¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Occupy Nigeria: Del ciberespacio a la vida real

Este artículo forma parte de nuestro reportaje especial #Occupy Worldwide.

Occupy Nigeria [en] hace referencia a una protesta nacional que comenzó en Nigeria el pasado día lunes 2 de enero de 2012. La indignación civil viene organizada por parte de los sindicatos, quienes están escandalizados por la eliminación de las subvenciones a los combustibles [en] por parte del Gobierno. Las protestas  han sido animadas por la democratización de la información, personificadas en la juventud nigeriana a través del uso de los medios de comunicación. Durante días, la nación entera se ha visto petrificada. Nadie trabajaba, ganaba el sustento diario, ni estudiaba.

La sinergia que se dio entre la protesta, tanto en el mundo virtual como real, fue articulada por el blog African Urbanism [en]:

Logo de Occupy Nigeria (Cortesía de Nigerianstalk.com)

Como amante que soy de las comunicaciones y los medios de comunicación, especialmente los medios sociales, hay dos cosas de este movimiento que me apasionan de verdad. En primer lugar, el impresionante papel que los medios sociales están desempeñando en cuanto a la documentación y la coordinación entre las distintas actividades y, en segundo lugar, la enorme cantidad de personas que utilizan este medio para expresar sus opiniones. “Sigan #occupynigeria #fuelsubsidy durante un par de minutos y verán precisamente de lo que hablo. En un país sumamente móvil con más de 150 millones de habitantes, los tuiteos son tan rápidos que en ocasiones resulta difícil seguir la conversación.

El Gobierno nigeriano insiste en que la desregularización del sector petrolero no es solamente una panacea para el desarrollo, sino que también es un medio para acabar con la corrupción en esa industria. Forma parte de una serie de reformas económicas que dirige el presidente Goodluck Jonathan [en] con el apoyo del ministro de Coordinación Económica, Ngozi Okonjo-Iwealla (@NOIweala) y Sanusi Lamido Sanusi [en] (gobernador del Banco Central).

La decisión del Gobierno de acabar con las subvenciones a los combustibles se recoge en este artículo de Sanusi [en]:

El fraude como los robos no se deben solo a la existencia de un afán de codicia y beneficios, sino también de oportunidades. 1) Puedes descargar 5.000 millones de toneladas y sobornar a los clientes y otros funcionarios para que firmen unos papeles donde se dice que has descargado 20.000 millones de toneladas. Luego, haz lo mismo siguiendo la cadena con un registro administrativo que pruebe que entregaste 20.000 millones de toneladas a los tanques, incluso que fuiste tú el que transportaste la carga hasta Maiduguri autorizándote a cobrar cuotas del Fondo de Igualación de Precios (Price Equalization Fund, por sus siglas en inglés). Quizá por 20 o 30 nairas el litro puedes sobornar a todas aquellas personas que firman los documentos. ¡¡Los 15.000 millones de toneladas que llevas hasta Benin, Ghana o Camerún y que vendes al precio de mercado, te permite sacar un “beneficio” extra de 55 nairas el litro en relación a 15.000 millones de toneladas!! 2) También puedes simplemente falsificar los documentos y hacer que te los sellen sin llevar nada y quedarte con la subvención. [La organización petrolera] PPPRA paga basándose en DOCUMENTOS. 3) Puedes cargar los combustibles en camiones cisterna, vender algo a 65 nairas, algunos a 80 y algunos a 100 por todo el territorio fronterizo. Puedes hacer todo esto sin que nadie lo vea o lo pruebe en tu contra porque alguien ya cobró por aprobar lo que se suscribía con los documentos. Y con tan amplio margen, se ha de resistir enormemente la tentación de no sobornar a los funcionarios.

En efecto, el Gobierno nigeriano ha estado subvencionando los combustibles, no para el ciudadano y ciudadana de a pie, sino para los parásitos que solo buscan beneficios. No obstante, Sanusi explicó francamente [en] que, además de la eliminación de las subvenciones, también se ha de eliminar la corrupción y el derroche por parte del Gobierno:

Por último: eliminar la subvención no es ninguna bala de plata que vaya a solucionar nuestros problemas económicos. Y hay también una gran falta de confianza que el Gobierno ha de abordar. El Gobierno tiene que investigar los pagos de las subvenciones y castigar todas aquellas violaciones de las normativas vigentes. Tiene que reducir el gasto innecesario y derrochador, así como luchar contra la corrupción y mostrar seriedad en todo el asunto. Tiene también que cumplir los proyectos capitales, eléctricos y de infraestructura, inclusive el regadío, el almacenaje en las zonas rurales y la industria agropecuaria. Estos son los ámbitos válidos que han de llevarse a cabo ADEMÁS DE las subvenciones, ¡y no eliminar estas últimas!

Sin embargo, esta postura gubernamental no ha convencido ni a los trabajadores ni a la sociedad civil en su conjunto. @ toluogunlesi pone de relieve aquí [en] que:

Con el tiempo, la corrupción ha calado en el sistema e importadores sospechosos han encontrado varias formas de inflar sus facturas. Entre enero y octubre de 2011, el Gobierno afirma haber gastado 1,3 trillones de nairas (unos 8 billones de dólares) en subvenciones en vez de los 248 billones de nairas presupuestados. El Gobierno de Nigeria ha admitido la existencia de un cártel, pero no ha hecho nada para confrontarlo o exponerlo. La única solución, según han debatido, es recortar la subvención en su totalidad [en], lo único que se asemeja a la asistencia social en un país lleno de desfavorecidos.

