¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

¿Seguro que los egipcios quieren recibir dinero del FMI?

Poco después del inicio de la revolución egipcia, empezaron las negociaciones sobre un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) al gobierno egipcio. El propósito de estas negociaciones no era otro que obtener un préstamo que sostenga la economía egipcia tras el nerviosismo que suponía su preocupante situación.

Desde su inicio, las negociaciones sufrieron numerosos contratiempos. Antes de llegar al poder, los partidos islamistas Partido de la Libertad y la Justicia (brazo político de los Hermanos Musulmanes) junto con el Partido salafista Al-Nour se pronunciaron en contra del préstamo, incluso se opusieron apuntando razones religiosas. Tras la elección de Mohammed Morsi como presidente [en], las negociaciones del préstamo se reanudaron e incluso pasó de tres mil millones de dólares a cuatro mil ochocientos millones de dólares.

Aunque se trataba de estimular la economía y de fomentar la inversión extranjera, el préstamo del FMI solo suscitó críticas y protestas. En una carta [en] enviada el pasado mes de noviembre al director ejecutivo del FMI y al primer ministro egipcio, dieciocho grupos en defensa de los derechos humanos, partidos políticos y movimientos juveniles criticaron el proceso de negociación. La carta se centraba tanto en el FMI como en el fracaso del gobierno a la hora de garantizar un proceso transparente e integrador y una consulta pública. También se preguntaban si de verdad los egipcios se beneficiarían de dicho préstamo, sobre todo los más necesitados.

Protest against IMF loan in Egypt

Manifestantes en el Cairo contra el préstamo del FMI sosteniendo pancartas que decían ‘Ya basta’ y 'El Renacimiento supone la masacre del pueblo’ haciendo alusión a la promesa de Morsi del Proyecto de Renacimiento de Egipto. Foto de Mohamed Ali Eddin, utilizada con su autorización

Durante la reunión de la delegación del FMI del pasado mes de noviembre, los manifestantes se echaron a la calle [en] para expresar su malestar por el préstamo del FMI y su preocupación por las posibles “medidas de austeridad” que normalmente se establecen como condición sine qua non del préstamo. Se organizaron varias manifestaciones bajo el lema “No al préstamo. El pueblo quiere saber. El pueblo toma las decisiones”.

De hecho, el presidente Morsi se mostraba dispuesto a aplicar un paquete de austeridad que incluía aumentar los impuestos y eliminar las subvenciones. Debido a las feroces críticas públicas que recibió dicho paquete, Morsi decidió suspender este paquete [en], que llevó a retrasar aún más las negociaciones.

Algunas iniciativas de medios sociales también se utilizaron para movilizarse contra el préstamo. En un vídeo realizado por Mosireen, una organización colectiva de medios de comunicación sin ánimo de lucro con un firme espíritu activista, el Dr. Amr Adly de la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales desmiente los mitos que surgen del plan de austeridad (en árabe con subtítulos en inglés). Los medios estatales y algunos grupos islamistas trataron de retratar el incremento de los impuestos como apuntado a productos perjudiciales para la salud como el tabaco y las bebidas alcohólicas.

La página web Drop Egypt's Debt [en] es uno de los grupos activos que se manifiestan contra el préstamo y que utiliza Facebook [en], Twitter [en] y Youtube [en] para concienciar sobre este asunto. En Twitter, los cibernautas advierten de las consecuencias del préstamo en un ciudadano normal y corriente. En nombre del Islam (aunque no pertenece a los Hermanos Musulmanes) este usuario de Twitter despotricó lo siguiente:

#مرسى علشان يثبت حكمة لازم ياخد قرض , وعلشان يجيب القرض يزود الاسعار ويرفع الدعم ويخلى الفقر شعار المرحلة ,, يسقط حكم ابن الوسخة #مصر

@Egypt_077: Para consolidar su mandato, Morsi debe conseguir el préstamo. Y para conseguirlo, incrementaría los precios, eliminaría las subvenciones y manifestaría que la escasez y la pobreza serán los lemas del futuro más próximo. ¡Abajo este hijo de puta!

Mohammad Gramoun añadió:

#اقتصاد الإخوان: اللهث لتطبيق اشتراطات صندوق النقد الدولي دون حوار مجتمعي يعني الكارثة ثم الثورة الكبرى، اصلحوا هيكل الضرائب بدلا من زيادتها

@mgramoun: Proyecto económico de los Hermanos Musulmanes: imponer rápidamente las condiciones del FMI sin impulsar un diálogo abierto con el pueblo y que llevará al desastre y causará una gran revolución más importante. ¡Reforma antes la estructura de los impuestos en lugar de aumentarlos!

En una protesta con un cariz más creativo, los artistas crearon un vídeo musical sarcástico (en árabe con subtítulos en inglés) sobre el préstamo del FMI. La canción tuvo un gran éxito y recibió más de 145.000 visitas en pocos días.

Se trata de una larga historia del trabajo del FMI con sucesivos gobiernos de Egipto. El blog [en] de economía llamado Rebel Economy planteó una cronología [en] de la historia de Egipto con el FMI. Cuando el presidente Anwar Sadat empezó a introducir políticas neoliberales de “apertura” en los años setenta, el FMI y el Banco Mundial exigieron la eliminación de subvenciones en alimentos básicos que llevaron a protestas masivas conocidas como las Revueltas del Pan [en]. La violenta represión resultante llevó a unas ochenta muertes y a cientos de heridos.

'Your money increases our poverty' banner raised by protesters against IMF loan during IMF delegation visit to Cairo. Photo by Mohamed Ali Eddin

La pancarta de ‘Tu dinero incrementa nuestra pobreza’ levantada por los manifestantes que protestan contra el préstamo del FMI durante la visita al Cairo de la delegación de dicha organización. Foto de Mohamed Ali Eddin, utilizada con su autorización

A pesar de las críticas realizadas [en] por algunos comentaristas contra el movimiento anti-FMI, continúan las preocupaciones y las sospechas. Los anteriores préstamos a Egipto exigieron que el gobierno impusiera ciertas medidas económicas. En particular, los acuerdos de ajustes estructurales que se aplicaron en los años 90 durante el mandado de Hosni Mubarak llevaron a políticas impopulares como la privatización, la devaluación de la moneda y la eliminación de las subvenciones. Se culpa a estas políticas [en] de causar el paro masivo y de incrementar la pobreza, que fue una de las causas de la revolución egipcia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.