¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

República Checa, Eslovaquia: Azotar a las chicas y otras tradiciones de Semana Santa

La Semana Santa es una celebración muy importante tanto en la República Checa como en Eslovaquia, llamada Velikonoce – de Veliké noci o Grandes Noches. Aunque las connotaciones religosas de la Semana Santa fueron suprimidas durante el régimen comunista, hoy en día los checos y los eslovacos vuelven a ser conscientes de las fuertes raíces cristianas de la Semana Santa, aunque la ven sobretodo como un tiempo de fiesta. Muchas tradiciones se han mantenido, sobretodo en los pueblos. Varios blogueros han descrito algunas de ellas.

Prague Easter
Semana Santa Checa de Nic Hyland, usada bajo una licencia de Creative Commons.

Jueves Verde

El jueves antes de Pascua es el día de la última cena, cuando Jesucristo comió un banquete de cordero, pan y vino con los apóstoles. Por esa razón, es común asar un cordero por Pascua, pero actualmente el cordero real es a menudo reemplazado con réplicas de mazapán. The Journeys of Captain Oddsocks [en] explica que el Jueves Verde se llama así “por las largas túnicas verdes que se llevan en la iglesia y por las espinacas y col que tradicionalmente se comen ese día”. También describe las costumbres:

… las costumbres incluyen el juego de niños Expulsando a Judas y hacer bollos en forma de espiral enrollada que representan serpientes, los símbolos de la traición. En algunos pueblos hay procesiones lideradas por Judas cautivo en un traje de paja que se quema ceremonialmente al final del día. Cuando son rociadas en una jarra de agua limpia, se cree que las cenizas de Judas tienen poderes especiales incluyendo la habilidad de salvaguardar contra el fuego y proteger la salud del ganado para el año siguiente.

Domingo de Pascua

The Journeys of Captain Oddsocks [en] describe el Domingo de Pascua como “el gran día”:

El día que Cristo ascendió de su tumba, el día de la nueva vida limpia de sufrimiento y victoriosa sobre la muerte. La mañana es para asistir a los oficios en la iglesia (las campanas de vuelta de Roma) y la primera hora de la tarde está reservada para un gran banquete. Después de la comida es hora de visitar a los parientes, y en algunos lugares participar en una procesión a caballo por el campo con ramas benditas para asegurar que los campos sean fértiles el año próximo. Mientras los hombres y los chicos se pasean a caballo, las chicas están en casa decorando huevos en preparación para el día siguiente.

Easter Eggs
Egg Time de Semmi, usada con permiso.

Los huevos de Pascua se llaman kraslice, de la palabra del checo antiguo krásný que significa rojo, que era el color más habitual usado para colorear los huevos. Los diseños normalmente son muy intricados y, como The Foreigner's Guide to Living in Slovakia [en] señala, “algunos huevos son decorados incluso usando un taladro y perforando porciones de la cáscara”. De hecho las técnicas manuales usadas para pintar y decorar los huevos son una auténtica forma de arte, e incluso existen concursos de kraslice y un museo dedicado a este arte.

Durante las semanas anteriores a Pascua, las ciudades checas y eslovacas tienen mercados callejeros que venden kraslice, corderos de mazapán y otros elementos de la Semana Santa, como el mercado de la plaza de la Ciudad Vieja en Praga, fotografiado por My Czech Republic Blog.

Lunes Rojo

Las prácticas del Lunes de Pascua, que implican que los chicos echen agua a las chicas y que las azoten ligeramente con ramas trenzadas, son las más controvertidas de las tradiciones de Semana Santa. Tal y como explica The Foreigner's Guide to Living in Slovakia [en] : “si no eres eslovaco y no creciste con estas tradiciones te pueden parecer extrañas en el mejor de los casos y bárbaras en el peor.”

Easter Pomlazka

What? de Laura Appleyard, usada bajo una licencia de Creative Commons.

Pero ¿qué ocurre exactamente durante el Lunes de Pascua? The Czech Daily World [en] explica la tradición de los azotes llamada pomlázka:

Durante el día los hombres (normalmente en grupos) visitan a sus parientas y amigas y las azotan con unos látigos especiales. […] Estos látigos están hechos a mano con varas de sauce, su longitud puede ir de 50 centímetros a dos metros. En la punta hay cintas. Solía ser tradición que las mujeres añadieran sus propias cintas para que el látigo mostrara cuántas mujeres el hombre en cuestión ya había visitado, pero parece que esto se está perdiendo. Y se persigue a las mujeres durante un rato (si deciden hacerlo interesante o seguir el juego), o simplemente se quedan inmóviles mientras los visitantes masculinos les azotan el trasero. Sin embargo, no tendría que hacer daño. O al menos no durante la operación.

