¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Preocupa la brutalidad de la policía antidisturbios en España

Esta historia es parte de nuestra cobertura especial Europa en crisis.

Desde que comenzó la crisis que golpea a los europeos, en los países mediterráneos, los más afectados, se han multiplicado las manifestaciones y las protestas. En España, las protestas multitudinarias comenzaron el 15 de mayo de 2011 con el movimiento 15M, también llamado de los indignados. En esa ocasión, el violento desalojo de la Puerta del Sol terminó con una segunda concentración masiva que se convirtió en un campamento en pleno centro de Madrid –y se extendió a casi todas las ciudades de España y a muchas otras de Europa– que duró varios meses.

El pasado 14 de noviembre, con ocasión de la huelga general convocada en Europa, se celebraron manifestaciones en todas las ciudades del país, que fueron reprimidas, como viene siendo ya habitual, con un rigor que se podría juzgar de excesivo. En Tarragona, donde es la policía autonómica –los mossos d’esquadra– la que se encarga del orden público, un niño de 13 años resultó herido en la cabeza y tuvo que ser atendido en el hospital. En el vídeo, que se ha hecho viral en buena parte del mundo, se aprecia como un policía golpea al chico y como otros dos castigan con sus porras a una joven, también menor de edad, que les increpa por su brutalidad:

Tanto los padres del niño como la menor agredida por defenderle han interpuesto una denuncia contra los policías agresores. En Barcelona, una mujer podría perder la visión de un ojo por culpa de una bala de goma. En Madrid se han multiplicado los episodios violentos:

Barcelona, mujer herida que podría perder un ojo. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Barcelona, mujer herida que podría perder un ojo. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Madrid: Una mujer cae por las escaleras del metro tras ser empujada por un policía. Foto del la página de Facebook «15M: Marcha Bruselas»

Madrid: Una mujer cae por las escaleras del metro tras ser empujada por un policía. Foto del la página de Facebook «15M: Marcha Bruselas»

Madrid: Los antidisturbios rodean a un joven caído en el suelo. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Madrid: Los antidisturbios rodean a un joven caído en el suelo. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Madrid: Un policía patea a una joven mientras dos manifestantes intentan salvarla. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Madrid: Un policía patea a una joven mientras dos manifestantes intentan salvarla. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

En este vídeo se aprecia una inquietante falta de autocontrol de un policía que agrede a una manifestante sin que se aprecie ninguna razón para tal ensañamiento:

Hechos de este tipo han merecido innumerables comentarios en la red. Por ejemplo, el de Jordi Lucena Pallas en la página de Facebook «Felip Puig Dimissió»:

Estos cuerpos de seguridad, de pequeños querían ser policias para proteger a los buenos y coger a los malos? Su familia debe estar muy orgullosa de ellos…Tendriamos que plantearnos revisar las pruebas psicotecnicas de accceso y a los que ya estan dentro volver a evaluar porque si no llevaran uniforme viendo segun que imagenes diriamos que son violentos y les echariamos a los antidisturbios…

O el de José Carlos Pérez Silva en «No hay pan para tanto chorizo»:

Si no son y saben ser profesionales, que se vayan a las ramblas a poner el ojete. h de p.

Y es que los españoles empiezan a estar muy preocupados con la creciente brutalidad que aprecian en los cuerpos de seguridad que deberían defenderles. La policía, una de las instituciones más temidas y estigmatizadas en la época de la dictadura, ha tardado muchos años en ganarse la confianza y la simpatía de los españoles. Pero el comportamiento de algunos de sus miembros en la manifestaciones de los últimos años está acabando con esta buena relación que tanto tiempo y esfuerzo ha costado.

La percepción general es que durante estos años, en la policía se han ido «colando» demasiadas personas que no están a la altura de los estándares de profesionalidad y autocontrol exigibles a cualquier miembro de las fuerzas de seguridad de un estado democrático.

Como comenta El Rey Bufón en «Ser policía, vergüenza me daría»

El gobierno y la oligarquía para la que trabaja tienen tan poca vergüenza, que sólo tienen miedo… Y a mayor miedo, mayor represión…

El que sistemáticamente policías nacionales y autonómicos oculten su número de identificación, que la ley les obliga a llevar visible, que varios fotógrafos –incluso entre los de la prensa acreditada– hayan sido víctimas de agresiones, y que el director general de la policía comentara hace unas semanas que se estaba considerando prohibir la filmación de policías haciendo su trabajo no hace sino alimentar la creencia general de que la policía desea el anonimato para mantenerse impunes.

Los manifestantes denuncian la presencia de policías infiltrados en las manifestaciones, como ha admitido el propio secretario general del Sindicato Unificado de Policía en una entrevista con el diario Público. El problema es que existen muchos testimonios de que en ocasiones han sido ellos los que han comenzado los disturbios, dando así excusas a sus compañeros para que cargaran contra los manifestantes.

Amnistía internacional ha denunciado en varias ocasiones esta situación. En la actualidad tiene en marcha una petición de firmas en la que se solicita al Ministro del Interior que se tomen medidas para impedir la violencia policial y en caso de producirse, se garanticen los procedimientos disciplinarios a los que hubiera lugar.

A muchos españoles de cierta edad, la actitud de la policía les resulta alarmantemente familiar por lo que recuerda a la dictadura de Franco. Y temen que el pueblo español pierda la confianza en sus fuerzas de seguridad y les retire un apoyo que tanto les ha costado conseguir. Hubo una época en la que cada vez que un policía era asesinado por una banda terrorista, muchos se encogían de hombros y pensaban: «Algo habrá hecho»”.

Los «grises» del 76 VS. los antidisturbios del siglo XXI. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Los «grises» del 76 VS. los antidisturbios del siglo XXI. Foto de la página de Facebook «AntenapezTV»

Esta historia es parte de nuestra cobertura especial Europa en crisis.

3 Comentarios

  • D.

    Aparte de las dudas referentes a que los policías de paisano inicien disturbios hay algo que queda sobradamente probado en los videos:
    1) Utlizan porras metálicas extensibles antireglamentarias.
    2) Hacen un uso totalmente desproporcionado de la fuerza.
    3) Impiden a la prensa hacer su trabajo, llegando a agredir a periodistas.

  • [...] Preocupa la brutalidad de la policía antidisturbios en España · Global Voices en Español Share this:ImprimirCorreo electrónicoTwitterFacebookMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. 17/11/2012 by Javier Villate | Tags: españa, policía, protestas, represión | Deja un comentario [...]

  • […] Bezug auf die von der Bereitschaftspolizei angewendeten Brutalität bei den Demonstrationen der letzten Jahre, erklärt […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.