¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Vladimir Pozner y “lo políticamente correcto” en Rusia

A fines del mes pasado, Vladimir Pozner, uno de los periodistas más conocidos de Rusia, denunció en su programa de televisión la ley “Dima Yakovlev” (que prohibe la adopción de huérfanos rusos por parte de estadounidenses). Criticó [ru] la necesidad de este tipo de ley y la clasificó como una represalia innecesaria e inadecuada frente a la ley “Magnitsky Act” de los Estados Unidos. Esto llamó la atención de los titulares rusos y creó controversia en la RuNet. Atípicamente, Pozner también atacó al parlamento federal (el Duma) cuando dijo entre risas (y supuestamente “por accidente”) que se trata de una casa llena de locos. La palabra rusa “Duma” solo tiene una letra de diferencia con la palabra “dura”, que significa “tonto” o “loco”.

Los miembros ofendidos del Duma respondieron mediante una carta de protesta pública y anunciaron un nuevo proyecto de legislación que prohibe que los ciudadanos de origen extranjero trabajen en los canales de televisión del gobierno. Pozner nació en París, tiene pasaporte de los Estados Unidos [ru] y habla inglés de manera fluida y sin acento ruso.

Pozner hablando en inglés en una conferencia en Cleveland en abril de 2012.

Andrei Lugovoi, el autor principal de la carta (algunos pueden recordarlo como el hombre a quien buscaba la policía británica por el asesinato de Alexander Litvenenko) dijo [ru]:

Нужно действительно подумать над тем, насколько вообще адекватны люди, имеющие нероссийское гражданство, вообще насколько они способны адекватно выступать за интересы российского государства, работая на российские деньги на федеральных каналах, при этом дискредитируя государственную власть.

Uno debe realmente considerar qué tan apropiado y posible es que una persona sin ciudadanía rusa hable por los intereses de este país, mientras recibe dólares de impuestos rusos en un canal federal y al mismo tiempo que desacredita al gobierno.

Vladimir Pozner, 15 de diciembre 2010, foto de VOA News, dominio público.

La respuesta ha sido variada. Quizás, fue debido al pasado problemático de Rusia con la libertad de prensa que muchas personalidades de la televisión apoyaron a Pozner. El periodista con inclinación opositora Nikolai Svanidze cree [ru] que la Duma conoce su error y ahora está tratando de proteger su reputación:

Тем более сама постановка вопроса. Если бы сказали: “Владимир Владимирович, извинитесь” или “Владимир Владимирович, в дальнейшем избегайте столь некорректных формулировок”… А они сразу поставили вопрос так: ах, у тебя иностранные паспорта, значит, ты родину не любишь!

El problema más grande es la comunicación. Si la Duma le pidiese a Pozner que se disculpara o simplemente que “evitase ese tipo de declaraciones incorrectas en el futuro”, la situación sería diferente, pero se sobresaltaron a decir: tienes pasaporte extranjero, ¡entonces no amas a la Patria!

Anton Nossik, un conocido blogger y gurú de la RuNet, tomó un enfoque [ru] diferente con respecto a la situación:

Чтобы уволить с Первого канала одного-единственного Познера, группа депутатов от ЕР, СР, ЛДПР и КПРФ придумала целый законопроект, запрещающий появление иностранных граждан в федеральном телеэфире в качестве ведущих. Вообще-то Познер получил советский паспорт еще в 1950 году, так что с точки зрения действующего в РФ законодательства он рассматривается как российский гражданин, со всеми вытекающими отсюда правами и обязанностями.

Para despedir a Pozner del Canal 1, un grupo de diputados de los cuatro partidos políticos representados creó un proyecto de ley que prohíbe que los ciudadanos extranjeros trabajen como presentadores en los canales de televisión federales. En realidad, Pozner recibió su pasaporte soviético en 1950, de manera que, desde una perspectiva legal, es un ciudadano ruso con todos los derechos y resposabilidades que le corresponden.

De todas maneras, este incidente sigue siendo un recordatorio decepcionante de que hablar en contra de las autoridades estatales hace levantar medidas que recuerdan de forma escalofriante a la censura y que costrastan enormemente con los ideales democráticos a los que aspira Rusia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.