¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Primera jueza abiertamente lesbiana confirmada al Tribunal Supremo de Puerto Rico

Maite Oronoz durante el proceso de confirmación en el Senado de Puerto Rico. Imagen tomada de video.

Maite Oronoz durante el proceso de confirmación en el Senado de Puerto Rico. Imagen tomada de video.

El lunes, 23 de junio de 2014, el Senado de Puerto Rico confirmó a la abogada Maite Oronoz Rodríguez como jueza del Tribunal Supremo de Puerto Rico. El histórico nombramiento representa la primera vez que una persona abiertamente homosexual es designada al más alto foro judicial del país. Oronoz Rodríguez, ahora la quinta mujer en pertenecer al Tribunal Supremo, expresó su agradecimiento y orgullo en declaraciones escritas:

Me complace que se haya cumplido con el proceso democrático de debate al considerar mi nominación. Estoy orgullosa de poder continuar sirviéndole al país, esta vez desde el Tribunal Supremo. Mi compromiso con el país y la Constitución de Puerto Rico es inquebrantable. En mí, el pueblo de Puerto Rico tendrá una jueza honesta, justa y leal a la letra de la Constitución. Le agradezco al gobernador y al Senado de Puerto Rico la oportunidad de reiterar ese compromiso.

El Senado confirmó a Oronoz Rodríguez en una votación partidista, con 16 votos a favor y 10 en contra. Entre los votos en contra se encontró el voto de la única senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago, quien explicó su decisión basándose en que Oronoz Rodríguez fue Directora de la División Legal del Municipio de San Juan durante el controvertible caso de cateo que el municipio pretendió implantar en las Fiestas de la Calle San Sebastián de este año y que se declaró inconstitucional.

El proceso de confirmación no estuvo libre de tropiezos. Luego de la votación que confirmó a Oronoz Rodríguez como jueza del Tribunal Supremo, algunos senadores solicitaron una reconsideración del voto. La abogada y activista por los derechos LGBTT, Amárilis Pagán (@AmarilisPagan), expresó su frustración con el proceso en su cuenta de Twitter:

El activista por los derechos LGBTT, Pedro Julio Serrano, elogió la actuación de Oronoz Rodríguez durante todo el proceso de confirmación:

Maite se presentó sin miedo – con todas sus identidades a flor de piel y ante la vista del País. Su nombramiento merecía esa misma valentía. Lo tuvo, a final de cuentas, pero de manera atropellada. Hay que ir de frente, sin miedo, de cara al sol, con respeto y dignidad. Como merecemos las personas LGBTT, como merecemos tod@s l@s seres human@s.

En Twitter, la nueva jueza recibió felicitaciones de los congresistas puertorriqueños Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez:

Es un gran día para la igualdad LGBT y el avance de los derechos civiles en PR. Aplaudo al Gobernador por nominar a Maite Oronoz Rodríguez.

Maite Oronoz no solo será una magnífica jueza, sino que su confirmación al Tribunal Supremo es un paso importante hacia adelante por los derechos civiles.

En ocasión de la nominación de Oronoz Rodríguez a principios del mes de junio, el activista queer Yoryie Irizarry (@CyborgYoryie) observó muy acertadamente en una columna para la revista digital 80 grados que si Puerto Rico está viviendo esta coyuntura histórica, se debe a que es fruto de la larga lucha de la comunidad LGBTT por alcanzar la igualdad:

A diferencia de lo que piensan nuestras aliadas y aliados, yo he decidido pensar que ese momento histórico no nos viene cortesía del gobernador Alejandro García Padilla. Este momento histórico nos lo hemos ganado en las calles, en las legislaturas, en nuestras comunidades y empleos, educando, haciéndonos visibles, deponiendo, escribiendo, firmando cartas, debatiendo y trabajando.

La discusión pública generada por el nombramiento de Oronoz Rodríguez pone de relieve la fijación que aún tiene la sociedad en cuanto a la orientación sexual de figuras públicas, al punto que los asuntos medulares, como su desempeño y su conocimiento, pasan a un segundo plano. Jaime Pieras Castañer, en un artículo para la revista digital El Post Antillano, lo expresó de la siguiente forma:

Cuando se discutía el nombramiento en los medios se enfatizaba demasiado en la orientación social de la nominada. Aparentemente, hubiese estado bien si no fuese sincera sobre su orientación sexual, pero lo dijo. Thomas Rivera Schatz, ex presidente del Senado, expresó en un apasionado discurso [...] en el Senado que ella era la que había traído a la atención que era lesbiana. Bah, como si eso tuviese que ver con sus clasificaciones o con las consideraciones que deben de ser parte de cualquier deliberación sobre los dotes o el talento de Oronoz.

Érika Fontánez Torres, editora de la revista digital Derecho al Derecho, ofrece una interesante opinión al respecto en el podcast de la revista (alrededor del minuto 11:20):

Hay alguna gente que a raíz de toda esta discusión ha dicho “no, es que no es importante, no es relevante que ella sea lesbiana o no” y, bueno, lo primero que tendríamos que decir, “sí, que sí que lo es”, […] sí que las subjetividades son importantes en el Tribunal, sí que añaden a la mesa, sí que la diversidad es importante a la hora de la deliberación de los jueces […], y si esa persona tiene, como en el caso de Maite Oronoz, una experiencia de vida desde esa ubicación, eso me parece extraordinario.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.