¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

De Gabón a Mali: Las intervenciones militares francesas en África

El pasado 11 de enero comenzó la intervención militar francesa en Mali, denominada Operación Serval, tras el avance de los grupos islamistas hacia Bamako. Celebrada por una parte de la población de Mali [en] y por numerosos observadores extranjeros [fr], esta intervención se aparta no obstante de la línea de conducta no intervencionista del presidente francés François Hollande en África.


Ver la intervención militar extranjera en Mali en un mapa más grande

Mapa interactivo de Google de la guerra de Mali por Jeune Afrique ]

François d’Alençon escribe en África: Por qué las intervenciones francesas no suscitan protestas [fr]:

Bizarre, bizarre… L’intervention française au Mali ne dérange personne alors que des actions américaines similaires soulèveraient des tempêtes de protestation… De l’avantage de ne pas être une super puissance.

Raro, raro… La intervención francesa en Mali no molesta a nadie, mientras que una acción americana similar provocaría tormentas de protestas… Ventajas de no ser una superpotencia.

Y para ilustrar lo que dice, cita algunos extractos del periódico checo Lidové noviny [cs]:

Les Français sont intervenus plus de 50 fois en Afrique depuis 1960. Ils ont combattu au Tchad, dans la guerre non déclarée avec la Libye, protégé les régimes de Djibouti et de République Centrafricaine des rebelles, empêché un coup d’état aux Comores, sont intervenus en Côte d’Ivoire. Que ce soit pour préserver des intérêts économiques, protéger les ressortissants français ou démontrer le statut de grande puissance du pays, les locataires de l’Élysée, de gauche comme de droite, ont fréquemment manifesté leur penchant pour les actions unilatérales. … Pourtant personne n’a jamais protesté. … Si les États-Unis intervenaient avec une telle véhémence, il y aurait des protestations interminables en Europe. Et les ambassades américaines verraient défiler des diplomates fâchés, à commencer par les Français.

Desde 1960, los franceses han intervenido más de 50 veces en África. Han combatido en el Chad, en la guerra no declarada con Libia, han protegido los regímenes de Yibuti y la República Centroafricana de los rebeldes, impedido un golpe de estado en las Comoras, han intervenido en Costa de Marfil. Cualquier cosa por preservar los intereses económicos, proteger a los expatriados franceses o demostrar la posición de gran potencia del país, los ocupantes del Elíseo, tanto de derecha como de izquierda, han manifestado con frecuencia su inclinación por las acciones unilaterales. (…) Y sin embargo, nunca ha protestado nadie. (…) Si los Estados Unidos intervinieran con tal vehemencia, habría protestas interminables en Europa. Y las embajadas americanas verían desfilar a diplomáticos enfadados, empezando por los franceses.

Mapa de la rebelión tuareg en Azawad, al norte de Mali, en el que se indican los ataques de los rebeldes hasta el 5 de abril de 2012

Mapa de la rebelión tuareg en Azawad, al norte de Mali, en el que se indican los ataques de los rebeldes hasta el 5 de abril de 2012, por Orionist en wikipédia (CC-BY-3.0)

La siguiente es una cronología de estas intervenciones francesas (que son numerosas, pero contrariamente a lo que afirma el periódico, menos de 50), que se ha realizado utilizando el recuerdo de las principales intervenciones militares francesas en África [fr] de Nestor N’Gampoula y el de Jean-Patrick Grumberg para Dreuz.info [fr], en la que se señala que estas intervenciones militares de Francia en África se han producido sobre todo en sus antiguas colonias [fr]:

En 1964, tras una tentativa de golpe de estado contra el régimen anterior, tropas aerotransportadas desembarcaban en Libreville, Gabón.

De 1968 a 1972, varios contingentes franceses participaron en la lucha contra los rebeldes en la región de Tibesti [fr], al norte de Chad.

En 1978, en Zaire (actualmente, Republica Democrática del Congo), 600 legionarios franceses se desplegaron en la ciudad de Kolwezi, al sureste del país, para ayudar a miles de africanos y europeos amenazados por los rebeldes katangas. Esta misión fue la respuesta a la solicitud de ayuda del presidente Mobutu Sese Seko. La operación costó la vida a cinco legionarios, pero permitió la evacuación de 2700 occidentales.

En 1979, en la República Centroafricana, el emperador Jean-Bedel Bokassa I es depuesto por paracaidistas franceses en la operación Barracuda [en].

De 1983 a 1984, en Chad, Francia inicia la Operación Manta [en], dotada con 3000 hombres, para hacer frente a una ofensiva de los opositores armados apoyados por Libia.