Tal y como mantiene @toluogunlesi, es una cuestión de confianza:

En la base de la oposición hay una falta de confianza. Así que para la coalición Enough is Enough Nigeria [en] y la mayoría de los nigerianos, la cosa no es solamente sobre las subvenciones a los combustibles, sino también sobre un liderazgo derrochador y corrupto que solo hace falsas promesas y pide a los ciudadanos que se sacrifiquen por un futuro mejor. El mensaje dirigido al presidente Jonathan y su Gobierno es muy simple: gánense nuestra confianza con los trillones que ya tienen en su posesión, entonces podremos, y así será, hacerles entrega, sin reservas, del trillón de subvenciones.

La población nigeriana siempre ha desconfiado de sus líderes a causa de varios años de promesas incumplidas [en]. En un comentario [en] en un blog, @feathersproject coincide con @toluogunlesi en que el gasto excesivo del Gobierno [en] ha hecho cambiar el diálogo de la protesta:

Occupy Nigeria [...] ya no trata de las subvenciones a los combustibles, sino de los postulados básicos de la democracia y la gobernanza efectiva. Quien busque la equidad ha de hacerlo con las manos limpias. Si el Gobierno prescribe austeridad a sus ciudadanos, nuestros líderes también tienen que apretarse el cinturón. ¡Todo lo demás no es más que hipocresía escandalosa!

En una réplica al escrito de Sanusi, Tunji Olatunji [en] defiende una solución más humana:

Un manifestante con una pancarta donde se lee "EL PUEBLO NIGERIANO DICE NO A LA ELIMINACIÓN DE LAS SUBVENCIONES". Foto de starafrica.com (por myweku.com).

Como dicen los Yoruba, “ori bibe ko ni oogun ori fifo“. Esto significa que no se puede recomendar la decapitación de un hombre como solución a un dolor de cabeza. Sí, sabemos que la decapitación de un hombre haría desaparecer la cefalea, pero el coste de un hombre es el último precio que se paga. Es por eso mismo que creo que además de empobrecer a la población nigeriana con el efecto dominó de la eliminación de las subvenciones a los combustibles al mismo tiempo que la nación lucha con la amenaza de las matanzas masivas tanto religiosas como políticas, es algo que sugiere que los que tienen el poder para la toma de decisiones a nivel nacional están muy despegados de la realidad de nuestras calles y tienen una sensatez que se inclina por la crueldad. El momento que han elegido para introducir su tan volátil y controvertida política económica, que coincidió con un momento en el que cientos de personas estaban siendo masacradas en una parte del país mientras que en otras partes se amenaza a la población con represalias, indica que no tienen ni una gota de patriotismo. El verdadero coste de oportunidades de una reforma en este sector en la actualidad debería ser la negativa de oportunidades para aquellos que han abusado o se han aprovechado del sistema a través de un cambio en los procesos debido a las modernas, importantes y apropiadas tecnologías.

El movimiento Occupy Nigeria también ha proliferado en algunas partes del Reino Unido. MyWeku entrevistó a [en] uno de los principales organizadores de Occupy Nigeria en Reino Unido, Nicholas Ibekwe:

P: El movimiento Occupy es ahora sinónimo de protestas en relación a las injusticias socioeconómicas en todo el mundo. Sin embargo, que se llame “Occupy”, especialmente para un movimiento nigeriano o africano distinto a esto, denota una falta de originalidad. ¿Se debatió por parte de los organizadores dar con un nombre o un eslogan más africano?

R: Como reconoce en una de sus preguntas, el movimiento Occupy es sinónimo de protestas por todo el mundo. Así que fue algo normal para la revuelta popular que se desarrolla en Nigeria el llamarse así por la tendencia a utilizar el término Occupy. Inevitablemente, esto ha ayudado a atraer la atención sobre la protesta en Nigeria incluso cuando el Gobierno está haciendo todo lo posible para silenciar los medios de comunicación nigerianos para que no difundan este contenido al mundo. Sin embargo, con ayuda de los medios sociales y el nombre de Occupy relacionado con la lucha, los jóvenes nigerianos que siempre han soñado con un cambio del satánico statu quo en el país han podido identificarse con el movimiento. De hecho, las protestas de Londres ni siquiera recibieron el nombre de Occupy Nigeria. La protesta de Londres se organizó por parte de un grupo de estudiantes nigerianos en su mayoría presentes en el Reino Unido.

¿Deberían haber elegido los nigerianos otro nombre para describir las protestas? [en]:

Lo de “Occupy loquesea” ayuda a los manifestantes cualesquiera que sean sus quejas a fijarse en un nombre que ya se ha convertido en sinónimo de protesta. Sin embargo, queda claro que ahora, a diferencia de las revoluciones “reales” que se desarrollan en África, las protestas bajo el lema Occupy han alcanzado muy poco, si es que han alcanzado algo. Es por ello una sorpresa que los nigerianos usen cada vez más el nombre de “Occupy” para comenzar su campaña contra la eliminación de las subvenciones a los combustibles. Con cada protesta de “Occupy” de estos días, es necesaria una página detallada y vistosa en Wikipedia y esto se ha hecho para Occupy Nigeria en los últimos días. Hay incluso una petición de Occupy Nigeria e incluso una o dos páginas del movimiento en Facebook. Dicha página también es un punto de encuentro en dicha página web con el hashtag #OccupyNigeria en Twitter.

Sin embargo, lo que parece que todo el mundo tiene en mente es la rápida resolución del conflicto. Las opiniones, no obstante, son distintas sobre cuál es la mejor solución. Además, con cada día que pasa hay opciones: el Gobierno o retira lo dispuesto y sucumbe a las demandas de la sociedad civil y trabajadora o las protestas se diluyen y todo vuelve a ser como era. El acuerdo entre las dos partes es posible.

Este artículo forma parte de nuestro reportaje especial #Occupy Worldwide.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.