The Foreigner's Guide to Living in Slovakia [en] explica por qué se usan ramas de sauce para hacer la pomlázka (que se llama korbáč en eslovaco): “es el primer árbol que ‘se despierta’ en primavera y, según las creencias tradicionales, la fertilidad y la vitalidad de las ramas fluyen por la mujer durante este acto”.

Czech Mate Diary [en] explica el intercambio que tiene lugar durante el azotamiento:

Si tu casa es una de las primeras que la pandilla visita, tienes suerte: los chicos aún están más o menos sobrios, más o menos educados y más o menos tranquilos. Los dejas pasar a la sala de estar – o mejor – sólo al recibidor, les das algunas bebidas, les ofreces más vodka y les dejas que “te azoten”. Si aún tienen sus cestas de huevos, también les metes un par de huevos y luego si tienes suerte se marchan.

Pomlazka whipping
Azotes de Pomlázka en el pueblo de Hříchovice, cerca de Pilsen.

Tischler's in Prague [en] colgó un artículo del Prague Daily Monitor sobre la reacción de una mujer americana a la tradición:

…hombres y chicos […] van de puerta en puerta cantando canciones de Pascua, pidiendo “golosinas” (huevos, chocolate, licor, o un besito en la mejilla) y el derecho a golpear a las mujeres con sus látigos pomlázka de buena suerte. Mientras mis estudiantes femeninas dijeron que en general se lo pasaban bien decorando huevos de Pascua y preparando dulces de Pascua, ninguna parecía tenerle demasiado afecto a la pomlazka o a las tradiciones de género.
[…] Siendo mujer y extranjera, presenté una situación problemática. ¿Debería nuestra anfitriona ofrecerme huevos de chocolate y licores como hizo con los amigos masculinos? ¿Debería no ofrecerme nada? Al final me dio una cálida bienvenida y una copa de vino tinto.

Además de los azotes, el Lunes de Pascua también implica mojarse. Según The Journeys of Captain Oddsocks, en algunas regiones las chicas tienen su venganza el martes cuando les llega su turno con el látigo, mientras que en otras regiones devuelven el rejuvenecimiento con un cubo de agua helada. En Eslovaquia, sin embargo, parece que son de nuevo ellas las que son regadas el Lunes de Pascua. The Foreigner's Guide to Living in Slovakia explica el ritual:

… es costumbre que las chicas y las mujeres se queden en casa mientras que los chicos y los hombres, normalmente vestidos con sus mejores atuendos y a veces incluso el kroj – atuendo tradicional– van de la residencia de un pariente a otra, saludando y intentando oblievat’ – “regar”– a las parientas presentes. El agua es el símbolo de la vida y verter agua es un gesto que se supone va a traer salud y belleza durante todo el año. Algunos usan un spray con perfume en lugar de agua, o los dos.

¿No es eso bonito? Las mujeres acaban mojadas y azotadas mientras que a los hombres se les da comida y bebida, y los niños reciben dinero o chocolate a cambio del trabajo del día. Para que lo sepáis, el regar puede ir desde una cucharilla de agua caliente rociada sobre ti (mi experiencia personal), a un cubo de agua glacial del pozo derramado sobre ti.

6 Comentarios

  • No, esto es la gloria!!! nosotros en cambio la pasamos a los azotes, pero entre piqueteros oficialistas y la clase media…
    le pifié al pais!!

  • carlos

    que buena tradicion ojala se practicara en todo el mundo jajajajaj

  • Daniel

    Que bueeeeeeno.. Yo quiero mojar y azotar mujeres..!

  • que divertidas tradiciones.ojala nunk kmbien:-)

  • xabi

    Yo he tenido la oportunidad de vivir la tradición en Eslovaquia y lo cierto es que me genera sentimientos encontrados. Te lo pasas bien mojando a las chicas, pero al no tenerlo en tu cultura tienes cierta sensación de transgresión, puesto que en España te matarían por algo así. Los azotes se hacen con bastante ceremonia y respeto (no se apalean). Las chicas a veces se resisten y corren por los jardines y las calles, o hacen que los chicos también se mojen al intentar mojarlas a ellas. Por su parte ellas están deseando que los chicos vayan a visitarlas, porque los hombres eslovacos no son muy habladores y tener una oportunidad así para conocerlos creo que les viene bastante bien a todos. Después del juego se come y hay conversación, risas,… incluso las mismas chicas rellenan los cubos de agua para que te vayas armado a otra casa. Creo que criticar o aplaudir esta tradición desde nuestra propia opinión, educación y visión de las cosas no es muy saludable ni justo.

  • [...] algunas de ellas, como la tradición de azotar a las chicas y a las mujeres por Semana Santa que describí en un artículo del domingo.El Lunes de Pascua, tanto en la República Checa como en Eslovaquia, es [...]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.