GlobalVoices en Mas información »

Central sindical PIT CNT ofrece garantía para destrabar a la aerolínea Alas Uruguay

alas-uruguay

Foto publicada por Jimmy Baikovicius en Flickr, bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 2.0)

El PIT CNT, la central sindical del Uruguay, ha decidido apoyar al proyecto de la nueva aerolínea Alas Uruguay, colocando como garantía todos los bienes del sindicato ante los avatares que la puesta en marcha de dicha aerolínea ha sufrido.

El PIT CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores- Convención Nacional de Trabajadores) ha mostrado su solidaridad con Alas Uruguay por tratarse de una empresa autogestionada por los extrabajadores de PLUNA S.A., compañía aérea que fue liquidada a mediados del 2012 por el gobierno uruguayo debido a la imposibilidad del mismo de hacer frente a las obligaciones financieras de la empresa, tras 76 años de servicio.

En noviembre la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la ley 18.931 de liquidación PLUNA S.A., donde se establecía un fideicomiso para siete aviones de la compañía y un tratamiento especial para determinados acreedores. Con la decisión de la corte cayeron a tierra la compra de tres aviones Bombardier (del total de siete que el fideicomiso tenía) por parte de Alas Uruguay, debido a la suspensión del préstamo que el FONDES (Fondo de Desarrollo) había aprobado para dicha compañía.

De acuerdo a lo comunicado oficialmente al sitio Portal de América, en el artículo “Alas Uruguay rompe el silencio”, esta situación retrasa la obtención de los certificados de DINACIA (Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica del Uruguay), lo cual podría impedir la puesta en marcha de la nueva aerolínea y redundaría en la imposibilidad a su vez de cumplir con los compromisos asumidos por los trabajadores, dado que el proceso de puesta en marcha de la aerolínea habría comenzado meses atrás con el acuerdo de compra de las mencionadas aeronaves.

Cabe aclarar que los aviones han recibido mantenimiento por parte del ex personal de PLUNA S.A. a fin de preservar su operabilidad, pues de suspenderse por un breve período, la certificación de aeronavegabilidad se perdería, con lo que su precio de venta caería abruptamente.

Por otra parte, Alas Uruguay ya se habría constituido como Sociedad Anónima al integrar su cuerpo gerencial, además de la fallida adquisición de estas tres aeronaves. Según declara la propia empresa en el mencionado artículo, estaría acordado el alquiler de oficinas comerciales, habrían abierto cuentas bancarias, realizado gestiones ante las aseguradoras de aviones (incluso Banco de Seguros del Estado), configurado sitios web, contratado servicios telefónicos, además de haber presentado a su Gerente General ante un Foro Internacional sobre aviación. También se habrían realizado tratativas con los proveedores de servicio nacionales y extranjeros.

Un detalle preocupante es que de no concretarse la creación de la nueva aerolínea, el Estado uruguayo debería continuar manteniendo a los trabajadores en el seguro de paro por dos años, lo que tendría un costo de 20 millones de dólares por concepto de recaudaciones no recibidas y gastos, que no tienen posibilidad de reintegro.

Leo Pintos (@huesopintos) ironiza:

Jose Pedro Urraburu (@urraburu) se pronuncia en contra de seguir manteniendo los seguros de paro:

Los trabajadores señalan que a pesar de las acusaciones, han aportado garantías en la gestión de Alas Uruguay, respondiendo con todos sus bienes al préstamo del FONDES como garantía solidaria. También el PIT CNT estaría aportando una garantía solidaria para la concreción del proyecto. Además, los trabajadores de Alas Uruguay aportarían el 25% de su salario como forma de capitalizar la empresa.

En el caso de los aviones de PLUNA S.A., se perdería una importante suma si fuesen rematados, ya que por el hecho de perder el mantenimiento constante, su precio bajaría notoriamente y sería mucho menor que los 15 millones de dólares acordados por cada uno con Alas Uruguay en el contrato de compra.

Por otro lado, el Ministerio de Economía y Finanzas ha dicho que no encuentra normativa que permita que el Estado salga de garantía a una empresa privada en la cual no tiene participación activa, como es el caso de Alas. A esto se suma el hecho de que el Estado ya paga una cuota de 8 millones de dólares cada seis meses al Scotiabank en su rol de garante de los siete aviones Bombardier que habrían sido adquiridos por el grupo Matías Campiani en el año 2008. En este caso, si Alas Uruguay no cumpliera con sus pagos, el Estado debería responder también ante los acreedores de la ex PLUNA. Esto crearía una suerte de doble garantía por los mismos aviones.

El presidente José Mujica opinó sobre la posibilidad de que el Estado tome el riesgo de financiar este emprendimiento e instó a los uruguayos: “Yo pediría que la gente se ponga la mano en el corazón, porque hasta el PIT-CNT está ofreciendo una parte de lo que recibe mensualmente para dar una garantía. El Gobierno, si puede, dará ese paso”.

El senador Alfredo Solari (@senadorsolari) comentó estas declaraciones en Twitter:

Por su parte el blog especializado Turisuy, en su artículo “Alas Uruguay más cerca del despegue”, comparte su visión sobre la necesidad de este proyecto para impulsar la industria turística local y beneficiar a los viajeros uruguayos que actualmente están pagando sobreprecios por sus pasajes aéreos.

El cese de operaciones de Pluna y la dilatación del lanzamiento de Alas Uruguay se ha visto reflejado en un aumento de las tarifas de los tramos aéreos que conectan al Aeropuerto Internacional de Carrasco y ha resultado ser un beneficio sustancial en el posicionamiento de BQB, la aerolínea de López Mena, quien casualmente estuvo involucrado en el fallido remate de los aviones de Pluna bajo la ley de liquidación que fue declarada inconstitucional.

Laura Raffo (@lauraraffo) comenta la foto publicada por El Observador donde se mostraba almorzando a López Mena y su hijo Juan Patricio junto al ministro de Economía y Finanzas (MEF) Fernando Lorenzo y Hernán Antonio Calvo Sánchez, vicepresidente de la aerolínea española Cosmo.

El diario El País publicó un informe titulado “Aerolínea de López Mena sumó 56 vuelos tras el cierre de Pluna” en el que expresa: “En este año y medio que transcurrió desde el cierre de la aerolínea, el empresario ha expandido no solo su empresa de transporte fluvial en la conexión con Argentina, sino que también logró un notable crecimiento de su empresa aérea.”

La cuenta de Twitter oficial de la aerolínea Alas Uruguay respondió:

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas