¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

El Facebook ruso del horror: ¡Es una conspiración!

A mediados de enero, RuNet estuvo como un hervidero con la sórdida historia del aspirante a chef y desafortunado dueño de restaurante, Alexey Kabanov, que supuestamente estranguló a su esposa, Irina Cherska, y descuartizó su cadáver en un intento de escapar de la ley. Apenas una semana después, el asesinato de Irina se vio eclipsado por otras dos muertes — el asesinato [ru] del más influyente barón del crimen de Rusia y el suicidio [ru] de un refugiado politico ruso en los Países Bajos. No obstante, en los días inmediatos tras el arresto de Kabanov, los cibernautas rusos pasaron por un raro periodo de introspección, salpicado liberalmente con teorías de la conspiración.

Kabanov se le muestra participando en un “experimento de investigación” con miembros de la policía, donde explica cómo cometió el asesinato. Captura de pantalla de YouTube, 20 de enero de 2013.

Previamente, RuNet Echo había aludido [ru] al hecho de que Kabanov y Cherska eran activos participantes de la blogósfera, integrados en una red social de miembros de la oposición. Algunos de estos amigos y conocidos hablaron en línea tras la noticia de la muerte de Irina, arrojando luces a la familia Kabanov. Mitya Gutrin, excolega de Alexey y de Irina, escribió un post [ru] donde describió sus dificultades financieras y el hábito de Kabanov de pedir prestadas grandes cantidades de dinero de amigos de Irina para financiar sus fallidos intentos de inaugurar cafés. Pocas veces devolvía el dinero, y Kabanov generalmente aparece como el timador. Gutrin escribió:

Я всегда считал, что между жуликом и убийцей основательная пропасть. Теперь я знаю, что она не так велика, как мне казалось, а может ее и нет вовсе [...]

Siempre creí que entre un timador y un asesino había un importante abismo. Ahora sé que no es tan grande como pensaba, y tal vez ni siquiera existe [...].

Probablemente, la fiscalía ponga esas caracterizaciones del carácter moral de Kabanov sobre la mesa, cuando el caso vaya a juicio, si así ocurre. Ekaterina Gajski, amiga de Irina, estuvo de acuerdo con Gutrin, y además sostuvo [ru] que Kabanov tenía una historia de maltratos físicos a Irina:

Сначала он просрал ее квартиру, потом их бизнес (дважды точно), потом поссорил ее со всеми из-за долгов – он хамил кредиторам, ее друзьям, которые им ссудили денег на бизнес. Еще он явно ее бил, я в этом уверена, хотя сама Ира всегда отрицала и защищала его…

Primero, tomó su departamento, después el negocio (por lo menos dos veces), después la hizo pelearse con todos por los préstamos – era descortés con los acreedores, sus amigos que le prestaron dinero para el negocio. Además, era claro que le pegaba, de eso estoy segura, aunque Ira siempre lo negaba y lo defendía…

Tales revelaciones acerca de modelos aparentemente representativos de la “clase creativa” de Rusia (término acuñado por el sociólogo Richard Florida, y luego adoptado por el ideólogo del Kremlin Vladislav Surkov para describir a jóvenes profesionales que conforman el núcleo de las protestas contra el gobierno), naturalmente ha dado como resultado en introspección por parte de sus miembros.

Pavel Pryanikov, que se describe como bloguero eurosocialista, reaccionó acuñando el término “creacl” [ru], palabra combinada de “clase creativa” (la palabra parece haber alzado vuelo, ya con más de 6,000 visitas en Yandex). Priyanikov publicó un artículo, arduo en sociología, donde traza las razones para la inminente tragedia de los creacls, como lo ejemplifica la tragedia de la familia Kabanov:

1)бесперспективность существования приезжих в Москве 2)свёртывание объёма интеллектуальных работ 3)отсутствие социала для креаклов-аутсайдеров.

1) falta de perspectivas para nuevas llegadas a Moscú 2) reducción en el volumen de trabajos “intelectuales” 3) falta de seguridad social para creacls que llevan las de perder.

Se refería al hecho de que Kabanov y Cherska, como muchos otros inmigrantes, no tenían registro en Moscú y alquilaban un departamento. Kirill Martynov, conferencista de Escuela Superior de Economía, estaba de acuerdo con un duro post [ru] titulado “El fin de la clase creativa”:

[...] оказалось, что внутри уютного доброго Фейсбука, населенного любящими мужьями, на самом деле прячутся монстры. [...] Что вместо высоких идеалов свободы равенства и братства нас ждут [...] безденежье, [...] сплетни подруг, алкоголизм и простые маленькие чувства [...] И вот ты стоишь на площади с плакатом “Путин должен уйти”, а сам отключил телефон, чтобы кредиторы не могли дозвониться, думаешь про бутылку с виски, думаешь, где бы еще занять денег, а наутро изобьешь жену.

[...] Resultó que dentro del acogedor y agradable Facebook, repleto de esposos engreidores, hay monstruos. [...] Que en lugar de nobles ideales de igualdad y fraternidad, vemos [...] bolsillos vacíos, [...] amigos chismosos, alcoholismo y sentimientos ordinarios, pequeños. [...] Y te paras en la plaza con un afiche “Putin debe irse”, pero has apagado tu teléfono para que los acreedores no puedan encontrarte, piensas acerca de la botella de whisky, de dónde más pedir prestado dinero y que en la mañana vas a golpear a tu esposa.

Mientras algunos se volcaban a la sociología, para otros miembros de la “condenada” clase creativa, la búsqueda introspectiva resultó en desafinación cognitiva, que pronto paso a ser paranoia. El arresto de Kabanov y posterior confesión dejó escépticas a estas personas. Los sentimientos están ejemplificados en el siguiente comentario [ru] dejado en uno de los posts de Kabanov en Facebook:

А что, если чувака просто подставили? Согласитесь, в это легче поверить, учитывая его оппозиционную деятельность, чем в то, что он убил жену, расчленил её, начал поиски, но просто держал тело в багажнике…

¿Y si al tipo lo incriminaron? No estarían de acuerdo, teniendo en cuenta su participación en la oposición, que eso es más fácil que creer que el hecho de que mató a su esposa, descuartizó y empezó a buscarla, pero tuvo su cuerpo en la maletera…

El auto de Kabanov, usado para desechar el cuerpo. Captura de pantalla de YouTube, 20 de enero de 2013.

Ciertamente, para algunos es más fácil creer que Kabanov, manifestante opositor de base, fue el objetivo del Kremlin, que mató a su esposa, la descuartizó y la metió en la maletera para incriminarlo, que creer que lo hizo él mismo. La psíquica Elina Hoffman pensó [ru] que no fue una conspiración del gobierno, sino una conspiración local:

По моим ощущениям,его [труп] туда положили милиционеры для повышения раскрываемости.

Mi sentir es que [el cuerpo] lo puso ahí la policía para mejorar sus estadísticas de delitos.

Mientras, el bloguero brill_poroshina demostró [ru] que la creencia no tiene que ser racional:

Ну не верю я в эту историю. Не верю, не знаю, почему конкретно [my italics, A.T.], но в целом история выглядит очень нарочитой и, главное, труп вытащили аккурат накануне марша 13-го.

Simplemente, no creo en esta historia. No la creo, y no sé por qué exactemente [las cursivas son mías, A.T.] pero en general la historia parece muy falsa y, más importante, el cuerpo fue hallado justo antes de la marcha del 13.

Otros hicieron la misma conexión con la Marcha contra los sinvergüenzas [ru], insinuando que el gobierno podría estar tratando de desacreditar a la oposición. El bloguero Andrei Cherepanov, de Echo Moskvy, pensó [ru] que la policía podría haber “persuadido” la confesión de Kabanov. También estaba seguro de que los medios estatales usarían la tragedia para asociar a Kabanov con el movimiento. El usuario bartang [ru] de LifeJournal notó las semejanzas de la historia de Kabanov y las acusaciones de abuso infantil contra el bloguero opositor Rustem Adagamov (drugoi):

Не верю, короче, что это он. Слишком вовремя, перед маршем протеста, нашли тело. [...] Я предполагал, что протест будут ломать, но такого даже представить не мог. История с другим – разминка.

En breve, no creo que sea él. El cuerpo fue hallado antes de la marcha de protesta, es demasiado oportuno. [...] Creí que tratarían de romper la protesta, pero no pude haber imaginado esto. La historia con drugoi era un calentamiento.

En otras palabras, “¡Nadie está a salvo!” [ru]

Aunque es cierto que los medios estatales y los blogueros favorables al Kremlin han estado explotando las opinones políticas de Kabanov para ridiculizar a la oposición, la idea de que incriminaron a Kabanov por el asesinato de su esposa por esa razón es extraña. El abierto crítico al gobierno y bloguero nacionalista Egor Prosvirnin ha vinculado esas teorías [ru] con la incapacidad del movimiento de protesta de cuestionar a sus propios líderes:

[...] белоленточных фейсбук-граждан можно ебать в глазницы, а они в ответ будут лишь улыбаться и говорить, что все это клевета с целью опорочить хорошего человека. Если даже разделка трупа жены неспособна подорвать веру фейсбук-общественности в своего товарища, то что уж говорить о менее ярких случаях [...]

[...] Puedes llenarle la boca a esos usuarios de Facebook, y a cambio simplemente sonreirán y dirán que todo es calumnia, hecha para desacreditar a una buena persona. Cuando ni el descuartizamiento del cadáver de una esposa no puede sacudir la fe de la comunidad de Facebook en su camarada, entonces por qué hablar siquiera de casos menos chocantes [...].

Mientras la situación política en Rusia se vuelve más resentida, es probable que esas acusaciones, recriminaciones y teorías de la conspiración de ambas partes se conviertan en la norma — sobre todo en el impresionable ambiente de la RuNet.

Parte I: El Facebook ruso del horror: El rastreo del asesinato

Parte II: El Facebook ruso del horror: De la tragedia al humor

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.