¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Tecnología para la Transparencia: Jagoree

(Todos los enlaces llevan a páginas en inglés, salvo que se indique lo contrario)

Artículo escrito originalmente por Aparna Ray para Technology for Transparency Network, un proyecto de Global Voices.

Vista Rápida

Jagoree tiene como objetivo permitir a los jóvenes de Dhaka, Bangladesh, involucrarse en los procesos políticos mediante análisis informados, defensa y activismo.

Fundadores: Mridul Chowdhury, Tahmina Khanam, Mahrukh Mohiuddin, Rubayat Khan
Idiomas: bengalí, inglés
Fecha de inicio: 1 de junio de 2008
Presupuesto anual 2008: $1500
Presupuesto anual 2009: $1500
Presupuesto anual 2010: $2000
Escala del proyecto:
Tipos de herramientas: ,
Localización: Bangladesh

Contexto

Jagoree es una plataforma independiente que tiene como objetivo permitir a los jóvenes de Dhaka, Bangladesh, involucrarse y participar en los procesos políticos mediante análisis informados, defensa y activismo. Jagoree utiliza tecnología en internet como Facebook, Twitter y blogs, tanto en inglés como en bengalí, y está trabajando en dos nuevas iniciativas en internet.

La primera es el Jagorometer, cuyo objetivo es hacer un seguimiento de las promesas que hizo el gobierno de la Liga Awami en su manifiesto electoral (llamado «Carta por el cambio») antes de las elecciones generales de 2008. Los datos para el Jagorometer se basan principalmente en el análisis de artículos por parte del equipo central de Jagoree en periódicos importantes ingleses y bengalíes.

La segunda es el Digital Bangladesh Tracker, cuyo objetivo es controlar el progreso del país hacia el logro de la visión del Bangladesh digital.

Multimedia

Entrevista a Mahrukh Mohiuddin de Jagoree
Fecha del audio: 15 de septiembre de 2010

Entrevista

Cuéntame un poco sobre vuestro proyecto:

Me llamo Mahrukh Mohiuddin, soy uno de los cofundadores de Jagoree. Fuímos cuatro de nosotros los que empezamos comentando la idea. Compartimos algunas frustraciones y sueños comunes sobre cómo queríamos ver el activismo ciudadano. Parecía que todos compartíamos en cierto modo el mismo tipo de sentimiento.

La gente no se da cuenta de que su disociación completa de la política sólo puede empeorar las cosas –porque si no te involucras y no tratas de mejorar las cosas, ¿quién lo va a hacer por ti? Comprendimos que tenemos que formar parte de la política para influir en ella, aunque sea un poco; [tenemos que] empezar por crear un punto de apoyo e intentar darle sentido a lo que ahora mismo no lo tiene.

Permíteme contarte nuestra iniciativa más reciente en torno a la Constitución. El gobierno actual está restaurando la Constitución original de 1972. Teníamos muchas preguntas sobre las implicaciones de tener restaurada la Constitución original, ya que algunas de las enmiendas realizadas eran, en cierto modo, contradictorias a la esencia de la Constitución original. Así que, organizamos una mesa redonda en colaboración con uno de los principales diarios, que estuvo muy receptivo a nuestra propuesta y ofreció espacio e incluso cobertura de noticias –y tuvimos una excelente respuesta por parte de muchos estudiantes y representantes de comunidades minoritarias que se reunieron para hacer preguntas. Lo que resultó incluso más estimulante fue que el autor de la Constitución original, el Dr. Kamal Hossain, mostrara interés en formar parte de esto. En estas ocasiones sentimos que lo que estamos haciendo avanza realmente en alguna dirección y que tiene una buena acogida entre la comunidad de jóvenes y también entre los veteranos que han jugado un papel significativo en diferentes procesos políticos.

Otra iniciativa que quiero contarte es el «Jagorometer», que es un marcador por internet que estamos intentando hacer para cinco sectores: energía, educación, juicios por crímenes de guerra, salud y comercio e industria. Lo estamos examinando y el seguimiento de algunas de las promesas del manifiesto electoral de la Liga Awami se basa en reportajes de periódicos, en los que vemos como el gobierno avanza para hacer realidad sus promesas.

¿Cuál es su visión del proyecto?

Algunos de nuestros valores fundamentales son que queremos ser percibidos como progresistas, justos, independientes y positivos en nuestro enfoque –una plataforma a favor de la gente, inclusiva y diversa, en la que se alimente un liderazgo positivo. Nuestra visión de futuro es que queremos ver a Bangladesh como un país en el que los jóvenes sean fuerzas políticas activas y progresistas que determinen el futuro de nuestra nación.

Queremos ser una plataforma que permita que los jóvenes puedan llevar a cabo sus sueños de involucrarse en la política y expresar sus preocupaciones sobre la política y los asuntos políticos. Por eso, queremos proporcionar ese espacio y esa plataforma a la gente que no muestra miedo –ese es el vacío que queremos llenar.

En la actualidad, ya que se trata de una iniciativa voluntaria, queremos responder a los incidentes políticos significativos que se produzcan y ser capaces de juntar las opiniones de los jóvenes en respuesta a esos cambios –ya sea en respuesta a cambios en la Constitución, en la política energética o en la política educativa. Queremos, al menos, mostrar que hay una opinión informada significativa por parte de la juventud ahí fuera que necesita que aquellos que están en el poder o tienen la autoridad de producir cambios en la política o en el panorama político la tengan en cuenta.

Diría que nuestros sueños van más allá de lo que somos capaces de conseguir en este momento, pero estamos trabajando poco a poco para conseguirlo. Por eso, en lo que realmente nos centramos es en cada oportunidad que tenemos de mostrar las opiniones de los jóvenes en los procesos políticos actuales.

A corto plazo, queremos seguir haciendo lo que hacemos, pero de forma más consistente. Asociarnos será esencial en nuestro futuro. No creemos que estemos compitiendo con otras organizaciones que trabajan también en el campo del activismo ciudadano y pensamos que es algo positivo que haya cada vez más plataformas expandiéndose en el área del activismo ciudadano. Uno de nuestros objetivos futuros es asociarnos con organizaciones que se centren en asuntos específicos, en lugar de asuntos generales.

¿Cómo se ha transformado vuestro trabajo en cambio fuera de internet en la actualidad?

Con los años, ha habido un creciente reconocimiento y agradecimiento a nuestro trabajo, a pesar de que no hemos hecho ningún esfuerzo activo en hacer campaña. Por eso, teniendo en cuenta que llevamos sólo dos años y que ha sido una iniciativa voluntaria todo el tiempo, consideramos este reconocimiento como uno de los impactos, especialmente por ser un reconocimiento positivo. Realmente queremos pulirlo un poco más y tener la oportunidad de concienciar sobre cuál es nuestra misión, involucrando cada vez a más gente mientras vamos progresando.

Además, un impacto más pequeño que me gustaría mencionar es una iniciativa que aceptamos sobre productos agrícolas y asegurar a los agricultores precios justos. Organizamos una cadena humana y publicamos algunos artículos sobre asegurar precios justos. Parece que se estaba tomando en serio y algunas de las demandas que pusimos –no sé si fue por ser nuestra iniciativa o por ser un esfuerzo colectivo– pero esas demandas fueron aceptadas por el Ministerio y los precios se establecieron en consecuencia.

¿Cuáles son los mayores obstáculos a su éxito?

Uno de los mayores obstáculos es no poder dedicarnos a esto a tiempo completo. Todos trabajamos de forma voluntaria y es difícil mantener algo consistente cuando eres voluntario, porque tienes otras prioridades, a menudo más urgentes, que a veces te quitan tiempo. Eso es algo que estamos intentando resolver, quizás formalizando la organización para que nuestro trabajo sea consistente.

Otro obstáculo que tenemos es en lo que respecta a involucrar a más gente y más opiniones jóvenes, que es nuestro principal objetivo. A menudo nos encontramos con personas no comprometidas porque tratamos asuntos serios –algo que por lo general no atrae a un gran número de jóvenes. Por eso, queremos relacionar todas nuestras actividades con algo divertido. Por ejemplo, actualmente estamos planificando una competición de viñetas a través de la que los estudiantes pueden expresar sus opiniones e involucrarse en el activismo político mediante viñetas. Queremos usar medios divertidos e interesantes, que sean atractivos para los jóvenes, quienes tienen muchas otras cosas interesantes que hacer. Además, algo que queremos hacer poco a poco es colaborar con los medios de comunicación de forma activa, publicar artículos, etc, así como ser conscientes de lo que necesitamos en los medios de comunicación para dar a conocer la plataforma y conseguir una mayor conciencia y aceptabilidad.

Una de las cosas que queremos es aprovechar la participación en internet. Tenemos un blog que queremos mantener activo y además, queremos formar parte de plataformas que ya tienen blogs en los que participan de forma activa muchos jóvenes bangladesíes —por ejemplo, Somewherein blog [una comunidad de blogs bengalí], para que haya también una participación activa en internet, en paralelo a nuestras actividades fuera de internet. Queremos poner en marcha campañas de debate para hablar sobre la participación en política, en la ciudadanía activa y también en los análisis informados.

¿Por qué la gente utiliza sus herramientas?

Los 15 que formamos el grupo central buscábamos una plataforma como esta y cuando creamos Jagoree y vimos esta respuesta, nos dimos cuenta de que había otros que buscaban activamente una plataforma como esta. Quizás no sea una masa crítica con un gran número de personas, pero si son realmente los que piensan y los que han querido una plataforma para expresarse, esos son los que nosotros estamos buscando de verdad y quizás ellos nos estén buscando a nosotros también. Cada vez que hay una nueva iniciativa nos damos cuenta de que una o dos personas nuevas que se involucraron con nosotros, siguen con nosotros; lo que nos da confianza de que hay personas por ahí que desearían involucrarse.

¿Cuál es su rol cívico?

