El sltio web Indigenous News analiza un estudio [en] realizado por BMC Psychiatry [en] en 748 niños de 9 y 15 años de edad de nueve diferentes colegios a los que asisten alumnos de sectores socioeconómicos bajos de la ciudad de Arica, al Norte de Chile. Del total de niños que intervineron en el estudio, el 37% eran aymaras.

Las familias aymaras se desarrollan de manera tradicional, donde los mayores aconsejan a los jóvenes y se acostumbra que la madre se encargue de las tareas domésticas y sea la responsable de la educación de los hijos, mientras el padre es quien toma las decisiones y provee el sostén económico de la familia.

El estudio concluye que:

Aunque los niños aymara han migrado del altiplano andino a la ciudad, esta migración no ha resultado en una mayor presencia de ansiedad y síntomas de depresión. Una mayor participación con la cultura aymara puede ser un factor de protección contra la ansiedad y síntomas de depresión en niños aymara. Esto señala un beneficio adicional a la conservación de las tradiciones culturales dentro de esta población.