Mientras el ‘escándalo de la carne de caballo‘ [en] sigue enfureciendo a Europa, Chris Merriman (extranjero que vive en Kazajistán) escribe [en] en su blog que la carne de caballo es alimento perfectamente comestible:

Acá en Kazajistán, sobre todo para los kazajos, el caballo se considera carne normal y comestible, de la misma manera en que lo es el pollo, la res o el pescado. Aunque a los caballos criados para comer se les trata muy diferentemente, y ciertamente tienen un aspecto diferente de los que están destinados a las carreras o el transporte en las estepas, un caballo es apenas otro animal que sirve a un propósito.