¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Masa crítica: Ruedas de activismo llegan a Salvador, Brasil

El movimiento internacional de ciclismo Masa Crítica -o Bicicletadas [pt] como se le conoce en portugués brasileño- se ha ganado el corazón de los brasileños, pues los autos han llegado a un punto de saturación en las congestionadas pistas del país.

De visita en la ciudad de Salvador en Brasil, Thiana Biondo, colaboradora de Global Voices conoció más de la ‘Bicicletada’ Masa Crítica [pt]. A continuación los primeros extractos de una entrevista con dos activistas de masa crítica en Salvador - Roque Junior, estudiante de Urbanismo en la Universidad Estatal de Bahía y Rosa Ribeiro, estudiante de Doctorado en el Curso de Arquitectura y Urbanismo en la Universidad Federal de Bahía.

Global Voices (GV): ¿Cuándo comenzaste a ir en bibicleta por la ciudad de Salvador?

Roque Junior (RJ): He vivido en Salvador más de 20 años y andado en bicicleta desde hace 10. Cuando empecé a salir en bicicleta acá, no me daba cuenta de los problemas relacionados con la ciudad; el tráfico y todas las dificultades que después noté y entendí de manera muy empírica con un amigo.

Bicicletada Salvador Massa Crítica (5.302 likes)

Foto de Bicicletada Salvador Massa Crítica (con 5,302 marcas de ME GUSTA).

Empecé a salir en bicicleta con él, pero no en recorridos largos. Iba a hacer encargos en la ciudad, en barrios cercanos, pero no iba por avenidas muy congestionadas y no me daba cuenta del uso de una bicicleta como medio de transporte.

El momento decisivo fue hace como tres años, más o menos, cuando empecé a usar mi bicicleta para ir todos los días a trabajar, una distancia de 15.5 km, desde el barrio de Barra al de Imbuí. Este recorrido me molestaba, todo esto de los buses, y nunca me gustaron mucho los autos. Lo que pasó fue que un día determinado, dije “trataré”, “trataré [de usar la bicicleta] y ver cómo van las cosas”. Lo hice por primera vez. Me di cuenta de que no era un problema porque la ruta no es la misma para el bus o los autos, en general, porque voy por la costa, y por la costa tengo suerte de tener, por un largo trecho, una ciclovía. Poco a poco me puse en forma, lo que también es importante, y después de eso, empecé a usar la bicicleta a diario como medio de transporte.

Rosa Ribeiro (RR): Yo iba en bicicleta por el Parque Pituaçu [pt], pues ya tenía el esquema de que tomas la bicicleta en auto a Pituaçu o la costa. Yo usaba la bicicleta por placer, pero mi momento decisivo (risas), para copiar un poco el término usado por Roque, ocurrió hace siete años. En 2004, empecé a hacer mi trabajo de graduación en la Facultad de Arquitectura. Un día, mi auto se malogró en la Avenida Paralela [pt], así que fui a buscar ayuda y algunas personas lograron sacar el auto fuera del camino hacia la zona de Bairro da Paz [pt]. Luego de acercarme a esas personas, a partir de esa experiencia, dije, rayos, creo que mi proyecto de graduación estará acá. Empecé a caminar por el barrio para observar… Me quedaba en una plaza mirando a la gente y los montones de bicicletas que pasaban, en su mayoría montadas por hombres y niños. Así que un día le pregunté a alguien “oiga, ¿qué hay de esas bicicletas? ¿A dónde van? ¿Hay algún concurso o competencia, hay algún parque por acá?” Dijeron que “no, nada que yo sepa”. A partir de esa extraña sensación, empecé a investigar más y entonces me di cuenta de que estas personas usaban su bicicleta a diario, que era algo absolutamente normal y que esos hombres usaban bicicletas como el principal medio de transporte.

A bike in the neighborhood of Piatã, Salvador, Bahia. Photo by DavidCampbell_ no Flickr (CC BY-NC 2.0)

Bicicleta en el barrio de Piatã, Salvador, Bahía. Foto de DavidCampbell_ en Flickr (CC BY-NC 2.0).

