Filip Stojanovski, autor de Global Voices, bloguea [en] sobre la omisión de Macedonia de no conmemorar adecuadamente a las víctimas de los llamados ‘Asesinatos del burro” ocurridos en la ciudad de Štip en 1911:

[...] Hace varios meses, algunos partidos políticos de derecha, incluido el partido de gobierno que postula al gobierno de la república, rindieron homenaje al organizador de estos asesinatos, [Todor Aleksandrov; en]. Organizaron varios servicios fúnebres cristianos ortodoxos [en] en su honor, al que asistió por lo menos un ministro del gobierno. Hasta construyeron un monumento ecuestre de EUR 73.000 [en] dedicado a él en Skopje [...], y le cantaron una canción durante la celebración. Sin embargo, no se escuchó ni uina sola palabra sobre las víctimas. [...]