¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

¿Insulto o perjuicio? Explorando la difamación en línea

En muchos países, la línea entre el derecho a la libre expresión y el derecho de una persona a proteger su reputación es muy borrosa. En la era de Internet, el asunto se ha vuelto más complejo aun.

Internet ha creado nuevas oportunidades para que las personas expresen sus propias opiniones, pero en muchos países, cuando se habla críticamente de otra persona en línea, los usuarios se pueden arriesgar a violar leyes contra el discurso difamatorio.

Image by allenknightwalker (CC BY 3.0)

Imagen de allenknightwalker (CC BY 3.0).

Una afirmación difamatoria [en] es una alegación falsa que perjudica la reputación de una persona y la expone a menosprecio pública, odio o ridículo. Para ser considerada perjudicial, una afirmación debe ser objetivamente falsa. En la mayoría de países, expresar una opinión negativa de otra persona no se ve como algo difamatorio, aunque hay excepciones. Para que un acusado sea condenado por difamación, los fiscales también deben demostrar cómo la afirmación presuntamente difamatoria afectó la reputación del demandante. Por ejemplo, si una persona fue despedida de su trabajo por falsas afirmaciones publicadas en su contra en un sitio web de noticias, podría iniciar una demanda de difamación contra el sitio web o el autor del artículo.

Una caso reciente [en] que involucra el sitio de reseñas de negocios Yelp ofrece un buen ejemplo de cómo puede funcionar la difamación en el mundo en línea. Una mujer en Estados Unidos publicó en Yelp una dura reseña de un contratista para reparaciones del hogar, donde acusaba al contratista de malograr su casa, de cobrarle cantidades adicionales y de robar joyas. El contratista presentó una demanda de difamación contra la mujer, alegando que las acusaciones eran falsas y sosteniendo que su empresa había perdido clientes debido al daño que la publicación de la mujer le había hecho a su reputación. Según el Washington Post [en], la cantidad de demandas por difamación por reseñas en línea en sitios como Yelp y TripAdvisor ha crecido en los años recientes.

De país a país, otra importante distinción que debe hacerse es si la difamación es una ofensa civil o penal. En países donde la difamación se define como una ofensa penal, una persona que publica en línea un mensaje criticando a otra puede enfrentar un proceso penal y prisión. En un régimen de difamación civil, quien publica simplemente sería demandado por la parte afectada para el pago de una compensación. El grupo de defensoría de libertad de prensa internacional Article 19 describe las leyes de difamación penal como “inherentemente duras” y sostiene que tienen un “desproporcionado efecto desalentador en la libre expresión”. Sin embargo, la difamación ciivl también puede tener un efecto desalentador en la libertad de expresión cuando fija montos de compensación desproporcionados.

Article 19 ha elaborado una útil herramienta de visualización para mostrar el estado actual de las leyes de difamación a nivel mundial [en]. Estos mapas interactivos diferencian entre difamación penal y civil y también incluyen a los países en donde se ha iniciado un proceso de despenalización total o parcial de la difamación. Article 19 escribe [en] que el objetivo del proyecto es poder trazar una línea entre leyes de difamación que sirven al legítimo propósito de proteger a una persona de ataques injustificados basados en información falsa y leyes trazadas explícitamente para restringir la libertad de expresión. Visita su sitio y su proyecto de trazado de mapas [en] para saber más.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.