GlobalVoices en Mas información »

“Social Media Buzz” informa que los rebeldes sirios han perdido un carismático comandante

Como parte de nuestra colaboración con  Syria Deeply [en], estamos publicando una serie de artículos que recogen tanto voces de civiles que se encuentran entre dos fuegos, como perspectivas de escritores de todo el mundo acerca del conflicto.

Millones de sirios están utilizando herramientas de comunicación social como Facebook, Twitter, Youtube y Skype para divulgar y discutir el conflicto. Cada semana, Mohammed Sergie monitoriza conversaciones que tienen lugar en la red en inglés y en árabe, extrayendo y volcando lo más destacado en una publicación llamada “Social Media Buzz”.

Los rebeldes obtuvieron una importantísima victoria táctica a principios de mes, al tomar el control de la escuela de infantería del Ejército Sirio, al norte de Aleppo, después de muchas semanas de batalla. El Coronel Yusef al-Jader (alias Abu Furat), un ex-comandante de una brigada de tanques del Ejército Sirio, fue el artífice y líder de la operación. Murió [en] poco después de compartir sus comentarios sobre el triunfo en la batalla.

En un video de You Tube que ha generado muchos comentarios y que puede verse debajo, Abu Furat luce callado y contemplativo, entre combatientes muy animados, recién obtenida la victoria. Cuando el camarógrafo le pregunta a Abu Farat sobre lo que siente, dice: “Estoy molesto. Estos son nuestros tanques y estos soldados son nuestros hermanos. Juro por Dios que todos los muertos que veo de nuestro lado o del de ellos me ponen triste… Porque si ese bastardo (Bashar Al Assad) hubiera renunciado, Siria habría sido el mejor país del mundo. Pero tú, bastardo, no sueltas la silla. ¿Por qué?”

Abu Furat desertó después de haber recibido órdenes de bombardear un pueblo en Latakia este año. Se unió a la Brigada Islamista Tawheed, el grupo rebelde más grande de Aleppo y a menudo aparecería en videos desde el frente de batalla, siempre listo para brindar un mensaje compasivo y que levantara el ánimo.

Antes de iniciar la batalla de la escuela de infantería, Abu Furat pidió a los padres [ar] cuyos hijos se encontraban dentro de la escuela, que los llamaran y les dijeran que desertaran al lado rebelde. Hasta les dio dos números de teléfono móvil para facilitar las comunicaciones. “No queremos un derramamiento de sangre. Estos son nuestros hijos y hermanos” dijo, agregando que no habría discriminación por razones de secta o religión. (Cientos de soldados [ar] y oficiales hicieron caso a su llamado a desertar [ar] antes de la batalla final).

En anteriores apariciones, Abu Furat, quien sirvió en Latakia por dos décadas, habla sobre sus estrechos vínculos con la comunidad alauita y las difíciles circunstancias de los soldados. Hubo demostraciones de profundo pesar [en] en las redes sociales, y blogs tales como Free Halab [en] y Darth Nader [en] hurgaron en los archivos para ensalzar a Abu Furat.

Uno de los últimos actos de Abu Furat estuvo cargado de simbolismo. El veterano oficial se metió en uno de los tanques tomados a sus antiguos camaradas y, después de una larga carrera de lealtad prometida a Assad, con actitud desafiante se burló de Bashar y dijo: “¿No te dije que iba a entrar a esta escuela? Te lo dije pero no lo creíste. Aquí estoy dentro de la escuela y ahora estoy tomando tus tanques.”

El jeque Adnan Arour, “televangelizador” salafista cuya popularidad y retórica sectaria plantea muchas preocupaciones sobre una Siria post-Assad, causó alboroto esta semana cuando dijo que aquellos que quienes rechazan agregar “Allahu Akbar” [ar] o Dios es el más Grande a la bandera de la revolución, son herejes. Los activistas respondieron enviando mensajes a Facebook y Twitter diciendo “Soy un hereje”. Yassin al-Haj Saleh, un destacado escritor sirio, participó y dio detalles sobre estas auténticas tensiones con los islamistas en un mensaje posterior:

El llamado de Al Arour a escribir Allah Akbar en la bandera es una imposición de los islamistas, una minoría en la revolución y en la sociedad, y más específicamente el llamado es de los Salafistas, que constituyen una minoría aún más pequeña. A la revoluciòn no se le ocurrió transferir el gobierno totalitario del Partido Baath a los islamistas. Así como resistimos la opresión de Assad, resistiremos a cualquier otro opresor. Siria es nuestra, no de la familia Assad o de Arour o de cualquier otra persona.

Un activista más creativo respondió cambiando las estrellas de la bandera por objetos sirios universalmente queridos: una granada (fruta), un narguile y “shawarma”.

Dado que esta columna trata de cubrir la actividad de los medios de comunicación social de todos los sirios, el artículo publicado esta semana del lado pro-Assad, corresponde a Rafiq Lutf. Aunque es poco conocido fuera de Siria y raramente habla con la prensa extranjera, Lutf ha ganado un gran número de seguidores entre quienes apoyan a Assad, ayudado indudablemente por la cantidad de horas de emisión de la televisión estatal siria [ar] que le fueron concedidas para interrogar a prisioneros y demoler las mentiras que se dicen sobre el país.

Entonces, ¿quién es Lutf? Miembro de la Unión de Periodistas Árabes en Estados Unidos (que no parece tener otra actividad que su asociación con Lutf), Luft apareció en escena por primera vez en abril de 2011, revelando que activistas y periodistas conspiraban para organizar protestas, inventar videos y atacar a la policía mediante un chat llamado Paltalk [en]. Se perdió de vista por muchos meses, sólo para regresar con un programa especial sobre los secretos de Baba Amr, donde entrevistó y extrajo confesiones a Ali Othman, un activista que ayudó a periodistas extranjeros a cubrir el asedio a un vecindario en Homs.

Lutf también dijo que un grupo de periodistas de la CNN estuvieron involucrados en la explosión de un oleoducto [eng] en Homs. En estos días está dedicado a cubrir las victorias del ejército sirio en Aleppo y es éste el trabajo que ha generado rumores esta semana. Lutf, uno de los más importantes defensores del régimen dentro de Siria, comunicó las estadísticas militares que aparecen más abajo.

Periodista Rafiq Lutf

Ultimas estadísticas militares:

Pérdidas entre bandas armadas y quienes los apoyan desde el comienzo de la crisis en 2011:

- El Ejército Arabe Sirio dio muerte a 350 mil terroristas.
- Se dio muerte a aproximadamente 6000 agentes de inteligencia occidentales de varios rangos militares.
- Destrucción de más de 10.000 camiones y ametralladoras montadas.
- Confiscación de más de siete millones de píldoras narcóticas.
- Captura de 70 mil terroristas.
- Liberación de 60 mil prisioneros que no eran culpables de crímenes violentos.
- Destrucción de 70 buques de la flota de guerra.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas