¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Corea del Sur: Cómo recuperar el gobierno de internet

El 11 de enero del 2012, el Foro por la neutralidad de la red [ko], un grupo surcoreano de organizaciones cívicas que luchan por la libertad en internet, organizó un seminario público en la Universidad de Konkuk [en] de Seúl, Corea del Sur, para abordar las preocupaciones sobre la disminución de la participación cívica en el gobierno de internet a escala mundial.

La abogada y experta en políticas de internet Borami Kim moderó el acto y uno de los principales ponentes fue el profesor Dongman Lee [en], del Instituto Superior de Ciencia y Tecnología de Corea (KAIST) [en] y pionero en el gobierno de internet en Corea. Entre los conferenciantes también figuraban Eung Hwi Chon, veterano activista cívico del Green Consumer's Network [en] (red de consumidores ecológicos), y Jae Yeon Kim, activista y miembro de Creative Commons Korea y de Global Voices Online.

La abogada Borami Kim. Fotografía de Jinbonet (CC BY).

La incómoda verdad sobre el gobierno de internet

Durante su conferencia, el profesor Dongman Lee enfatizó en lo que él mismo denominó como la verdad incómoda del gobierno de internet: “Mucha gente siente la tentación de creer que el ciberespacio es de facto un terreno de juego equilibrado.” Al menos a nivel de los recursos de las infraestructuras críticas, como el nombre del dominio y la dirección IP, las controversias sobre quién controla la red son más conspicuas. En los últimos años, muchas naciones, especialmente las potencias emergentes (como Rusia y China), han retado constantemente al control de Estados Unidos en lo que concierne a sus principios de internet. Por otro lado, Estados Unidos se ha enfrentado a la difícil tarea de crear un equilibrio entre el liderazgo mundial y su llamado interés nacional. Estos problemas pendientes se pusieron claramente de manifiesto en los recientes debates públicos a nivel mundial, especialmente durante la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) celebrada en Dubái a finales del años 2012.

A pesar de que Internet no se mencionara directamente en la resolución final de la CMTI, el profesor Lee alertó sobre las potenciales implicaciones del Artículo 5A que trata sobre los problemas de seguridad en la red. Como experto en tecnología, advirtió de que esta cláusula específica del documento de la CMTI podría causar problemas relacionados con los filtros mundiales para la libre circulación de la información. Afirmó que en el caso de que se diera esta situación, sería fatal para el futuro crecimiento de internet como un medio emancipador para todos.

El profesor Dongman Lee del KAIST. Fotografía de Jinbonet (CC BY).

Cómo las regulaciones de la red obstaculizaron la participación de la población coreana en el gobierno mundial de internet

Tras la conferencia del profesor Lee, la presentación de Hwi Chon estuvo más centrada en cómo las regulaciones de internet en Corea del Sur han entorpecido que la población civil del país pudiera participar en el gobierno de internet. Subrayó que, inicialmente, la sociedad civil había sido responsable de la gestión de la distribución de los nombres de los dominios y de las direcciones IP. Por ejemplo, desde el año 1986 hasta el 1994, los laboratorios del KAIST (el lugar donde nació internet en Corea y donde el profesor Kilnam Chon [en] condujo a sus estudiantes, incluido el profesor Lee, a iniciar el uso de internet en Asia) han controlado la administración de internet en el país. De hecho, ha sido una tendencia constante desde 1986 hasta 2004.

Sin embargo, en el año 2004, el gobierno coreano intervino en este entorno de autorregulación de internet al establecer la ley de gestión de nombres de dominio (en coreano, “인터넷주소자원법”). Esta ley dio poder al gobierno coreano para distribuir los nombres de los dominios y cobrar tasas sin tener las infraestructuras de control suficientes.

La sociedad civil coreana no tiene poder de decisión en cómo invertir ese dinero recaudado y este monopolio del gobierno sobre la distribución de los nombres de los dominios en el país ha creado una falta de transparencia y de responsabilidad. Además, esta cultura de esconder el modo en el que se toman de decisiones prevalece en la industria de la tecnología de la información y las comunicaciones (ICT), convirtiendo este mercado en una fuerte oligarquía. No sorprende entonces que, en términos de beneficios, Korea Telecom (KT) [en] tuviera en su poder casi la mitad (exactamente un 49.3%) del mercado del backbone [principales conexiones troncales de internet] durante el 2010.

El activista Eung Hwi Chon. Fotografía de Jinbonet (CC BY).

Cómo el activismo transnacional mantiene internet libre

En su ponencia, Jae Yeon Kim planteó la cuestión de lo que significa realmente un sistema de enfoque multilateral como principio para gobernar las fuentes relacionadas con internet, y cómo se podría poner en práctica.

Comenzó señalando que desde los primeros años del desarrollo de internet, el formato de los debates públicos en internet ha sido siempre la base, consensuada y transparente, en la que se ha sustentado. Este enfoque, también conocido como multistakeholderism (algo así como multilateralismo), no ha cambiado hasta la fecha. De hecho, el Internet Governance Forum [en], la sede donde tienen lugar todas las conversaciones sobre el gobierno de internet, e incluso la Unión internacional de telecomunicaciones, están adoptando este enfoque multilateral como principio básico y norma mundialmente aceptada. Sin embargo, lo complicado de este multistakeholderism es su ejecución: conseguir reunir a individuos y organizaciones, cuyos intereses y normas son diferentes, en la misma sala no garantiza que vayan a proponer una idea mejor.

En Corea del Sur es ya tradición desvirtuar por completo la idea: el gobierno normalmente se vale de expertos y de civiles cuidadosamente seleccionados (aquellos que están a favor de sus propuestas políticas) para legitimar de manera casi clandestina el proceso de adopción de decisiones, lo está muy lejos del espíritu del multistakeholderism. En vista de todo esto, Kim insistió en que en internet no solo las apariencias cuentan, sino también la sustancia y propuso que los principios de transparencia y de responsabilidad fueran obligatorios en Corea del Sur en el proceso de tomar cualquier decisión que esté relacionada con internet.

Kim también subrayó el hecho de que luchar en contra del control de la red únicamente dentro de Corea del Sur no es suficiente. Puesto que internet es un sistema global de comunicación, el aislacionismo no puede garantizar la victoria. Un sistema de control de la red local puede convertirse rápidamente en un sistema de filtro global. Por lo tanto, la respuesta para crear un contrapeso en oposición a las fuerzas que intentan controlar la libertad de flujo de la información es un activismo transnacional que abogue por la libertad de internet. Se comienza así a vislumbrar un activismo transnacional que busca la libertad de internet. Lo que todavía se desconoce es cómo este movimiento social conseguirá institucionalizarse en las bases nacionales e internacionales.

El activista Jae Yeon Kim. Fotografía de Jinbonet (CC BY).

En el subsiguiente debate, los asistentes que pertenecían a servicios de proveedores en línea (tales como NHN [en], Daum Communications, o SK Planet [en]), de organismos gubernamentales (como Korea Communications Commission [en] y Korea Internet Security & Agency), y otros activistas cívicos compartieron sus opiniones sobre los problemas del gobierno de internet en Corea y discutieron sobre cómo se podrían resolver estas cuestiones y cómo alcanzar mayores metas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.