Creo que nuestra visión es querer ser críticos sin ser necesariamente oponentes. También queremos ser capaces de alabar al gobierno cuando tome iniciativas positivas. Creo que nuestro principal objetivo es considerar iniciativas en beneficio de la gente, cualquier cosa que determinemos en beneficio de la gente, que entendamos que sea en su beneficio, lo defenderemos.

Queremos apoyar al gobierno a entender las opiniones de la gente. No queremos debilitar al gobierno. Estoy seguro que el gobierno tiene muchas otras herramientas para entender las opiniones de la gente, pero hay muchos intereses establecidos que guían las decisiones políticas. Por eso, hay áreas en las que queremos estar atentos y ser capaces de levantar las banderas para que el gobierno sepa que los ciudadanos no están dormidos y no son conscientes de lo que está pasando en realidad. Podría ser demasiado ambicioso decir esto en este momento, pero nos gustaría que el gobierno se mantenga alerta y que sepa que hay algo más allá de observar lo que están haciendo desde su edificio parlamentario.

¿Cuál es su relación con el sector privado?

No nos hemos arriesgado mucho en la rendición de cuentas del sector privado en sí mismo, pero te puedo decir que, al menos, en una iniciativa hemos intentado involucrar al sector privado para que expresara sus preocupaciones. El año pasado había cierta preocupación por la energía, sector en el que queríamos también involucrar al sector privado en relación a sus preocupaciones –es decir, que ocurre cuando tenemos una crisis energética si todo lo que hace el gobierno es desfavorable para la situación energética del país. Ahí es donde queríamos llegar y utilizar nuestra plataforma para expresar sus preocupaciones.

¿Se ha copiado su trabajo?

Supongo que podrías decir que nuestro trabajo ha inspirado a organizaciones similares como UNYSAB –United Nations Youth and Students Association of Bangladesh– y otras organizaciones de jóvenes que también han tenido discusiones sobre el presupuesto. Hemos visto en el último año o así que algunas de estas organizaciones también han llevado a cabo iniciativas similares. Yo no diría que las han copiado en sí mismas, porque creo que la palabra «política» aún es una palabra tabú y algunas de las organizaciones aún no se sienten cómodas diciendo que hablan de política o que participan en discusiones políticas. Ahí es donde queremos mantener esa actitud de que lo que nos preocupa es la participación política. Sin embargo, en otras formas de activismo comunitario y de activismo cívico creo que ha habido otras organizaciones desempeñando papeles de defensa, aunque no estoy seguro de que se haya copiado nuestro enfoque en tan poco tiempo.

¿Su trabajo es una copia de otro proyecto?

Había un par de cosas detrás de esto. Yo estuve viviendo en Estados Unidos haciendo mi máster y trabajando hasta finales de 2006. Era el 35 aniversario de la independencia de Bangladesh y queríamos dar una conferencia para celebrar la ocasión. Esta conferencia era sobre derechos humanos y la hicimos en la Universidad de Harvard. Esto fue antes de planificar mi regreso a Bangladesh. Le pusimos de título a esa conferencia “Dueños de nuestro futuro”, y ese fue el comienzo de la idea, diría yo, porque fue ahí donde muchos estudiantes y profesionales bengalíes se unieron y muchos de nosotros compartimos nuestros sueños.

Algunos de nosotros regresamos después de eso y queríamos mantener vivo el espíritu. Había ciertas cosas que queríamos hacer, como viajar alrededor del mundo, considerar iniciativas dirigidas por la comunidad. Hay otro grupo llamado Drishtipat, que es una organización de derechos humanos con la que tuvimos una especie de diálogo. Estábamos conectados en cierto modo con ese grupo. Había, también, otra iniciativa que tenía un espíritu similar. Se llamaba Firiye Aano Bangladesh (Devuelvan Bangladesh) pero, por alguna razón, el grupo no permaneció junto durante mucho tiempo. Antes de que el gobierno de transición tomara el poder, Firiye Aano Bangladesh organizó un concierto y habló sobre la participación cívica, los derechos de los ciudadanos y cosas así. Supongo que después de que el gobierno de transición tomara el poder, había un motivo para Firiye Aano Bangladesh, algo de lo que encargarse; por eso, ahora ya las cosas mejorarán por sí solas. Estas iniciativas estaban ahí, pero si te refieres a un movimiento dirigido puramente por jóvenes como el que concebíamos nosotros, entonces puedo afirmar con toda seguridad que el nuestro era algo bastante nuevo que queríamos crear.

¿Con qué organizaciones con procesos de transparencia o rendición de cuentas trabajan?

De momento con ninguna. Sabemos que la organización Transparencia Internacional Bangladesh tiene también iniciativas parecidas y que centran su trabajo en la forma de gobierno y en la corrupción, pero en realidad no hemos trabajado con ellos. Los medios de comunicación también juegan un papel muy importante a la hora de asegurar transparencia y rendición de cuentas y, aunque hasta el momento no hemos colaborado mucho con los medios de comunicación, creo que trabajar codo con codo con ellos es una forma de conseguir nuestros objetivos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.