GlobalVoices en Mas información »

Caribe: Ayudando a Haití

Horas después del catastrófico terremoto del 12 de enero que devastó Puerto Príncipe y otras partes de Haití, los bloggers de todas partes del Caribe empezaron a responder y comentar. Para el día siguiente, a medida que la dimensión del desastre se hizo más clara —un estimado sugiere que un tercio de la población del país de 10 millones podría haber sido afectada, con víctimas que se cuentan por decenas de miles— los bloggers caribeños estaban ocupados publicando actualizaciones y llamados a sus lectores para apoyar los trabajos de auxilio.

En muchos territorios del Caribe, ONGs, grupos de la sociedad civil y ciudadanos particulares rápidamente emprendieron esfuerzos para reunir ayuda. En Jamaica, Silicon Caribe publicó una lista de agencias internacionales que están aceptando donaciones en efectivo, así como información sobre puntos de acopio de otras donaciones en Kingston. El blog MEP Caribbean Publishers publicó información similar para los lectores trinitenses. El blogger jamaiquino Long Bench sugirió seis cosas que “Los jamaiquinos pueden hacer además de rezar”. Geoffrey Philp, escritor jamaiquino radicado en Miami, dejando constancia de que “Algunas cosas son más grandes que la literatura”, también sugirió formas en que los preocupados lectores pueden ayudar. Y en Barbados, Cheese-on-bread publicó la noticia de una radiotón para recaudar fondos, junto con el texto de la declaración del Primer Ministro David Thompson sobre Haití. Live in Guyana publicó una declaración similar del presidente guyanés Bharrat Jagdeo. Repeating Islands dio un resumen de las medidas de ayuda anunciadas por otras naciones caribeñas.

Otros bloggers caribeños analizaron las reacciones de sus respectivos gobiernos ante la tragedia. El gobierno de Trinidad y Tobago en particular recibió palabras furiosas de los bloggers que notaron lo que se demoró el Primer Ministro Patrick Manning en hacer algún comentario sobre la situación —casi un día completo— y sugirió que el millón de dólares (TT$6.3 millones) iniciales asignados a Haití era una respuesta inadecuada, considerando la magnitud del desastre y la relativa riqueza de Trinidad y Tobago. “Todo lo que hemos sabido es que Trinidad y Tobago, un país cuyo Ingreso Bruto Interno per cápita excede de los TT$25,000.00, solamente podía donar TT$4.67 per cápita para ayudar”, escribió kid5rivers. Agregó:

En T y T, consumimos al menos TT$1m por día en “bebidas suaves” carbonatadas; TT$5.5m por día en subsidiar combustible para  vehículos; y TT$1m por día en innecesarios mensajes de texto de celular y llamadas.

Por el momento entonces, no podemos separar algo de dinero que gastamos alegremente en lujos tan superfluos para en cambio derivarlos a nuestros devastados vecinos?

“¿Cómo podemos bailar cuando sus camas están ardiendo?” preguntó Guanaguanare. También publicó un video y la letra de la canción calipsoniana “Haití” de David Rudder de 1988, que ha sido una llamada al llanto para muchos en el Caribe los últimos dos días:

Haití, lo lamento
Te malentendimos
Un día giraremos nuestras cabezas
Y miraremos dentro de ti

Algunos usuarios trinitenses de Twitter también expresan frustración con la respuesta de su gobierno. @basantam escribió:

Todas las noticias internacionales dicen que Haití necesita ayuda y rescate, maqunaria pesada y helicópteros YA. El Primer Ministro Manning dice “Veremos qué pasa”.

@blahblohblog respondió:

Por favor recuerden, es la calidad de la asistencia para la ayuda, no la cantidad o velocidad lo que importa.

Mientras tanto, el blogger y periodista Andre Bagoo publicó una imagen escaneada de un comunicado de medios emitido por la Oficina del Primer Ministro de Trinidad y Tobago la tarde del 13 de enero, con información sobre una fiesta que iba a realizarse esa noche en la residencia del Primer Ministro. “Ese día el gobierno no emitió ningún comunicado oficial en relación con el desastre haitiano”, anotó Bagoo sardónicamente. Sugirió que sus lectores contribuyeran con una campaña de auxilio de YMCA.

En Bahamas, Nicolette Bethel expresó indignación por la manera en que los diarios bahameños informaron de la tragedia de Haití :

los titulares de nuestros principales diarios… en vez de obligarnos a los bahameños a sacudirnos nuestros profundos, profundos prejuicios contra nuestros vecinos más cercanos, contra nuestros primos y hermanos y hermanas al sur, en lugar de eso refuerzan nuestros prejuicios y nuestros miedos. “PÁNICO, SAQUEO Y TRIAJE LUEGO DE GRAN TERREMOTO EN HAITÍ”, grita el Tribune; el Guardian advierte “EL GOBIERNO SE PREPARA PARA LLEGADA DE HAITIANOS”.

… los mensajes que se le están dando al púbico son mensajes que refuerzan nuestras ideas de que los ciudadanos de Haití son degenerados y sin ley, personas inútiles que vienen y roban la riqueza de otros (=bahameños), y los mensajes dicen que necesitamos prepararnos para la llegada de más de estas personas que no queremos ni necesitamos. Y estos mensajes están teniendo su efecto. Las respuestas de los bahameños comunes y corrientes se confunden más y más. Algunos de nosotros expresamos lástima por la tragedia mientras nos preocupamos por nuestra seguridad, preocupados porque tendremos que albergar a más refugiados.

Living in Barbados expresó una sensación de impotencia ante la catástrofe:

Pero, ¿qué hacer? Al discutir esto brevemente anoche, parecía claro que además de ofrecer ayuda financiera, la mayoría de nosotros podría hacer poco. Tengo una impulso de ir y ayudar a abrir camino entre los escombros y tal vez ayudar a encontrar cuerpos. Pero sé también que mi voluntad no es suficiente en tales situaciones.

Charmaine Valere, blogger guyanesa que vive en EEUU, reflexionaba sobre los paralelos entre los acontecimientos en Haití y la desastrosa actividad volcánica en la cercana Montserrat en los últimos 15 años, provocada por su reciente lectura del difunto escritor de Montserrat E.A. Markham.

Para otros, el terremoto en Haití fue una llamada de alerta para toda la región del Caribe. El trinitense Taran Rampersad escribió:

Mientras todo el mundo está listo para el combate para ayudar a Haití —como deberían— tendrían que tomarse unos momentos para dar una mirada en su propio país. Ya que la atención está puesta, todas las naciones caribeñas deberían estar mirando sus parámetros de construcción y los refuerzos de esos parámetros de construcción…. ¿Acaso el Caribe en su conjunto no debería estar mejor preparado?

La página de cobertura especial de Global Voices sobre el terremoto en Haití está acá.

Más historias sobre Montserrat

mas »

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas