GlobalVoices en Mas información »

Activistas rechazan la Declaración de Derechos Humanos del Sudeste Asiático

Más de 50 grupos de derechos humanos en el Sudeste asiático emitieron una declaración criticando el borrador recientemente revelado [en] de una Declaración de Derechos Humanos redactada por las diez naciones miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

La firma de la declaración conjunta tuvo lugar el mes pasado durante el vigésimo primer ASEAN Summit [en] en Nom Pen. La iniciativa para establecer la primera declaración conjunta de derechos humanos se debatió en Laos en 2010, pero los principales interesados y otros defensores de los derechos humanos se quejaron porque no se les consultó.

Cuando la declaración se hizo pública este mes, las organizaciones regionales de derechos humanos inmediatamente la desestimaron por contener disposiciones que supuestamente distorsionaban las normas universales de protección de los derechos humanos. En particular cuestionan las palabras de los principios generales de la declaración que equilibran los derechos con los deberes y responsabilidades impuestos por los países miembros.

Cientos se unen a una acción de protesta en Nom Pen para reivindicar el programa de derechos humanos durante el vigésimo primer ASEAN Summit. Foto de Erika Pineros, Copyright @Demotix (11/16/2012)

La polémica disposición [en] dice así:

…la realización de los derechos humanos debe ser considerada en el contexto regional y nacional teniendo en mente los diferentes orígenes políticos, económicos, legales, sociales, culturales, históricos y religiosos.

El ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales solo estará sujeta a tales determinaciones según determina la ley con el único propósito de asegurar el reconocimiento de los derechos humanos y de las libertades fundamentales de los demás, y para cumplir con los requisitos de la seguridad nacional, el orden público, la salud pública, la seguridad pública y la moralidad pública, así como el bienestar general de la gente en una sociedad democrática.

Es más, varios derechos fundamentales se identificaron en la declaración como el derecho al voto, el derecho a participar en el gobierno y el derecho a formar y a unirse a sindicatos, pero esos supuestos derechos universales al parecer solo son aplicables si cumplen con las leyes y políticas nacionales existentes.

Prachatai publicó [en] la declaración de grupos de la sociedad civil que criticaron la declaración:

El documento es una declaración de los poderes del gobierno disfrazada de declaración de los derechos humanos.

Es lamentable que los gobiernos de la ASEAN hayan insistido en hacer una declaración que implique que su gente se merece menos los derechos humanos que la gente de Europa, África o las Américas. La gente de la ASEAN nunca debe aceptar un nivel más bajo de protección de sus derechos humanos que el resto del mundo.

La declaración no incluye varios derechos básicos y libertades fundamentales, como el derecho a la libertad de asociación y el derecho de ser libre de la desaparición forzada.

Es muy lamentable que los gobiernos de la ASEAN, que son los más democráticos y abiertos a los derechos humanos, cedieran a la presión de los gobiernos enemigos de los derechos humanos y adoptaran un instrumento muy equivocado.

Esta declaración no se merece su nombre. Por tanto, la rechazamos. No la utilizaremos en nuestro trabajo como grupos comprometidos con la protección de los derechos humanos en la región. No la invocaremos dirigiéndonos a ASEAN o a los estados miembros de la ASEAN, excepto para condenarla como un instrumento en contra de los derechos humanos.

Según Maruah [en], un grupo de derechos humanos de Singapur, la declaración subvierte el concepto de derechos humanos:

Esto es inaceptable y contraproducente… Esta disposición en la (declaración) es prohibitiva y subvierte el concepto de derechos humanos. Estamos muy preocupados con la inclusión de “moralidad pública”, ya que es subjetiva y puede interpretarse de tal manera que afecte a la gente, en particular a que las mujeres tengan todos los derechos. Esta disposición es inaceptable, ya que la subjetividad en la interpretación de la moralidad aumentará negativamente la vulnerabilidad de ciertas comunidades… en lugar de abarcar la universalidad, ha marginado a ciertas comunidades excluyéndolas.

Karapatan [en], una red de derechos humanos de Filipinas, está preocupada por que la declaración pueda ser utilizada como un “proyecto para más violaciones de los derechos humanos”:

Estas no son simples lagunas en la declaración que pueden ajustarse a los intereses de los partidos, sino que tememos que estas disposiciones se utilicen para justificar las continuas violaciones de los derechos humanos en la región. La declaración no debe considerarse solo sin sentido en la promoción, protección y realización de los derechos humanos, sino que también podría utilizarse como un proyecto para más violaciones de los derechos humanos.

El Comité de Protección de los Periodistas apunta [en] que al documento “le falta el mecanismo correspondiente para su cumplimiento.”

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas