¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

¿Dónde están los medios en Estados Unidos? Entrevista con Michael Copps

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) es una agencia independiente del gobierno de los Estados Unidos, cuya misión es asegurar los servicios de comunicación en todo el país. Como es de esperar, muchas veces surgen debates [en] respecto a las políticas de la organización, ya que su rol es tratar los temas de interés público, los monopolios y la regulación de los medios en Estados Unidos.

Michael Copps [en] trabajó durante dos períodos en la FCC, como comisario y luego, además, como director general de la organización. Se opuso a  la consolidación de los medios en Estados Unidos (una práctica que favorece a las grandes corporaciones) y apoyó el Internet abierto. Actualmente dirige la Iniciativa de Reforma de la Democracia y los Medios [en] en Common Cause [en].

Como el interés de Rising Voices en los medios digitales es global, no nos ocupamos tanto del estado de los medios en lugares como los Estados Unidos. Sin embargo, entrevistamos a Michael Copps para conocer su punto de vista respecto del acceso universal a los medios en Estados Unidos.

Laura Morris: En Rising Voices informamos sobre el problema del acceso a los medios de comunicación en todo el mundo, lo que significa que en general no informamos extensamente sobre EE.UU. o Europa Occidental, ya que se consideran a ambos lugares líderes en las nuevas tecnologías. Pero usted ha dicho que aproximadamente un tercio de los estadounidenses no tiene conexión de banda ancha y ese porcentaje llega a un escandaloso 90 a 95% en los hogares de nativos norteamericanos. 

Como la necesidad de estar conectado es cada vez mayor, ¿puede explicarnos brevemente, para los que no sabemos, por qué Estados Unidos está en esta situación y qué significa esto para los ciudadanos? 

Michael Copps:  Estados Unidos está en esta situación lamentable respecto a las conexiones de banda ancha, porque durante muchos años nos cautivó la idea de que el “libre mercado” se ocuparía de todo y llevaría la banda ancha a todas partes, incluso hasta zonas donde no había planes de negocios para ello. No supimos ver la necesidad de la asociación productiva entre el sector privado y el sector público gubernamental, donde se estableciera claramente el objetivo del acceso universal en las políticas públicas y se acompañara esto con incentivos para hacerlo realidad.

LM: En julio, usted habló en la Conferencia de los Medios Públicos Nativos y la Asociación de Periodistas Estadounidenses Nativos; en Tempe, Arizona; y luego escribió en el blog de Common Cause [en] que veía “entusiasmo, espíritu emprendedor y muchos enfoques novedosos para traer telecomunicaciones e infraestructura de medios a tierras indígenas”, pero también dijo: “se remarcó acertadamente que los primeros estadounidenses son los que están en peor situación en cuanto a infraestructura en comunicaciones”. Y piensen esto: solo dos terceras partes de nuestros hermanos y hermanas que viven en territorio indígena tienen el servicio básico de telefonía… la realidad actual en territorio indígena es que no se está cerrando lentamente la brecha en el tema de las comunicaciones. En realidad, la brecha es cada vez más ancha y relega a otra generación de estadounidenses nativos a un futuro carente de las herramientas necesarias para convertirse en ciudadanos que participen plenamente en la vida del siglo XXI.” 

¿Cómo hicieron esos creadores de enfoques novedosos para sortear las barreras de acceso? ¿Pueden repetirse esas soluciones en otras partes? 

MC: Me alienta la innovación y el espíritu emprendedor que veo a nivel local y, por supuesto, lo que vi en tierras indígenas. Vi creatividad y hasta genialidad para traer las comunicaciones del siglo XXI a zonas de difícil acceso, incluso. Pero para que esto realmente funcione, necesitamos que nuestros dirigentes de políticas públicas tengan visión y necesitamos incentivos reales. Lo que no hicimos fue considerar la adopción y el acceso a la banda ancha como una misión nacional, a pesar de que ésta es la infraestructura central y primaria del siglo XXI. Sin acceso a una banda ancha asequible de alta velocidad, nuestros ciudadanos y nuestro país están trabajando con una mano atada a la espalda. No tener banda ancha significa no tener acceso a buenos empleos, buena educación y buena salud.

LM: ¿Puede describirnos brevemente los dos futuros posibles para los ciudadanos nativos estadounidenses en cuanto al acceso a los medios? ¿cuáles son las consecuencias si esas barreras no se superan, o cómo podría ser ese futuro si esto se lograra?

MC: Creo que la respuesta básica aquí está en las últimas frases de la respuesta anterior. Por un camino, hay más estancamiento, muy pocos trabajos, poca educación, falta de acceso a la salud y en general puertas cerradas a la expansión de las oportunidades igualitarias. Por el otro camino, — con objetivos claros, incentivos reales y la cooperación entre el sector privado y todos los niveles del sector público (incluyendo el hacer realidad la relación de confianza y el estatus único de las personas nativas)–, hay un futuro que puede transformar la promesa en realidad. Si no tomamos el último camino, no veo un buen futuro para nuestra nación.

LM: Combatir los monopolios de las grandes compañías de medios podría significar grandes cambios de políticas en Estados Unidos. Pero usted también sugirió que los incentivos para asociaciones productivas público-privadas podrían ayudar. 

¿Podría decirnos lo que ve como particularmente útil en términos de asociaciones público-privadas? ¿Cómo podrían jugar los ciudadanos un rol en este hipotético futuro para sortear los problemas de los grandes monopolios de los medios de comunicación?

MC: Los monopolios en los medios han causado que haya muchos menos medios de comunicación locales, independientes y variados. Las minorías y los grupos diferentes se encontraron con muchas más dificultades para hacer escuchar sus voces y sus valores en nuestro contexto presente de medios consolidados. La Comisión Federal de Comunicaciones continúa bendiciendo esta manía de la fusión; Ya es tiempo de que la FCC comience a decir que “NO” a estas fusiones. Pero la FCC y el Congreso necesitan escuchar del pueblo estadounidense que ya ha sido suficiente. Una consecuencia especialmente dañina de la nacionalización de nuestros medios de comunicación ha sido tener menos salas de prensa, menos periodistas en la calle y mucho menos periodismo de investigación. No hay una prensa enérgica que responsabilice a las personas con poder. Otra consecuencia es la manera en que los intereses particulares y la casi ilimitada cantidad de dinero torció nuestro sistema político…

LM: En el blog de Common Cause [en] usted ha llamado recientemente a los periodistas a que informen acerca de las prácticas de los medios de comunicación, preguntando “¿cuál es la responsabilidad de los periodistas en informar sobre los cambios radicales que han empobrecido tan dramáticamente a nuestros medios?”; pero al considerar el actual estado monopolizado de los medios estadounidenses, un periodista podría como mínimo ser censurado y en el peor de los casos perder su trabajo al tratar de publicar esa información

¿Es aquí donde aparece el periodismo ciudadano? ¿Usted considera que el periodismo ciudadano tiene un rol en los EE.UU.?, ¿así como ha demostrado ser eficaz en otras acciones alrededor del mundo? 

MC: El periodismo ciudadano puede jugar un rol importante en sacarnos del pozo que nosotros mismos hemos cavado. Querría que tuviéramos más incentivos para apoyar ese periodismo, pero me siento animado por lo que he visto al ayudar a restaurar algunos aspectos de las noticias locales y el punto de vista independiente. Debemos encontrar maneras de estimular esto en el nuevo medio de Internet y en los medios tradicionales de radio y televisión y también diarios. Cuando estuve hace poco con los Medios Públicos Nativos, conocí muchas iniciativas que ya están en marcha. Ahora debemos encontrar formas de apoyarlas y de crear muchas, muchas más.

Sourcewatch [en] citó a Michael Copps durante la Conferencia Nacional sobre la Reforma de los Medios de Comunicación [en] de 2003:

Hablen entre las familias, hablen entre los amigos, usen los medios a los que tengan acceso y tengan deseos de hacer algo al respecto: hablen en las radios si pueden, pero también manden cartas al editor. Algo muy importante es Internet; he visto el poder que tiene Internet para cambiar los términos del debate público, y lo he visto también aquí mismo, sobre este tema. Así que pienso que lo que deben hacer los blogueros es continuar con su compromiso.

Michael Copps suele escribir en el blog de Common Cause [en]

1 Comentario

  • […] y qué es lo que reportan,  es algo que nos atañe a los ciudadanos. Tal como lo estableciera Michael Coops, “Los monopolios en los medios han causado que haya muchos menos medios de comunicación […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.