Servindi publicó el Boletín N°3/2012 de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), donde informan que la organización acudirá a la Corte Penal Internacional (CPI) para denunciar que debido al conflicto armado entre grupos legales e ilegales en sus territorios, varios indígenas -incluyendo menores de edad- se están muriendo de desnutrición o como víctimas de minas anti-personales.

Además recalcan que durante los primeros nueve meses de este año se han asesinado a 78 indígenas, mientras que otros 47 han sido amenazados de muerte y más de 11 mil han sido desplazados.