¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Venezuela: Ausencia del Presidente Chávez enciende la confrontación

Venezuela vuelve a ser el centro de debate político desde que líderes del Gobierno aseguraron que el Presidente Hugo Chávez no estaría en la toma de posesión del nuevo período presidencial que inicia el 10 de enero de 2013.

La discusión se centra sobre si el Presidente Chávez puede o no juramentarse luego de la fecha establecida y sobre si debe declararse una falta absoluta o temporal, tal y como lo contempla la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 231, 232, 233, 234 y 235.

El abogado José Ignacio Hernández escribió en el sitio web Prodavinci un análisis sobre la lectura que debe hacerse a esos cinco artículos de la Carta Magna venezolana en el caso de la enfermedad del Presidente Hugo Chávez:

Leer la Constitución es, en efecto, tarea difícil y delicada, pues las normas constitucionales suelen ser normas concentradas, que encierran un conjunto de principios y valores que deben ser tenidos en cuenta al momento de interpretar su sentido y alcance.

Me aclaro: no es que la interpretación literal de la Constitución debe ser descartada. Tampoco me inclino por la tesis que ve, en la Constitución, una norma flexible y elástica. La Constitución, toda ella, tiene carácter normativo, o sea, establece reglas de conductas que deben interpretarse en el conjunto de la Constitución, pero sin desvirtuar su sentido, en reinterpretaciones que terminan creando una suerte de Constitución paralela.

José Ignacio Hernández propuso que se decretara la ausencia temporal del Presidente y se actuara conforme lo establece la Constitución.

Presidente Hugo Chávez Frías. Foto del usuario !Que comunismo! de Flickr, con licencia de Creative Commons (CC BY-NC-SA 2.0).

En el portal ciudadano con textos de opinión Aporrea, se publicó un texto de José Gómez Barata. Ahí explica que el momento y el lugar para la toma de posesión del Presidente quedan en un segundo plano siempre y cuando se haga ante las autoridades involucradas:

 En su artículo 231, sin ningún género de dudas ni margen a interpretaciones diversas, la Constitución venezolana establece que: “El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional…”.

A renglón seguido el texto pauta una alternativa. “Si por cualquier motivo sobrevenido (que es el caso) el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

Para el segundo ítem, precisamente por tratarse de motivos “sobrevenidos”, es decir “repentinos o imprevistos” y debido a que es imposible legislar sobre lo ignoto, el texto no establece lugar, fecha ni plazos, cosas que conscientemente los constituyentes dejaron al arbitrio de las autoridades concernidas que son: la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo y el Presidente quienes, de mutuo acuerdo, deben aplicar la norma. En este caso, lo coherente con la sustancia de la ley y lo jurídicamente significativo es que el presidente tome posesión ante las autoridades mandatadas. El modo y el momento son secundarios.

Sin embargo, para Daniel Pratt en su post de la página Panfleto Negro, cuestiona las interpretaciones que se han hecho en los dos sectores de la vida política venezolana:

El problema de los chavistas, y de los venezolanos en general, es que sólo creen en la democracia y la república cuando ganan elecciones. Si pierden o si se presenta un obstáculo, no tienen problemas con violar la voluntad popular (repito: los venezolanos, no solo los chavistas). De hecho, este episodio y ciertas absurdas interpretaciones del texto constitucional (por ambos bandos), revela que más que republicanos y democráticos, los venezolanos son en su mayoría monárquicos.

Además, hace referencia a la falta de información, a pesar de que se han realizado más de 25 partes médicos, sobre la salud del mandatario nacional desde el inicio de su enfermedad en junio de 2011:

No sabemos qué tiene el tipo. En ninguna parte dice Cáncer. Lo único que han dicho es “células malignas” e “infección pulmonar“. Para todos los efectos, puede tener cáncer, sida, lupus, pulmonía o bronquitis.

Pero fue en Twitter donde se dieron las mayores discusiones sobre las distintas interpretaciones que se le ha dado a la actual situación política venezolana.

LaDivina Diva (@ladivinadiva) asegura que los votos de los venezolanos el 7 de octubre fueron para el Presidente Chávez y no para otro. Por ello cree que hablar de una ausencia indefinida es inviable.

 ‏(@LaDivinaDiva): El pueblo venezolano votó por Chávez no por “Cualquier chavista allí”. Prolongar indefinidamente su ausencia ni es legal ni es viable

Pero Ángel Dueñez (@AngelNoez) considera que aunque las razones que esgrimió el Tribunal Supremo de Justicia pueden complacer o no a los venezolanos, es quien tiene la última palabra.

‏(@AngelNoez): Les puede gustar o no, pero la sala constitucional del TSJ es el máximo intérprete de la constitución. A LLORAR AL VALLE #6AñosMas

Alonso Moleiro (@amoleiro) pregunta a los afectos del oficialismo por qué no se puede seguir la vía de la ausencia temporal y que, en consecuencia, asuma el Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

‏(@amoleiro): Quisiera que algún chavista me explique, sin insultarme, por qué no puede asumir @dcabellor mientras se espera por Chávez #Constitución

Para José Montilla (@datobinario) la crisis que vive Venezuela no se trata de la defensa de la Carta Magna sino de los intereses de los distintos sectores que hacen vida política en el país.

(@datobinario): Al final, nadie esta defendendio la constitucion ni la legalidad, solo se estan defendiendo intereses politicos.

4 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.