Siete asociaciones europeas de cultura libre emitieron una declaración [fr] protestando contra una sociedad pública-privada entre la Biblioteca Nacional Francesa BNF y la base de datos Proquest [fr], cuyo objetivo es digitalizar una gran cantidad de trabajos de dominio público y privatizarlos con un periodo de exclusividad de comercialización de diez años. El activista Philippe Aigrain explicó [fr] “la genealogía de este desastre” en su blog.