Sin embargo, no protege el video antes de que sea cargado, una de las razones por las que WITNESS y el Guardian Project están desarrollando ObscuraCam [en]. ObscuraCam también elimina todos los datos de identificación almacenados en las fotos, incluyendo la ubicación GPS, datos, y la marca y modelo de teléfono. Estas herramientas pueden proteger a las personas que ni siquiera saben que están siendo filmadas, y mucho menos han dado su consentimiento.

3. Plataformas alternativas

Aunque algunas plataformas están haciendo esfuerzos para proteger a los activistas que las usan, como YouTube con su herramienta de difuminado facial, hay todavía muchas vulnerabilidades que pueden ser explotadas con consecuencias trágicas. Skype, una herramienta popular para el chat de video y también el envío de videos de un activista a otro, recientemente ha sido objeto de críticas. Entonces ¿por qué no probar una alternativa? En un artículo impresionantemente completo [en], Lifehacker sugiere Jitsi [en] como una alternativa más segura que Skype. Jitsi cifra los dos extremos de la conversación, no almacena nada en línea y utiliza protocolos más seguros por lo que “no es necesario preocuparse de que los datos caigan en manos equivocadas.” El artículo también sugiere alternativas más seguras a Facebook (Glassboard [en]) y Dropbox (SpiderOak [en]).

Para bien y para mal: La revolución será televisada

“Proteger tu cuenta = Proteger a tus amigos

Una contraseña diferente para cada cuenta”

Los videos se propagan a través de redes de confianza que, como tantas otras cosas relacionadas con los videos de derechos humanos, son un arma de doble filo. La Unión de Estudiantes Sirios Libres en Arabia Saudita [ar] compartió este mensaje porque la seguridad digital de los activistas es cada vez más frágil y cada vez más importante. Las imágenes de video, redes sociales y las amenazas de violencia chocan de formas muy poderosas, muy peligrosas.

En cualquier sitio que se luche por temas de derechos humanos, ambas partes tratarán de utilizar la tecnología de video. WITNESS seguirá estos temas en 2013 y más allá.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.