¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Frenos al cine independiente en Cuba

Claudia Calviño, productora independiente en Cuba (Foto: Raquel Pérez)

Claudia Calviño, productora independiente en Cuba (Foto Raquel Pérez)

Dos proyectos de largometrajes y un cortometraje de una productora independiente cubana no recibieron los permisos de rodaje a pesar de contar con el financiamiento necesario para iniciar la filmación. La negativa fue emitida por el Ministerio del Interior (MININT), entidad que desde hace algunos meses revisa los guiones y la composición del equipo técnico de los proyectos cinematográficos que se desarrollan en la isla.

Anteriormente, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) y el Ministerio de Cultura se encargaban de la revisión y aprobación de los guiones.

Como parte del malestar con la medida, varios cineastas enviaron una carta al ICAIC y al Ministerio de Cultura. Jorge Perugorría, destacado cineasta cubano y protagonista del filme “Fresa y Chocolate”, afirmó que existe “un pensamiento común”: ningún organismo que no sea el ICAIC o el Ministerio de Cultura tiene que revisar las historias por filmar.

En declaraciones al diario español El País, Perugorría añadió que “hacer películas todavía es algo difícil en Cuba, sobre todo, porque en una crisis así el Gobierno prioriza otras cosas”. No obstante, “gracias al soporte digital y la posibilidad de hacer películas de bajo presupuesto aún se hacen siete u ocho al año dentro de un cine independiente muy interesante que se puede ver en la muestra de cine joven”.

Por su parte, la productora independiente Claudia Calviño añadió a las limitaciones que actualmente frenan el cine cubano los altos costos para obtener permisos de filmación en determinados lugares del país. “La Oficina del Historiador de la Ciudad impone unas tasas de 500 CUC por hora de rodaje en el Casco Histórico de La Habana Vieja”, agregó Calviño.

De acuerdo con el cineasta Enrique Álvarez, la declaración no se hará pública. Álvarez aclaró:

es una declaración que hemos hecho a través de nuestras instituciones, porque nos interesaba que nuestras instituciones fueran las que defendieran su espacio institucional de ser quienes den o no este tipo de permiso, como ha sido hasta ahora. Y a nosotros nos tocaría ya discutir con ellos y fajarnos con ellos cada vez que den un permiso o no.

En el recién finalizado congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Álvarez señaló

nunca como hoy la producción cinematográfica se ha extendido por todo el país. Documentales, largos y cortos de ficción se realizan en cualquier rincón con la calidad profesional suficiente como para representar a nuestra cinematografía.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.