¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Puerto Rico: Los partidos políticos aprovechan las redes sociales

El rol de las redes sociales es cada vez más prominente en la vida cotidiana. Como herramienta de comunicación, organización y movilización han demostrado ser sumamente efectivas. A los partidos políticos en Puerto Rico no se les ha escapado esto y cada uno ha buscado, con distintos niveles de éxito, establecer una presencia en las redes sociales como otra manera de llegar a sus seguidores y —aún más importante— llegar a atraer a potenciales electores indecisos.

Para los partidos recién formados, que no cuentan con los vastos recursos económicos que tienen los dos partidos mayoritarios, las redes sociales son la manera idónea de impactar grandes cantidades de gente con un mínimo de inversión en publicidad. No obstante, los dos grandes partidos en Puerto Rico, el Partido Nuevo Progresista (PNP), que actualmente está en el poder, y el Partido Popular Democrático (PPD) también han aprovechado las ventajas que ofrecen las redes sociales, aunque quizás no con la creatividad con que lo han hecho los llamados partidos emergentes.

Los partidos tradicionales

A manera de ejemplo, el oficialista PNP, proponente de la anexión de Puerto Rico a los Estados Unidos como solución al perenne problema del estatus político de la Isla, tiene, al igual que la mayoría de los demás partidos, su página en Facebook con más de 110,000 likes, su cuenta en Twitter (@pnp_pr) con más de 11,000 seguidores y su canal en YouTube. El contenido de la página en Facebook mayormente se enfoca en compartir fotos y videos de las caravanas que han llevado a cabo en distintos lugares de la Isla y las mismas pautas publicitarias que aparecen en la televisión local. Es el partido que ha logrado conseguir la mayor cantidad de seguidores en las redes sociales.

Algo similar se puede decir del PPD, el otro partido que lleva décadas alternándose en el poder con el PNP y el más antiguo de los tres partidos llamados tradicionales. (Los partidos tradicionales llevan décadas en existencia cada uno en contraste con los partidos emergentes, de reciente formación.) También cuenta con una página en Facebook, con más de 39,000 likes, una cuenta en Twitter (@ppdpr) con más de 10,000 seguidores y su canal en YouTube. Interesantemente, a pesar de que en Twitter se asemeja el número de sus seguidores al de los del PNP, no ha logrado conseguir un número similar de seguidores en Facebook.

El tercer partido de los tradicionales es el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) tiene página web (independencia. net) y presencia en Facebook, además de una página oficial de su candidato a la gobernación, Juan Dalmau con más de 14,000 likes. En Twitter (@PIPtwitteando) cuenta con poco más de 4,000 seguidores y en YouTube, al igual que en Facebook, el canal es del candidato a la gobernación, no del partido. El PIP es el más pequeño de los partidos tradicionales; en años recientes no ha logrado obtener más del 4% de los votos.

En conjunto, los tres partidos antes mencionados se enfocan en utilizar en las redes sociales las mismas estrategias de una campaña política tradicional, que se podría resumir como bombardeo de propaganda triunfalista y autocomplaciente.

Los partidos emergentes

El Partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR) fue el primero que se fundó de los nuevos partidos que han surgido recientemente. Participó por vez primera en las elecciones generales en el 2008 y logró, para sorpresa de muchos, obtener más votos que el PIP, que aventajaba al PPR por tener varias décadas de participación en las elecciones y, por lo tanto, más experiencia. Esa ventaja, al parecer, no ha logrado mantenerse si se considera que en su página en Facebook el PPR cuenta con escasamente 115 seguidores. Hay que decir, sin embargo, que la página de su candidato a la gobernación, Rogelio Figueroa, tiene más de 13,000 seguidores, una cifra comparable con la de Juan Dalmau. No obstante, en Twitter no llega a los 2,000 seguidores, lo que parece indicar que el PPR no ha logrado todavía aprovecharse del potencial que ofrecen las redes sociales. El tono de su propaganda es marcadamente diferente al de los tres partidos tradicionales, distinguiéndose a veces por su carácter jocoso.

En Puerto Rico, los partidos políticos suelen definirse según la alternativa de estatus que apoyan para

Convocatoria para funcionarios de colegio

Convocatoria para funcionarios de colegio.

el país. Como se ha dicho anteriormente, el PNP apoya que Puerto Rico se convierta en el estado número 51 de los Estados Unidos y el PIP defiende la independencia total de la Isla. En el caso del PPD, existen dos corrientes dentro del partido: los soberanistas —quienes impulsan la libre asociación, alternativa que dejaría a los Estados Unidos solamente aquellos poderes que los puertorriqueños le concedan (por ejemplo, defensa)— y los que defienden el statu quo por entender que debido a unas sutilezas de interpretación de la relación actual de Puerto Rico con Estados Unidos, el Congreso no retuvo los poderes plenarios sobre la Isla cuando se hizo el arreglo vigente. Esta última facción es la que maneja el discurso oficial del PPD.

Es, por lo tanto, una movida inusual que el PPR haya escogido no apoyar ninguna alternativa de estatus. La razón que dan para ello es que entienden que es posible resolver muchos de los problemas que aquejan a Puerto Rico bajo cualquier alternativa de estatus.

El segundo de los llamados partidos emergentes es el Movimiento Unión Soberanista (MUS), que apoya la soberanía mediante una Asamblea Constitucional de Status en las que se escogerían opciones “descolonizadoras” como solución al problema de estatus. Este año el MUS participará por primera vez en las elecciones. Su página en Facebook cuenta con más de 5,000 likes y su cuenta en Twitter con más de 3,000 seguidores. Pero lo que ha distinguido al MUS en el uso de la Internet es el live streaming de las charlas que ofrecía al público en general antes de convertirse en partido, en donde se hablaba de por qué ellos apoyan la soberanía como alternativa de estatus. No se han enfocado tanto en hacer pautas publicitarias al estilo de los demás partidos, sino más bien en seleccionar pedazos de entrevistas y podcasts para llevar su mensaje a potenciales electores.

Pero es quizás el último partido en quedar inscrito, el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), el que

mejor ha sabido aprovecharse de las redes sociales. Al igual que el MUS, este es el primer año en que participará en las elecciones. En cuestión de meses ha logrado colocarse como tema de conversación dentro del imaginario político puertorriqueño con una campaña muy efectiva en darlo a conocer de la nada y con muy pocos recursos económicos. A pesar de que en Facebook su página cuenta con poco menos de 3,000 likes, la página oficial de su candidato a gobernador, Rafael Bernabe, ostenta más de 17,000 likes, más que cualquier otro partido de minoría (Arturo Hernández, candidato del MUS, cuenta con 870 al momento de escribir este artículo). En Twitter cuenta con poco más de 2,000 seguidores. El PPT tampoco ha abrazado ninguna alternativa de estatus por entender que es un asunto que divide más de lo que une, aunque a diferencia del PPR, sus candidatos han expresado sus preferencias personales de estatus para la Isla.

Los tres partidos emergentes han utilizado las redes sociales no solamente para pregonar su propaganda, sino como medio para reclutar funcionarios de colegios electorales y anunciar talleres para adiestrarlos.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.