GlobalVoices en Mas información »

Zimbabue: El Asiagate sigue desbaratando las ilusiones del fútbol nacional

Entre el 13 y el 14 de octubre varios países africanos se jugaron la clasificación para la Copa Africana de Naciones de 2013 que se celebrará en Sudáfrica.

Emblema de la camiseta de Zimbabwe, cortesía de la ZIFA – www.wikipedia.com

Sin embargo, mientras que todos se centraban en quién se clasificaría y quién se perdería el desafío continental, la Asociación de Fútbol de Zimbabue (ZIFA) se ocupaba del escándalo de amaño de partidos que ha llegado a conocerse popularmente como Asiagate.

Tras las declaraciones del singapurense Wilson Raj Perumal a principios este año, varios máximos mandatarios del fútbol fueron suspendidos e incluso el presidente de la ZIFA, Jonathan Mashingaindze, fue secuestrado tras iniciar la investigación por el amaño de partidos. No obstante, varios aficionados del fútbol nacional han estado hablando sobre este asunto.

FutbolNews9101 [en] se fijó en el número de jugadores suspendidos:

Los jugadores de la selección admitieron haber recibido dinero para dejarse ganar en partidos jugados en Malasia, Vietnam y Tailandia. Ochenta futbolistas zimbabuenses han sido suspendidos por su presunta relación con casas de apuestas asiáticas en un escándalo de amaños de partidos.

El ministro de deportes del país declaró que “la corrupción ha llegado a todos los niveles del fútbol” y exigía que se eliminara a la política del deporte. Los jugadores, entre los que se encuentran nombres ilustres del combinado nacional, han confirmado haber recibido dinero por dejarse ganar en partidos amistosos jugados entre 2007 y 2009. La Asociación de Fútbol de Zimbabue (ZIFA) ha creado un comité de ética independiente para investigar el presunto amaño de partidos, que se cree tuvo lugar cuando la selección nacional jugó en Malasia, Vietnam y Tailandia.

Stephen Brewer en el blog The Non-partisan Football Fans [en] también mostró cierta inquietud sobre el fútbol en un artículo llamado La Corrupción Global en el Fútbol nunca fue un Bonito Partido (Parte I):

Aunque esto ocurrió hace cinco años y saliera todo a la luz tres años más tarde, la Asociación de Fútbol de Zimbabue (ZIFA) tomó la primera acción propiamente dicha en el pasado mes de febrero cuando suspendieron temporalmente a unas 90 personas, entre los que se incluían a entrenadores. Se decía que la antigua presidenta de la ZIFA, ‘Henrieta Rushwaya’, que fue despedida, había planeado y organizado todos estos amaños. Por ello, ha sido arrestada y de ser condenada se enfrentaría a varios años de cárcel. Los que verdaderamente sufrirán todo esto serán los aficionados ya que muchos de ellos sienten que este escándalo acabará con sus opciones de clasificarse para la Copa Africana de Naciones.

Aunque la mayoría mantiene una postura correcta, como el aficionado Lindiwe Malaba cuando dice: “Han sido muy avariciosos. No los echaremos de menos en absoluto. Solo han causado vergüenza a este país”. Un sentimiento que comparte el delantero retirado de Zimbabue, Alois Bunjira, que piensa que la personas involucradas en este amaño merecen este destino por haberse convertido en la vergüenza del país. No obstante, tras haber leído muchas declaraciones no me siento totalmente seguro de todo esto. Pese a que estoy de acuerdo con los aficionados y con Bunjira al 99%, me apena mucho la reacción del portero de la selección Energy Murambadoro que lloró cuando se le acusó de haberse dejado los goles. Este hecho me afecta como futbolista sin muchas oportunidades y sinceramente me siento muy arrepentido por él.

Reflexiones de un Joven Africano [en] escribió una emocionante carta al seleccionador nacional, Rahman Gumbo, y a los jugadores de la selección de fútbol conocidos como los Guerreros:

Querido Rahman,

Sé que no resulta fácil hacerse cargo de todas las ilusiones de una nación entera, sobre todo si se trata de una nación como Zimbabue, cuyos ciudadanos siempre se están quejando por una u otra razón.

Ayer fue un día para olvidar tanto para ustedes como para los millones de zimbabuenses. Un día horrible con un desastroso final para un cuento de hadas que duró un partido.

Cuando aceptó el cargo de entrenador, yo y muchos otros que se consideran zimbabuenses nos reservamos nuestra opinión. Yo no mentiría si le dijera que esperaba que todo saliera bien.

Se trata de un trabajo difícil, de un equipo difícil, con aficionados difíciles en un país difícil pero cuando usted ostentó este cargo todo el mundo pensaba que no sería demasiado difícil si terminaba triunfando. Con esta sospecha de amaños de partidos, tras perder en Cabo Verde y no conseguir la clasificación para la Copa Africana de Naciones desde 2006 todo lo que necesitaba era ganar unos pocos partidos.

Expresa su decepción con los dirigentes de la selección nacional y con la situación de la nación y añade lo siguiente:

Estamos cansados de la esposa del Primer Ministro Tsvangira y de las mujeres en su vida. Igualmente estamos hartos de la especulación por las elecciones desde hace dos años hasta ahora.

Y camarada Rahman, usted me dio la oportunidad de escribir una carta. Algo que no he hecho en mucho tiempo. Existe algo positivo incluso en algo malo como cuando Shona afirma “Kushata kwezvimwe kunaka kwezvimwe”, ¿verdad?

Finalmente le deseo que tenga éxito en cada una de sus siguientes aventuras en los que usted se eche de nuevo a la espalda las ilusiones de mucha gente. Debe ser un carga muy pesada, es decir, ser responsable de las esperanzas de tantísima gente, sobre todo si se trata de gente tan caprichosa como los zimbabuenses.

No formaré parte de esas personas o aventuras y, a pesar del camarada Gumbo, ya no voy a dedicar más tiempo ni voy a seguir más a los Guerreros.

Con la ilusión de que esta carta le parezca bien en estos difíciles momentos -o ‘tiempo de duelo’ como Sharuko nos haría creer-.

Espero recibir su respuesta, camarada.

Le saluda atentamente

El Joven Africano (Un ex aficionado muy decepcionado de los Guerreros)

Finalmente Stanford Chiwanga a través de su blog Flair Play [en] ofrece una conclusión decente afirmando que:

Resulta innegable que el fútbol en Zimbabue no se ha potenciado en su totalidad, pero todo este potencial se ha visto atrasado por la falta de apoyo corporativo o empresarial. Este es el momento para que el presidente de la ZIFA, Cuthbert Dube, y su junta, impresionen a la comunidad empresarial que ha evitado al fútbol por la corrupción latente y por la pésima administración.

Ndumiso Gumede, que dirigió el equipo de investigación del Asiagate lo ha hecho bastante bien y la noticia del día es que al menos toda su búsqueda no será en vano con unas cuantas cabezas de turco ya suspendidas mientras que los jugadores más importantes se alejan con el cigarro proverbial en sus bocas.

El escándalo del Asiagate ha sido una llamada de atención, un aviso y un ejemplo obvio de que nuestro fútbol necesita cambios ahora mismo y no mañana. No debe perderse esta oportunidad a no ser que los buitres vuelvan de nuevo cuando la basura se haya eliminado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas