¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

El presidente de Google realiza visita sorpresiva a La Habana

Google_logo_2010

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, realizó una visita sorpresiva a La Habana este fin de semana, acompañado por Jared Cohen, Brett Perlmutter y Dan Keyserling, otros tres funcionarios de la empresa, confirman varios medios internacionales y el propio directivo en sus cuentas de Twitter y Google Plus.

Schmidt se reunió este sábado con jóvenes de la Universidad de Ciencias Informáticas y se encontró el viernes con la bloguera Yoani Sánchez y los autores del portal de noticias 14ymedio.

En una publicación realizada hace algunas horas en su cuenta de Google Plus, Schmidt declaró:

With the goal of promoting a free and open Internet, Jared Cohen and I and two others traveled to Havana on a business visa (more on that later.)  Landing at Havana airport, the first airplane you see is a jet from Angola Airlines.  The Cuban people, modern and very well educated define the experience with a warmth that only Latin cultures express: tremendous music, food and entertainment (most of which we were not able to sample, more about that visa in a minute).

Con el objetivo de promover un Internet libre y abierto, Jared Cohen, yo y otras dos personas viajamos a La Habana con una visa de negocios. Cuando aterrizamos en el aeropuerto de La Habana, el primer avión que se ve es de Angola Airlines. El pueblo cubano, moderno y muy bien educado, nos permiten definir la experiencia con una calidez que solo las culturas latinas poseen: buena música, comida y entretenimiento (mucho de lo cual no pudimos probar, más sobre esa visa en un momento.

A esto añade que “si Cuba se encuentra atrapada en la década de 1950, la Internet de Cuba está atrapada en la década de 1990″.

About 20-25% of Cubans have phone lines but mostly subsidized land lines, and the cell phone infrastructure is very thin. Approximately 3-4% of Cubans have access to the Internet in internet cafes and in certain universities. The Internet is heavily censored and the infrastructure, which we toured, is made out of Chinese components. The “blockade” makes absolutely no sense to US interests: if you wish the country to modernize the best way to do this is to empower the citizens with smart phones (there are almost none today) and encourage freedom of expression and put information tools into the hands of Cubans directly. The result of the “blockade” is that Asian infrastructure will become much harder to displace. The technical community uses unlicensed versions of Windows (the US does not allow licenses to be purchased) and GNU Debian Linux on Asian hardware and using Firefox. A small technical community exists around free Android and expect it to eventually spread. As US firms cannot operate in Cuba, their Internet is more shaped by Cuban narrow interests than by global and open platforms.

Cerca del 20 o 25 por ciento de los cubanos cuenta con líneas telefónicas, pero la mayoría son líneas fijas a precios subsidiados. La infraestructura de telefonía celular es todavía muy débil. Aproximadamente el 3-4 por ciento de los cubanos tiene acceso a Internet en los cibercafés y en ciertas universidades. Internet está fuertemente censurada y la infraestructura que vimos está hecha de componentes chinos. El “bloqueo” no tiene ningún sentido para los intereses estadounidenses: si se desea que el país se modernice la mejor manera de hacerlo es empoderar a los ciudadanos con teléfonos inteligentes (hay pocos en la actualidad), fomentar la libre expresión y poner las herramientas de la información en las manos de los cubanos directamente. El resultado del “bloqueo” es que la infraestructura de Asia será mucho más difícil de desplazar en el país. La comunidad técnica utiliza versiones de Windows sin licencias (los Estados Unidos no permiten comprar licencias) y GNU Debian Linux sobre hardware comprado en Asia, además de Firefox. Existe una pequeña comunidad técnica alrededor de Android y esperamos que se extienda con el tiempo. Dado que las empresas estadounidenses no pueden operar en Cuba, su Internet está más determinada por los intereses cubanos que por plataformas globales y abiertas.

Los dos mayores logros de de la Revolución son “la salud universal gratuita y la clara mayoría de mujeres en el poder ejecutivo y rangos gerenciales en el país”, advierte Schmidt.

Almost all the leaders we met with were female, and one joked with us that the Revolution promised equality, the macho men didn’t like it but “they got used to it”, with a broad smile. The least successful part of the Revolution has been economic development (not surprisingly) and it appeared to us a drop off in tourism and recent farm issues have made things somewhat worse in Cuba. The broad topic of conversation in the country is the constant speculation of what the government will do next and what the course and path of liberalization will be.

Casi todos los líderes con los que nos reunimos eran mujeres, y algunas bromearon con nosotros y nos dijeron que cuando la Revolución prometió igualdad a los hombres machistas no les gustó, pero “se acostumbraron” (…) La parte menos exitosa de la Revolución ha sido el desarrollo económico (como es lógico) y nos dijeron que una caída en el turismo y limitaciones agrícolas recientes han hecho las cosas un poco peores para Cuba. El amplio tema de conversación en el país es la constante especulación de lo que el gobierno va a hacer a continuación.

Con respecto a los trámites de viaje, Schmidt añadió

Travel to the country is controlled by an US office called OFAC and under our license we were not permitted to do anything except business meetings where our hotel room had to be less than $100 per night and total expenses per diem of $188.00. Not surprisingly there are many $99 hotel rooms in Havana. These policies defy reason: there are dozens of countries we call our allies and we are free to travel to that present much worse threats and concerns to the US than Cuba does in this decade.

El viaje al país es controlado por una oficina de Estados Unidos llamada OFAC y bajo nuestra licencia no se nos permitía hacer nada más que reuniones de negocios. Nuestra habitación de hotel debía costar menos de $100 y el total de gastos por viáticos no podía ser mayor de $188.00 la noche (…) Estas políticas desafían la razón: hay docenas de países que llamamos nuestros aliados a los que somos libres de viajar que representan peores amenazas y preocupaciones a los Estados Unidos que Cuba.

En noviembre de este año, Schmidt había declarado en una entrevista al diario The Wall Street Journal [en] que Cuba figuraba como máxima prioridad en su agenda de viajes internacionales.

Schmidt llega a La Habana en un contexto donde el debate público sobre el acceso a Internet en la isla se ha incrementado notablemente. Hace apenas unas semanas, el bloguero cubano Norges Rodríguez publicó una petición en la plataforma Change.org solicitando “acceso a Internet a precios módicos para la población en Cuba”. La petición ha recibido más de 400 firmas de cubanos residentes dentro y fuera del país. Anteriormente, las autoridades de la isla habían desmantelado al menos cuatro redes wifi informales ubicadas en distintos barrios de La Habana y Cienfuegos.

Uno de los puntos más polémicos de la relación entre Google y Cuba radica en los servicios que la empresa bloquea a usuarios cubanos. Tour Builder [en], un nuevo servicio de Google que todavía está en su fase beta, no está disponible actualmente para los cubanos como parte de las restricciones del bloqueo económico de Estados Unidos hacia este país. Anteriormente, Google había bloqueado el acceso a Google Earth, Google Destktop Search, Google Toolbar, Google Analytics y Google Code Search.

The information restrictions make even less sense when you find out that Cuba imports a great deal of food from the US as compassionate trade. The food imports to Cuba are important but so is importation of tools to Cuba for the development of a knowledge economy.

Las restricciones de la información tienen aún menos sentido cuando te das cuenta de que Cuba importa una gran cantidad de alimentos de los Estados Unidos. Las importaciones de alimentos a Cuba son importantes, pero también lo es la importación de herramientas para el desarrollo de una economía del conocimiento, concluye.

*Traducciones de las citas son de la autora.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.