Aliou Fama revela [fr] que Macky Sall, Presidente de Senegal, ha decidido poner a los miembros de su gobierno en un régimen estricto, con la finalidad de reducir las cuentas telefónicas del gobierno:

El crédito telefónico de los ministros se limita ahora a 500 000 FCFA (762,25 euros), y el de los asesores técnicos a 150 000 FCFA (228.60 euros). Más allá de ese límite, los costos deben cubrirse con fondos de los bolsillos de los propios funcionarios. Como resultado, después del 15 de cada mes, algunos asesores se han encontrado rascando tarjetas de recarga para que sus teléfonos vuelvan a tener línea.