A menudo se ha etiquetado a los asiáticos como malos conductores. El blog ROK Drop ha desmentido [en] con datos estadísticos este estereotipo de ”malos conductores asiáticos”.