¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Borinquen Brass y su labor comunitaria en Puerto Rico

Comenzaron como un grupo de cinco estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico que tocaban distintos instrumentos de vientos metales que se juntaron para cumplir con su requisito de música de cámara. Hoy la agrupación de vientos metales Borinquen Brass cuenta con 13 integrantes, entre ellos un percusionista, y seis años de trayectoria ofreciendo conciertos libres de costo en distintas iglesias y salas de conciertos de Puerto Rico durante la época navideña y verano.

La agrupación se podría clasificar como una rareza en Puerto Rico. De por sí son pocos los conjuntos de música de cámara que hay activos en el país, pero a esto hay que añadir que los músicos de Borinquen Brass ofrecen su música sin ningún tipo de remuneración económica. Algunos vienen de municipios un poco retirados para poder ensayar, a veces guiando más de una hora de noche y luego de un día de trabajo. Su esfuerzo representa una valiosa labor comunitaria y educativa que permite llevar el repertorio para conjunto de vientos metales a públicos que normalmente no tendrían acceso a este tipo de música por estar circunscrita mayormente a las salas de conciertos, sobre todo aquellas salas localizadas en o cerca de San Juan, la capital de Puerto Rico y su principal centro cultural. El conjunto toca conciertos en pueblos a través de toda la Isla, intentando hacer la mayor cantidad posible fuera de San Juan.

Borinquen Brass en su concierto de Navidad de 2011 en la prestigiosa Sala Sinfónica Pablo Casals del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré. La entrada a este concierto fue totalmente gratis. Foto tomada de la página de Borinquen Brass en Facebook.

Tuve la oportunidad de hablar con el profesor Rafael Enrique Irizarry, director del grupo, y Felipe Rodríguez, uno de los miembros fundadores y recientemente escogido como primera trompeta de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, sobre la labor que realiza Borinquen Brass, sus planes para el futuro y cómo una agrupación como la de ellos ha logrado sacarle provecho a las redes sociales.

Rafael Enrique Irizarry (REI): Yo pienso que la piedra fundacional de este conjunto ha sido la voluntad de servicio libre de interés pecuniario. Y eso le ha imprimido a todos los miembros del grupo —y eso es muy raro, no son cinco, son trece personas— le ha imprimido al grupo que lo importante no es hacerlo por el dinero, lo importante es el deseo de hacerlo bien, hacerlo por el placer de hacerlo bien, y compartir eso con los demás. Por supuesto que, como todo en la vida, pues, hay una faceta estrictamente práctica. Para él [Felipe], como primera trompeta de la Sinfónica, y los demás compañeros esto es una forma de mantener un acondicionamiento estrictamente mecánico de tocar —punto— al igual que es la exposición continua, lo que llaman en teatro la tabla escénica, que se va puliendo y perfeccionando en esta exposición. Pero no quepa la menor duda que en este grupo el tejido unificador es la gratificación de hacerlo porque nos gusta.

Borinquen Brass ha sido uno de los conjuntos que más ha aprovechado el potencial de las redes sociales, algo que todavía en Puerto Rico el ámbito de la llamada “música clásica” no ha logrado aprovechar del todo. Ambos hablaron sobre cómo el éxito que ha tenido la agrupación en su autogestión se debe en gran parte a las posibilidades que ofrecen las redes sociales y la forma en que ayudan a crear un acercamiento entre músicos y público que a veces está ausente en las salas de conciertos.

Felipe Rodríguez (FR): Facebook ha sido básico, esencial. Nosotros, tan pronto confirmamos una fecha, ya creamos el evento. [...] Este año añadimos video, [...] habíamos grabado algunas presentaciones [...] y entonces hicimos algo decente, un video de varias selecciones. […] También tenemos la cuenta de YouTube, que es bastante reciente —la de Facebook es mucho más antigua, ya lleva varios años que la tenemos— pues entonces, con la de YouTube [...] no es que nos hemos sentado a preparar un video, sino que nos hemos aprovechado de grabar los eventos que hemos hecho en vivo. […] Cuando se apaga la temporada, pues se apaga un poco el uso de la página, aunque sí la hemos usado para postear videos viejos que hemos encontrado. […] Tan pronto acabamos los conciertos, siempre aparecen entonces los saludos, los agradecimientos, de gente que uno ni conoce [...]. Y pues, así vamos creando el público.

REI: Hemos tenido dos compromisos cruciales en la Sala Sinfónica en que no hemos dependido de publicidad de prensa escrita ni la publicidad comprada y particularmente [en] el de Navidad [del año pasado], la sala estaba básicamente a capacidad […]. Y es obvio que Facebook, particularmente, tiene un alcance que por momentos, puede ser insospechado.

FR: Cuando empezó el quinteto como tal, la primera página que abrimos fue la de MySpace. La página existe todavía. […] Lo interesante de esa página de MySpace es que se prestó para hacer contacto con otras agrupaciones internacionales, incluso de España. Me acuerdo que tuve algún contacto, algunas conversaciones, con completamente desconocidos, jóvenes también, que estaban estudiando en universidades en España, tenían su quinteto de metales también.

En cuanto a los planes futuros del conjunto, Felipe deja claro que independientemente de los planes que tengan, el principio que debe servir de guía es el servicio:

FR: Parte de la vision o la misión que tenemos como grupo es seguir sirviendo.[…] Pero la idea es que siga siendo un servicio a la comunidad. […] Aquí mismo en Puerto Rico, y esta es mi opinión muy personal, todavía nosotros tenemos, cuatrienio tras cuatrienio, que explicarle a los políticos, que explicarle a la gente, por qué es importante la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico; imagínate un conjunto de metales, que no es una tradición aquí. Nuestra misión es esa, es convertir esto en una tradición […] y crear espacios para otros que van a venir detrás de nosotros.

Habló además de la meta de comisionar obras a compositores puertorriqueños:

FR: Cada uno hemos aportado para crear un minifondo, y de ese minifondo hemos trabajado en vías de otra meta que tenemos, que es comisionar obras para esta agrupación a compositores puertorriqueños. […] Y esa es la meta, seguir promocionando, tanto esta agrupación a la comunidad para que el pueblo de Puerto Rico la descubra, y a la misma vez también promocionando la comisión de obras nuevas para grupos, así sea folclórica, así sea de música clásica puertorriqueña como tal, para grupos [de vientos metales], así que eso es parte del compromiso.

Finalmente, el profesor Irizarry expresó con satisfacción lo que para él es la señal indiscutible del éxito que han logrado:

REI: Ahora mismo hay alumnos del Conservatorio que tienen ilusión de sentarse a tocar aquí algún día. ¿Qué más hace falta?

*Foto de portadilla tomada de la página de Borinquen Brass en Facebook.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.