¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Argentina: ¿una ley de ética pública para periodistas?

Mediante el uso de la Cadena Nacional, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner habla sobre nuevas políticas, inversiones, proyectos y lanzamientos que incumben a la política de estado; en su última cadena nacional la Presidente propuso una ley de ética pública para el ejercicio del periodismo, una propuesta que causó numerosas reacciones de bloggers y periodistas argentinos.

Noticias en Cadena

La Cadena Nacional es la transmisión coordinada y simultánea entre radios y canales de televisión que transmiten anuncios oficiales. En Argentina la Ley 26522, sancionada en octubre de 2009, regula los servicios de comunicación audiovisual. En su articulo 75 dice:

ARTICULO 75. — Cadena nacional o provincial. El Poder Ejecutivo nacional y los poderes ejecutivos provinciales podrán, en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional, disponer la integración de la cadena de radiodifusión nacional o provincial, según el caso, que será obligatoria para todos los licenciatarios.

Según Fabián Bosoer en El Estadista, el motivo por la cual la Presidente utiliza este medio es para evitar la desinformación:

Ante las críticas por el uso y abuso de la Cadena Nacional, Cristina se quejó de la existencia de una “cadena nacional del miedo y el desánimo” que sólo transmite malas noticias y propaga “mala onda”. Esta supuesta campaña negativa obligaría a la Presidenta a difundir los logros y actos de su Gobierno a través de estos discursos y teleconferencias transmitidas por cadena, en las que –según la interpretación oficial– ella se puede comunicar directamente y sin intermediarios con el pueblo televidente.

El periódico La Voz del Interior publicó un gráfico mostrando el efecto que tienen las Cadenas nacionales sobre el rating de cada canal:

El tema es que la aparición de la Presidenta en todos los medios en simultáneo cada vez tiene menos audiencia, según surge de los datos de Ibope, la consultora que mide los ratings de la televisión porteña.

Gráfico de La Voz del Interior

En su última cadena nacional la Presidente habló sobre la inauguración de una planta de Hidrotratamiento de Gasoil de YPF, y dijo:

¿Y por qué por cadena nacional? Porque si no lo hiciéramos por cadena nacional nadie se enteraría de esas cosas.

¿Legislar la Ética Pública?

Un tema que ha sido eje de recientes polémicas es el comentario que la Presidente realizó durante el mismo discurso, donde comenta que debería haber una ley que obligue a periodistas a “publicar de qué empresas reciben dinero [...] quién les paga para que cuando leamos un artículo sepamos”:

Pero la verdad que nosotros necesitamos una ley de ética pública también para ese cuarto poder de una buena vez por todas en la República Argentina. No para no decir nada, al contrario, no, simplemente para manifestar si reciben dinero de alguna empresa o si tienen alguna inclinación política.

A raíz de ello surgió el “Pronunciamiento de FOPEA (Foro de Periodismo Argentino) sobre la ética periodística en la Argentina”:

[...] manifestamos nuestro total desacuerdo con cualquier iniciativa que promueva la regulación de la profesión por medio de leyes o medidas gubernamentales y alertamos sobre los graves riesgos que implica para la libertad de expresión esta clase de planteos o propuestas.

Christian Sanz, director del periódico independiente Tribuna, cuestiona a la Presidente y escribe:

Es bien cierto lo que dice la Presidenta respecto a que existen colegas que cobran dinero bajo mesa, pero alguien debería decirle que si conoce algún caso en particular tendría que denunciarlo como corresponde, en el lugar adecuado, no a través de la ostentosa cadena pública nacional.

Por su parte, Gustavo Marcelo Sala en el blog Las Balas del Campanario hace un análisis al respecto de la “ética pública”:

No estoy tan de acuerdo en formalizar una ley de ética pública. La historia de la humanidad nos demuestra cómo ha variado dicho concepto con el correr de los años. ¿Quién determinaría sus incisos? ¿Los dueños de los medios, los editores, los periodistas, los patrocinadores, el Estado, todos juntos? ¿Bajo qué parámetros profesionales y conceptuales? ¿Cuál sería la batería de penalizaciones? ¿Cómo hacemos para deslindar a la subjetividad del asunto?

Gustavo continúa:

Aceptaría, pero con reparos, que el propio periodismo establezca una suerte de ética profesional en el marco de su actividad aunque la realidad marca que en la coyuntura sería imposible constituir un cuerpo colegiado de carácter democrático para debatir abiertamente la cuestión. ¿Se puede calificar desde lo ético una determinada interpretación de la realidad? No me parece.

En su artículo para Perfil, Roberto Garcia sostiene el rol virtual de la Presidente como Jefe de Redacción debido a las cadenas nacionales:

En verdad, esa actividad de virtual jefa de redacción que practica en sus discursos les ha aliviado la faena a los periodistas, ya que les ahorra imaginación y búsqueda informativa: ella sola genera noticias que en otras partes no aparecen, provoca titulares, también editoriales, sus opiniones reemplazan el aburrimiento diario de la anodina información local y hasta de la complicada del orden internacional. Si no fuera por Cristina, los diarios venderían menos ejemplares y los periodistas deberían trabajar más. Merece del gremio un agradecimiento.

En el post “Cristina y la Cadena Nacional como expresión soberana“, Cristian Adalberto Sayes del blog Goliardo analiza el uso de cadenas nacionales, y finaliza con una frase de Juan Donoso Cortés:

La soberanía política se expresa en la palabra presidencial sin medición corporativa. La cadena nacional llega sin medicación. Es una especie de comunicación de democracia directa. Porque, parafraseando al célebre español,

Cuando la noticia basta para informar, la noticia; cuando no basta la cadena nacional.

Imagen pequeña de Cristina Fernández de Kirchner en Inauguración de la planta de Hidrotratamiento de Gasoil de YPF. Foto de la Casa Rosada, bajo licencia Creative Commons CC-BY-SA.

3 Comentarios

  • [...] Relevanz der Themen, über die sie spricht, ist derweil zweifelhaft, vor allem argentinische Blogger und Journalisten merken das [...]

  • [...] En Argentina, durante un discurso en una fábrica de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF, empresa petrolera argentina) la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner propuso establecer una ley de ética pública para el ejercicio del periodismo: “Necesitamos una ley de ética pública también para ese cuarto poder de una buena vez por todas en la República Argentina. No para no decir nada, al contrario, no, simplemente para manifestar si reciben dinero de alguna empresa o si tienen alguna inclinación política”. Su propuesta causó numerosas reacciones de bloggers y periodistas argentinos. Más cobertura en Global Voices. [...]

  • [...] dell'utilizzo della rete mediatica nazionale”, un tema che già abbiamo trattato in un articolo su Global Voices. Le parole d'ordine dell'appello a manifestare, diramato in maniera informale su Internet [...]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.