Dos años después, en 1986, en otra acción militar francesa, denominada «operación Gavilán» [en], se desplegó una fuerza predominantemente aérea tras una ofensiva antigubernamental.

En 1989, en las Comoras, tras el asesinato del presidente Ahmed Abdallah y la toma del control del país por los mercenarios del francés Bob Denard, unos 200 soldados franceses desembarcaron en la zona, obligando a los mercenarios a dejar el país.

En 1990, París envía tropas a Libreville y a Port-Gentil, en Gabón, como refuerzo de un dispositivo francés, después de que se produjeran graves revueltas. La operación permitió la evacuación de unos 1800 extranjeros.

En 1991 en Zaire (actualmente, la Republica Democrática del Congo), tropas belgas y francesas consiguen evacuar a extranjeros tras producirse violentos disturbios y pillajes en el país.

En 1991, tropas francesas con base en Yibuti apoyan la rebelión afar [fr] y desarman a los soldados etíopes que atraviesan la frontera tras la destitución del presidente etíope Mengistu Hailé Mariam.

En 1994, soldados franceses y belgas evacuan a los europeos de Ruanda, mientras los hutus masacran a cientos de miles de tutsis. Ese mismo año, unos 2500 soldados franceses, apoyados por contingentes de países africanos, lanzan la «operación Turquesa» [en], descrita como un esfuerzo humanitario, desde Zaire, al este de Ruanda.

En 1995, un millar de hombres participan en la operación Azalea [en], acabando con un nuevo golpe de estado de Denard contra el presidente Saïd Mohamed Djohar [en] en las Comoras.

En 1996, en la República Centroafricana, en respuesta a las revueltas contra el presidente electo Ange-Félix Patassé, la operación Almandin [fr] asegura la seguridad de los extranjeros y después la evacuación de 1600 personas.

Al año siguiente, en 1997, concretamente tras el asesinato de dos militares franceses, se organiza una operación francesa contra los desórdenes sucedidos en Bangui (República Centroafricana).

Ese mismo año, unos 1200 soldados franceses ayudan a los expatriados franceses y africanos durante los combates entre el ejército congoleño y los partidarios del jefe militar congoleño Denis Sassou Nguesso, hoy presidente de la República del Congo.

En 2002, las fuerzas francesas llevan a cabo la operación Unicornio [en] para ayudar a los occidentales atrapados en un levantamiento militar que pretende dividir Costa de Marfil en dos.

En 2003, en Zaire (actualmente, República Democrática del Congo), la operación Artemis [fr] en Ituri, al noreste del país, asegura la zona y pone fin a las masacres antes del despliegue de 2000 cascos azules, de los que el 80% son franceses.

En 2004, destruyen en Costa de Marfil la pequeña fuerza aérea del país después de que las fuerzas gubernamentales bombardeen una base francesa.

En 2008, una nueva intervención francesa refuerza el régimen del presidente chadiano Idriss Deby y evacua a los extranjeros durante los ataques de los rebeldes llegados desde el vecino Sudán.

En 2011, en Libia, los aviones franceses son los primeros en bombardear a las fuerzas de Muamar el Gadafi en el mes de marzo, tras el voto a favor de la ONU, que autoriza la intervención en Libia para proteger a los civiles atrapados en una rebelión contra Gadafi. La OTAN tomó el mando de la misión global el 31 de marzo, lo que permitió a los rebeldes libios vencer a las fuerzas del gobierno y tomar el poder.

En 2011, en Costa de Marfil, las fuerzas francesas inclinan la balanza del lado de las fuerzas de la ONU en la guerra civil que estalló después de que Laurent Gbagbo rechazase dimitir y aceptar la victoria electoral de Alassane Ouattara como presidente.

Francia había decidido romper con su papel de «gendarme de África» rehusando intervenir una vez más en la República Centroafricana, donde François Bozizé (antiguo jefe del ejército llegado al poder por un golpe de estado que derrocó al presidente electo Ange-Félix Patassé el 15 de marzo de 2003) se enfrenta a una rebelión. Pero no contaban con los sucesos de Mali [en]:

2013 – Mali – Los franceses bombardean a los rebeldes islamistas después de que hayan intentado ampliar sus bases dirigiéndose a la capital del país, Bamako. Francia ya había avisado de que el control del norte de Mali por los rebeldes representaba una amenaza para la seguridad en Europa.

Durante el mismo tiempo, Francia organiza una operación comando para intentar salvar a un rehén francés retenido por los militantes de Al Shabbaab en Somalia, también relacionados con Al Qaeda. El rehén resultó muerto [fr].

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.