Cualquier usuario de YouTube ahora puede sincronizar su cuenta directamente [en] al servicio de subtítulado mundial Amara [en] e invitar a voluntarios para traducir videos. Los subtítulos se crean en la plataforma de Amara, pero se sincronizan automáticamente a YouTube.