¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Blog une a Afganistán y Pakistán: ‘Entendiendo al vecino y rompiendo estereotipos’

No podemos cambiar a nuestros vecinos, así que debemos cambiar nuestra actitud y relación con nuestros vecinos. Este es el principal concepto de un proyecto de dos fases llevado a cabo por la fundación politica alemana Friedrich-Ebert-Stiftung (FES) en Pakistán y Afganistán. El programa se titula Programa de intercambio de periodistas Af-Pak: ‘Entendiendo al vecino’ [en].

En este programa de becas, 22 periodistas de Afganistán y Pakistán se reunieron dos veces, una en Islamabad y luego en Kabul. Los jóvenes periodistas de ambos lados de la Línea Durand iniciaron un blog tras reunirse por primera vez en Bara Gali, una estación de montaña cerca de Islamabad. La sección Acerca de del blog, titulado Entendiendo al vecino [en] dice:

Este blog es un esfuerzo colectivo de todos nosotros de estar conectados y de entender mejor a nuestro vecino… Juntos, conectaremos todas las brechas y repararemos todas las barreras que nos mantienen alejados.

af-pak journalists

Los 22 periodistas de Pakistán y Afganistán del programa ‘Entendiendo a los vecinos'. Imagen de la autora.

Beenish Mohsin [en], corresponsal diplomática del canal de noticias ARY, comparte sus expectativas para este programa.

La primera fase del programa fue “Una semana de romper estereotipos“, que funcionó para muchos de los participantes. Ayesha Hasan [en], de Express Tribune, Pakistán, comparte su experiencia:

Desde los cuatro rincones de los dos países, los periodistas regresamos a casa con imágenes positivas, percepciones cambiadas, recuerdos imborrables y, lo más importante de todo: nuevos amigos. Todos tenían una historia única que contar, un relato idiosincrático de sus vidas y explicaciones y expectativas, pero algunos dejaron una impresión en mi mente.

La experiencia del periodista afgano Faisal Moonzejar [en] fue reveladora. Le da voz a las sospechas que tenía de su vecino Pakistán:

Mis colegas afganos estaban cansados debido a los largos vuelos y se fueron a dormir. Pero yo fui a hablar con mis contrapartes pakistaníes. Me ofrecieron que los acompañara en sus caminatas. Al comienzo, no estuve interesado, pero cuando vi su entusiasmo y amistad, que me recordó a mis picnics de niñez con mis compañeros de colegio, acepté rápidamente la proposición.

En otro post‚ ‘No tenemos a nadie a quien culpar’ [en], Faisal Moonzejar escribe acerca de lo que les falta a él y sus colegas periodistas afganos:

Me he dado cuenta de que Pakistán no es el problema. El principal problema es que siempre culpamos a Pakistán por nuestras crisis internas –los asuntos étnicos. Cuando era niño, me decían que los shiítas (Ahle Tashee) eran los ‘más sucios’ y estaba prohibido de ir a su casa o aceptarles agua o cualquier cosa de comer, menos aun hacerme amigos de ellos.

Los participantes en Kabul. Imagen de la autora.

Los participantes trabajaron mutuamente en investigación, en historias profundas acerca de la oscuridad en la información en ambos países de uno con respecto al otro.

En uno de los informes, los periodistas concluyen [en]:

Los periodistas siguen enfrentando desafíos en Afganistán y Pakistán. La única salida sería que los gobiernos de cualquiera de los dos países permitiera el intercambio de información y la transmisión de sus respectivos canales de televisión a través de las fronteras.

También trataron de sacar a la luz historias [en] acerca de cooperación mutua y vínculos de comercio que pueden beneficiar a los pueblos de ambos países. Uno de ellos encuentra que Kabul es el nuevo Dubái para los pakistaníes.

El trabajo de Sher Badshah animó a su hermano Sardar Badshah a venir a Afganistán a buscar trabajo. Ahora, recibe un salario de 500 dólares como cocinero.

Ayesha Hasan [en] estuvo fascinado de ver mujeres parlamentarias, activistas sociales y diplomáticas en Kabul. Escribe:

No importa lo difícil que pueda ser superar antiguas tradiciones afganas, las mujeres parecen estar haciendo sentir su presencia lentamente en el dominio político. Un indicativo de esto es la ausencia de desacuerdo del Talibán a la presencia de mujeres en el Consejo Superior de Paz, ente rector encargado de llevar a cabo negociaciones de paz con ellos.

Imagen de Kabul tomada por la autora.

Escribí en ese blog [en]:

Harán que el mundo entienda la relación Af-Pak con su nuevo entendimiento. Están listos para desafiar décadas de antiguas narrativas acerca de sus vecinos -las narrativas que faltan en la esfera pública. Me alegra mucho mientras escribo, que estos periodistas ya no son vecinos, se dicen alegremente amigos ahora. ¡Misión cumplida!

Por favor, lea también nuestro informe anterior sobre el mismo programa.

La autora de este post trabaja en Friedrich-Ebert-Stiftung (FES).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.