¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Perú: Caos y desorden en el transporte público capitalino

Combi and Coaster minibuses in Lima. Photo by Flickr user Solangel Giannopoulou. CC BY-NC-ND 2.0

Combis y minibuses (o custers) en Lima. Imagen del usuario Solangel de Flickr. CC BY-NC-ND 2.0.

Según la página web del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), a enero de 2014, en los 43 distritos de Lima la población ascendía a 8'693,387, y proyectan para fines de junio un total de 8'755,262 habitantes. Esa cantidad representa el 28,4% de la población nacional, estimada en 30'814,175 personas.

Con una población tan grande, el transporte público se hace más que necesario, pero lo cierto es que el transporte público en Lima es deficiente, desordenado y presenta más de un desafío. El paisaje de Lima se ve poblado de microbuses antiguos y modernos, el Metropolitano (sistema de autobuses de tránsito rápido propiedad de la Municipalidad de Lima), vehículos conocidos como coasters y otros más pequeños, las inefables combis [en].

La Municipalidad de Lima tiene ante sí el enorme reto de la reforma del transporte, del que ya en octubre de 2012, Matteo Stiglich, estudiante de doctorado en planeamiento urbano, explicaba en su blog Lugares comunes:

La reforma del sistema de transporte público que está implementando la Municipalidad de Lima es necesaria y, si es que logra ser ejecutada como está siendo planeada, puede convertirse en uno de los mayores logros de la presente gestión.

En primer lugar, la reforma corre el riesgo de convertirse en una mayor regulación del transporte no-privado (transporte público y taxis) sin tocar a los principales generadores de congestión vehicular: los autos privados.

[...] tanto en el discurso como en la práctica, no considera el hecho de que el tráfico privado sea el principal causante per cápita de la congestión. Si menos gente viajara en auto privado y más en transporte público (incluyendo colectivos), los tiempos de viaje de todos, en promedio, se reducirían.

El blog Munay cuenta cómo es uno de esos viajes en una unidad de transporte público en Lima:

Nos encontramos en un espacio reducido y la única situación que deseamos controlar es la de encontrar un asiento. Estamos alertas ante cualquier movimiento y todos se abalanzan ante la inesperada desocupación de un espacio, que lamentablemente no será para ti si es que no estás alerta. Es una lucha constante.

En una encuesta realizada entre el 4 y 8 de abril, el 47% de limeños califica el transporte público como pésimo y otro 36% opina que es regular. El 75% piensa que la autoridad municipal no ha hecho nada para mejorar el servicio de transporte público.

En Twitter, las opiniones son diversas:

El cobrador de la combi es un personaje infaltable del transporte público limeño, cuya principal misión es recolectar el pago de los los pasajeros y como acción secundaria es ir anunciando la ruta a viva voz.

Otros tuits se refieren a la alta incidencia de accidentes de tránsito que causan estas unidades:

La cantidad de S/.38,000 equivale a alrededor de US$13,600. De otro lado, el conocido periodista Beto Ortiz tuiteó:

Tal vez sea el dibujante Andrés Edery quien grafica mejor la situación del transporte público limeño:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.