Recorrían distancias muy largas en la ciudad. Y lo que empezó siendo una opción de presupuesto, lo que significaba una manera de ahorrar en boletos de transporte en ese momento, y transformar ese boleto en dinero, intercambiable por pan o que se podía usar para comprar gas o incluso otras cosas… pero también hubo otra razón que los llevó a esto, y es que las bicicletas son, relativamente, un vehículo muy flexible y mucho más rápido, dentro de la ciudad de Salvador. Por ejemplo, uno de mis entrevistados, Emerson, salió a la zona de Bairro da Paz desde el barrio de Sete Portas en 35 minutos. En estos días, ¿qué bus o auto puede hacer una ruta como esa en 35 minutos?… Los que van en bicicleta en ese momento en Salvador, y creo que hasta en la mayoría de ciudades brasileñas, eran de población con bajos recursos, que están muy estigmatizados.

GV: He notado que animas a la gente a usar bicicletas como medio de transporte. ¿Cómo movilizas a la gente a que tomen conciencia del uso de bicicletas como medio de transporte? ¿A través de Facebook? ¿Hay otros canales de comunicación, reuniones? ¿Cómo funciona este ‘activismo de bicicleta'?

RJ: Hace unos tres años, cuando empecé a usar la bicicleta como medio de transporte, me interesé en esto, y empecé a buscar fuentes de información, sobre todo en Internet, blogs y noticias… Es interesante, cuando empezamos a prestar atención a algo, siempre vamos lentamente encontrando personas que están interesadas en esto. Empecé a encontrar personas con las que intercambiar ideas.

The story of Edward Luedy on his blog, De Velo in Salvador in August 2010

“Ayer, a las 14:00, un chofer de bus, en la vía ACM, casi me atropella”. La historia de Edward Luedy en su blog, De Velo en Salvador, en agosto de 2010.

Pronto, encontré el blog de Eduardo Luedy. Un día. publicó una historia sobre algo que le ocurrió en la vía ACM [pt]; un bus acelerado lo sacó de la ruta. Escribió un post en su blog y lo compartió en Facebook. Me molestó mucho la situación, pero a la vez me alegré ver esa historia de manera clara. Noté que tenía elementos para llamar la atención de la gente. Era la clase de situación por la que pueden pasar los ciclistas cuando van por la calle. Publiqué ese post en muchos canales. Así, mientras lo ponía en algunos sitios web, hice una lista de direcciones de algunas personas que no eran mis amigos, sino conocidos, gente a la que le podría interesar porque son ciclistas. Ese correo electrónco desarrolló una serie de acontecimientos y creo que fue un paso importante hacia ‘Bicicletada Salvador Masa Crítica'.

GV: ¿Cuánta gente participa en esa organización?

RJ: Durante un tiempo, era un grupo de unas 15 personas que hacían las reuniones, propuestas, afiches, banderolas. Pero en este momento, la ‘Bicicletada’ acá en Salvador, nunca tiene más de 90 personas participando en el día de una actividad.

RR: Mantener este grupo de 90 personas, que tuvimos algunos meses, tal vez un año, fue el resultado de un esfuerzo muy personal. La Bicicletada es un acontecimiento social. No sé si la gente va debido al activismo. Creo que hay un deseo de algunas personas de ir en bicicleta que reconocen… Hay mucha rotación dentro del grupo. En este momento, tenemos actividades con unas 25 personas.

La Bicicletada de Salvador ha tenido lugar en la ciudad desde 2010 y un proyecto llamado Ciudad Ciclista [pt], que es un sistema de ciclovías de más de 200 km ha sido ofrecido a la capital del estado federal de Bahía. Sea que el proyecto se dé o no, sea que se convierta en un símbolo de orgullo o de vergüenza nacional (como el metro, que no ha empezado a funcionar aunque su construcción empezó hace dos años), está por verse en los meses siguientes. En la segunda parte de la entrevista, Rosa y Roque hablarán más de las políticas públicas relacionadas con movilidad urbana en la ciudad de Salvador.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.