¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Australia: Búsqueda de redes sociales de una mujer desaparecida

(Todos los enlaces de esta entrada llevan a artículos en inglés.)

Actualización 3 de octubre de 2012:

El sábado 29 de setiembre de 2012, 30,000 personas partiicparon en una Marcha por la Paz a lo largo de Sydney Road de Melbourne, Brunswick, donde se vio viva por última vez a Jill Meagher. Tras la noticia de su muerte, han surgido numerosas páginas en Facebook titulada R.I.P. Jill Meagher [QEPD Jill Meagher].

Una de esas páginas ya ha recibido más de 300,000 ME GUSTA y otra captó esta conmovedora escena:

Peace march

“Marcha por la Paz, Jill estaría orgullosa”. Página de Facebook R.I.P. JIll Meagher (Su homenaje).

Dos asuntos legales han surgido. La policía estaba en largas negociaciones con Facebook por desagradables páginas en dicha red social, que finalmente fueron retiradas. También había preocupaciones de que podrían perjudicar un juicio justo.

En un frente más amplio, los Fiscales Generales de estado están por discutir las implicancias legales de los medios sociales y la ley, con llamados a restricciones. Madeleine Ross en B&T, sitio web de publicidad, marketing, medios y relaciones públicas, exploró algunos de estos asuntos:

Los abogados de medios han salido hoy a defender a los medios sociales en medio del acalorado debate nacional acerca del poder creciente poder de Facebook y Twitter.

…La muerte de la trabajadora del ABC, Jill Meagher, en Melbourne la semana pasada también encendió el debate cuando Facebook se negó a retirar páginas que contenían comentarios de odio y violentos dirigidos al presunto asesino de Meagher.

…La confusión en torno a lo que es y lo que debería ser ilegal en los medios sociales parece brotar fundamentalmente de una desconexión entre la manera en que la gente percibe el medio; es decir, ¿se le debería considerar un foro para discusión pública abierta, reflexiva de parloteo cotidiano cara a cara, o las páginas de Facebook y Twitter deberían ser consideradas canales de publicación?

————————————————————————————————

28 de setiembre de 2012:

La última semana de setiembre, Melbourne vivió la que tal vez haya sido su mayor y más triste campaña en las redes sociales tras la desaparición y la presunta violación y asesinato de Jill Meagher. Cita de ‘La familia Meagher y amigos rinden tributo a Jill’:

Amigos, compañeros y el público han hecho uso de las redes sociales para rendir tributo a Jill Meagher, trabajadora de la ABC.
… Tom, marido de Meagher, les ha agradecido a los miembros del público su «humilde» apoyo.

Jill era una empleada de la ABC Radio 774, parte de la Australian Broadcasting Corporation. Vino desde Irlanda a Australia hace tres años junto a su marido Tom. Después de que desapareciera a primeras horas del sábado 22 de setiembre, la campaña de Facebook Ayúdennos a encontrar a Jill Meagher se convirtió en el centro de atención con 122 253 me gusta y con 133 998 personas comentando el tema hacia el viernes 28.

Muchos tuits con la etiqueta #jillmeagher, como este de Mel Campbell, llevaban a carteles de Perdida:

@incrediblemelk: Comparte este cartel, por favor: Jill Meagher, desaparecida en Brunswick desde el viernes por la noche. pic.twitter.com/dqO8c1Ig 23/09/12

Cartel de «Desaparecida» de Jill Meagher. Fuente: página de Facebook «Jill Meagher, desaparecida».

También se crearon otras páginas en Facebook como Jill Meagher, desaparecida. Algunas personas pidieron ayuda para identificar el vídeo de la cámara de vigilancia que la policía hizo público. La mayoría de los que visitaban estas páginas trataron de ayudar, pero la presencia de trolls en Facebook y Twitter fue inevitable. No merece la pena citarlos aquí, pero ‘Por favor, ¿podemos parar de culpar a la víctima? registra varias maneras en que los «autodenominados detectives se han aficionado a compartir en las redes sociales sus estúpidas teorías sin fundamento sobre lo que ha podido pasar».

Nick Bryant, corresponsal extranjero de la BBC que lleva varios años trabajando en Australia, tuiteó lo que la mayoría de los ciudadanos de Melbourne sintieron al oír la noticia de su muerte:

@NickBryantOz: En pocas ocasiones he oído una retransmisión tan digna y emocionante: @774melbourne recuerda y celebra a una de los suyos. http://www.abc.net.au/melbourne/programs/listenlive.htm 28/09/2012

Tras la detención del supuesto asesino, se ha advertido de las posibles y accidentales consecuencias negativas de los comentarios en las redes sociales. Matthew Knott de crikey.com informa:

La familia y los antiguos compañeros de Jill Meagher pidieron a los usuarios de las redes sociales que no publicasen nada que pudiese perjudicar al hombre que ha sido acusado de la violación y el asesinato de la empleada de ABC, pues temen que pueda tener un impacto negativo en el juicio próximo.

La profesora Sarah Joseph del Centro Castan de los Derechos Humanos (Universidad de Monash) dio un consejo que se retuiteó en numerosas ocasiones pocas horas después de ser publicado:

@profsarahj: Sobre #ABC774 @hamishfitz: es muy importante que no formen una masa digital enfurecida. Cálmense, muchachos, ¡están perjudicando el juicio! 28/09/2012

Helen Dale, que bloguea como Skepticlawyer, publicó en su perfil de Facebook:

Por favor (lo digo como abogada), recuerden lo siguiente:

1. La presunción de inocencia, por muy claro que parezca el caso.

2. El asunto está ahora sub iudice. No hagan especulaciones.

3. Si ven una página de Facebook o un foro en el que se le desee la muerte, mutilación o una violación en la cárcel, denúncienlo a Facebook o a los propietarios del sitio.

4. Vuelvan a (1).

La policía de Victoria hizo la misma advertencia en Twitter:

@VictoriaPolice: Por favor, recuerden que publicar comentarios que pongan en juicio la presunción de inocencia también pueden perjudicar el juicio #JillMeagher #RIPJillMeagher 28/09/2012

Esperamos que la gente tenga en cuenta estos consejos.

Actualización traducida por Gabriela García Calderón.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.