¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

México: Internautas rechazan la llamada #LeyGeolocalización

El pasado 18 de abril del 2012 (un día después de su publicación), en los Estados Unidos Mexicanos entraron en vigor una serie de reformas al Código Penal Federal, Código Federal de Procedimientos Penales, Ley Federal de Telecomunicaciones, Ley que Establece las Normas Mínimas Sobre Readaptación Social de Sentenciados y Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que popularmente han sido identificadas como la “Ley de Geolocalización”.

En Twitter, el asunto ha sido abordado por los usuarios con la etiqueta #LeyGeolocalización.

¿De qué van las reformas?

En el marco de la ‘guerra’ que la actual administración ha emprendido en contra de la delincuencia organizada, las reformas en comento brindan a la autoridad investigadora (Ministerio Público de la Federación) facultades para solicitar a los prestadores de servicios de telecomunicación (entre ellos la telefonía celular) la localización geográfica en tiempo real de equipos móviles (smartphones, tablets, teléfonos) asociados a líneas que se sospeche, están siendo utilizadas con fines delictivos [1].

Asimismo, se establece la obligación para los prestadores de servicios a cooperar con prontitud y sin reservas con las autoridades, no sólo para la ubicación de equipo móvil, sino para brindar asesoría técnica para la instalación y operación de dispositivos que bloqueen o anulen señales de telefonía celular, radiocomunicación, o transmisión de datos (Internet) dentro de centros de reclusión (cárceles).

Estas reformas también buscan prevenir o desalentar el robo de equipo de telecomunicaciones, ya que facultan a la autoridad a desactivar o bloquear líneas que estén relacionadas a reportes de robo o extravío.

Imagen de aparatos con sistema de geolocalización del usuario de Flickr Chris Fleming, bajo licencia Atribución-CompartirIgual 2.0 Genérica (CC BY-SA 2.0)

¿Cuáles han sido las reacciones?

Previo a la entrada en vigor de las reformas, distintos autores de la blogósfera se pronunciaron sobre el tema. Katya Albiter, de Vivir México, escribió sobre quienes impulsaron estas reformas:

Después de todo, los impulsores de la ley son destacadas figuras de la sociedad civil, como Alejandro Martí, presidente del Sistema de Observación para la Seguridad Ciudadana (S.O.S), e Isabel Miranda de Wallace, presidente de la Asociación Alto al Secuestro, ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos 2010 y aspirante a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal por el PAN. Con semejantes credenciales no pueden estar equivocados, ¿no, NO?

Pues mucho me temo que con todo y el argumento de autoridad, esta vez les falló. El problema, como siempre está en las letras chiquitas -es decir algunos párrafos de las reformas-.

Adicionalmente, hizo saber su opinión sobre la conveniencia de la aprobación de las reformas:

Es una ley con buenas intenciones que, como en todo “superpoder”, sólo sirve en las manos correctas, pero en las equivocadas puede hacer bastante mal. Los defensores arguyen que con esta medida el país vivirá un clima de seguridad y justicia. Al parecer, el costo será la libertad. También los defensores dicen que el que nada debe nada teme y si no quieres que te localicen apaga tu celular. Eso es cierto, si no quieren ser localizados, se apagará el celular y seguramente es algo que ya pensaron justo los secuestradores y demás mafia que se pretende combatir.

Por otra parte, Jitten para FayerWayer escribió sobre los alcances de la ley, destacando que la autoridad investigadora puede solicitar la localización de algún equipo de comunicación móvil aún sin la orden de un juez:

En esencia, estas disposiciones legales establecen que las compañías telefónicas deberán proporcionar los datos a la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la ubicación de una persona en tiempo real de un aparato asociado en una determinada línea, por lo que en el papel tendría buenas intenciones. Alejandro Martí dijo que “será posible conocer a mediano plazo los resultados de esta reforma, al recabar cifras correspondientes a secuestros y extorsiones en el todo país”.

También contempla que la PGR no solicite una orden judicial sino por “simple oficio o medios electrónicos” todos los datos de geolocalización en tiempo real al concesionario. Si se niega a proporcionar la información a la autoridad judicial, será sancionada con 250 hasta 2,500 días de salario mínimos de multa (alrededor de MXN$155,825).

Geraldine Juárez en alt1040, se expresó así sobre el conjunto de reformas, a la vez que cuestionó que, en su opinión, no existan quejas de la ciudadanía al respecto:

La Ley de Geolocalización es parte de la tendencia legislativa del gobierno mexicano para legalizar la vulneración de los derechos sus ciudadanos. Aprobada gracias a la presión de grupos civiles dirigidos por padres de víctimas de secuestro, Alejandro Martí y la ahora candidata del PAN Isabel Miranda, dicha ley fue aprobada la semana pasada por unanimidad, con 315 votos a favor de parte de los brillantes legisladores mexicanos.

En México no hubo ni una protesta, nadie se quejó y muy pocos fueron los que intentaron difundir la información al respecto, parecería que a los mexicanos les tiene sin cuidado la erosión de sus derechos.

El blog Human Rights Geek centró sus esperanzas en que el organismo defensor de los derechos humanos en México combata la reforma en cuestión:

Afortunadamente la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) puede hacer algo al respecto, puede interponer una Acción de Inconstitucionalidad en contra de estas disposiciones y mandar un claro mensaje a la autoridad de que la erosión de los derechos no es la vía para combatir la delincuencia.

En Twitter, el usuario Osvaldo Suarez (@paul_suco) señaló que el derecho a la privacidad no se encuentra en el texto constitucional:

La Ley de Geolocalización no es inconstitucional por violar la privacidad, ya que dicho derecho no se contempla en la Constitución.

Adicionalmente, Claudia Guerrero (@clausgr) lanzó el siguiente interrogante:

¿debe estar el celular en ‘acción’ haciendo sms, llamadas, tuiteando, para poder aplicar la #LeyGeolocalización ?

El usuario @nololeas advirtió sobre la entrada en vigor de la ley de la siguiente manera:

Aguas, entra #LeyStalker y nosotros como si nada. Poco a poco nos van vigilando mas. #LeyGeolocalizacion

Por su parte, el usuario Eddie (@EdHappy) de manera lisa y llana expresó su sentir sobre el tema:

No me agrada la #LeyGeolocalización

Como es de apreciarse, en México la ‘guerra’ contra la delincuencia continúa, ahora con nuevas ‘armas', y al parecer, con más descontento por parte de los blogueros y usuarios de redes sociales.



[1] La reforma aplica solamente para ciertos delitos, como lo son la delincuencia organizada, delitos contra la salud (narcotráfico), secuestro, extorsión y amenazas.

2 Comentarios

  • Alicia

    Si tuvieramos otro tipo de gobierno tal vez pero asi como estamos yo creo que la geolocalizacion seria usada en nuestra contra..creo que los activistas estan haciendo buenas cosas pero esa idea no me parecio.. mejor ahorita que Isabel Miranda de Wallace se enfoque en su campaña.. la señora esta en segundo lugar no dudo que le gane al PRD

  • [...] Speak out Against Geo-Location Law J. Tadeo, English translation by Elizabeth Rivera (Español aquí): Mexicans used the blogosphere and Twitter to comment on the reforms recently published and [...]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.