Luis Enrique Ramos, el bloguero de Citizen of La Paz, recuerda a su antiguo compañero de clase “el Hernán”, que “era de esos que no llaman la atención, de hecho, muchas veces parecía invisible”. Ramos cuenta lo bien que jugaba fútbol “el Hernán” y lo bien que se llevaban cuando los dos jugaban juntos.

En diciembre, Ramos se encontró con su viejo amigo La Paz:

[...] giré mi cabeza y vi a Hernán apoyado a una pared. Llevaba la ropa sucia y raída. Su cabello era una sola masa de lo sucio que estaba y su cara un poco hinchada y con manchas que le dibujaban un mapa de algún país desconocido. [...] Sus ojos trataron de reconocerme y lo hicieron. Su siguiente reacción fue bajar la cabeza. [...] Me pregunto qué habrá pasado en su vida para terminar de ese modo. El más grande jugador de fútbol con el que compartí una cancha.