¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Boteros en La Habana: iniciativa de periodismo con la ciudadanía

Silvia_Boteros de La Habana

Silvia, una botera de La Habana. Foto de Yisel Martínez y Lisandra Andrés, tomada de Facebook.

Las estudiantes de periodismo de la Universidad de La Habana, Lisandra Andrés y Yisel Martínez, han lanzado un proyecto de periodismo para y con la ciudadanía sobre los taxistas privados en Cuba, llamados “boteros” popularmente, que pretende abordar el complejo tema del pago de los tributos en Cuba.

Este trabajo forma parte de su tesis de licenciatura, que ellas mismas describen así: ”para cada estudiante la tesis de licenciatura es el ejercicio más esperado y más temido de su carrera”.

Boteros en La Habana invita a los usuarios a enviar sus historias desde Facebook, Twitter y el blog oficial del proyecto, donde además publican breves artículos que dan cuenta del proceso investigativo. Para indagar más en este proyecto, conversamos con sus autoras.

Global Voices (GV): ¿Cuál es el panorama actual del pago de tributos en Cuba?

Yisel y Lisandra: Uno de los primeros sectores en incorporarse al pago de los tributos fueron los trabajadores por cuenta propia. Según el informe presentado a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Anteproyecto del Presupuesto del Estado para 2014, los ingresos recibidos del sector del trabajo por cuenta propia rondaban los 1.132.1 millones de pesos. Si bien este aporte al presupuesto no es representativo cualitativamente, constituye una cifra significativa desde el punto de vista de la cantidad de personas obligadas al pago de tributos.

Actualmente existen en todo el territorio nacional aproximadamente 448 mil 303 cuentapropistas inscritos en el Registro de Contribuyentes para el cierre de febrero de 2014, de los cuales más del 25% se concentran en la capital. Dentro de las actividades autorizadas a operar, el transporte de carga y pasajeros agrupa, según el Registro del Contribuyente, a 47.983 transportistas y 7.943 radican en La Habana.

GV: ¿Por qué se interesaron por los taxistas privados o boteros, como se conocen en la isla?

Yisel y Lisandra: En el caso de los taxistas particulares de la capital, existen muchas inconformidades con los métodos presuntivos que utiliza la ONAT [Oficina Nacional de Administración Tributaria] para calcular sus ingresos y con las multas por incumplimientos en pago, a partir de la entrada en vigor de la Ley 113 del Sistema Tributario . Este fenómeno está estrechamente vinculado a la falta de cultura tributaria tanto de los contribuyentes como de los implicados en la legislación y aplicación de la misma. De esta manera, resulta muy fácil valerse de los resquicios que deja la Ley para eludir impuestos, máxime si no se tiene conocimiento del uso social de los mismos.

Según plantea este sector cuentapropista, no se tiene en cuenta la capacidad real de trabajar de cada persona, su edad, las condiciones de los vehículos, los altos precios del combustible y las piezas de repuesto, así como una serie de condiciones de trabajo que les impone la regulación. Sin embargo, un principio universal de los tipos impositivos es que estos se aplican por igual a todas las personas, haciendo variable solo la deducibilidad de los gastos.

Los "almendrones," como se les llama en Cuba a los autos antiguos americanos que también son las más comúnmente usados por los boteros. Foto de Yisel Martínez y Lisandra Andrés, tomada de Facebook.

Los “almendrones,” como se les llama en Cuba a los autos antiguos americanos que también son las más comúnmente usados por los boteros. Foto de Yisel Martínez y Lisandra Andrés, tomada de Facebook.

GV: ¿Cómo fue el proceso de creación periodística de Boteros en La Habana

Yisel y Lisandra: La investigación, vinculada a la producción, desarrolla un reportaje hipermedia concebido desde y para Internet, debido a la amplitud del tema, a las renovadas exigencias del periodismo hipermedia y las posibilidades discursivas que este tipo de producto comunicativo ofrece.

Con la pretensión de hacer del usuario un ente más activo en la red, se convocaron a los internautas y lectores a participar en la ampliación, selección, distribución, y modificación de los contenidos. Esto conllevó a que el público no solo opinara y compartiera sino que además fuera capaz de crear contenidos. De esta forma, se pusieron en práctica nuevas formas de interacción en la red durante todo el proceso de realización del producto siguiendo las concepciones de la web 2.0.

Las características esenciales de la comunicación en red: interactividad, hipertextualidad y multimedialidad permitieron, mediante diferentes formatos, exponer una significativa cantidad de datos relacionados con el tema que no solo posibilitó al usuario una mejor comprensión, sino que también le brindó la posibilidad de interactuar con las nuevas herramientas propias de Internet, visualizar infografías, videos, fotos, dejar comentarios, así como compartir las informaciones más relevantes con otros usuarios.

Boteros de La Habana. Una mirada a los tributos en Cuba representa no solo el ejercicio de culminación de estudios de sus autoras, sino la posibilidad de mostrar cómo de la cotidianidad, del día a día, pueden salir interesantes historias para hacer periodismo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.