Una iniciativa en línea contra manipulaciones de los medios [mk] realizadas por la Agencia Macedonia de Información (MIA), de propiedad estatal, pide a los ciudadanos que expresen su insatisfacción y que envíen correos electrónicos a la agencia. La acción fue estimulada por el más reciente ejemplo de flagrante interpretación parcial [en], cuando el corresponsal de MIA distorsionó la declaración del diplomático estadounidense Philip Reeker [en] sobre el desconcierto con los líderes balcánicos, haciendo aparecer como si se refiriera a la oposición macedonia.

Reeker lo rechazó en una declaración [mk] para el portal crítico Libertas, aclarando que él se refirió a los líderes que están en el poder y que reinciden en la democracia. Libertas también sostiene que el gobierno y MIA no quisieron comentar después.