¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Francia y el Banco Mundial ayudan a países africanos a negociar contratos mineros

Para celebrar el 40 aniversario de los acuerdos de cooperación monetaria del Franco CFA, el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, y el Ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, han publicado un texto conjunto defendiendo el establecimiento de una iniciativa para terminar con “la excesiva explotación de las reservas de África” [fr].

Luego de este discurso, un comunicado de prensa del Banco Mundial afirmaba que han creado un fondo para ayudar a los países africanos a negociar mejor [en] la explotación de sus recursos naturales. Esta medida parece destacar formalmente no solamente las deficiencias de los gobierno africanos para beneficiarse de sus recursos sino también los desproporcionados beneficios obtenidos por operadores internacionales.

Necesidad urgente de tratos más justos

La principal información a sacar de este discurso conjunto es que esta medida tiene como finalidad ‘promover contratos de comercio justo y equitativo'. Pero el comunicado de prensa también hace referencia a un pasado a menudo controvertido entre Francia y sus antiguas colonias. El señor Ouattara afirmó que [fr]:

Nous entendons lutter contre le décalage qui demeure, trop souvent, entre une vision datée et pessimiste de l’Afrique et le dynamisme économique actuel du continent. L’Afrique du XXIème est en mouvement, en croissance, riche de ses réserves naturelles et désireuse de démocratie. [..] La relation entre la France et l’Afrique doit pour cela être redéfinie, comme l’a souhaité le Président de la République française.

Tenemos la intención de combatir la brecha que con demasiada frecuencia sigue existiendo entre una visión anticuada y pesimista de África y el actual dinamismo económico del continente. El África del siglo XXI está en acción, está creciendo así como enriqueciéndose de sus reservas naturales y con ansias de democracia. [...] La relación entre Francia y África necesita ser redefinida, como lo desea el Presidente de la República Francesa.


Video del encuentro ente Ouattara y Moscovici, cargado por AbidjanNetTV.

En Togo, République Togolaise comentó sobre el proyecto y anotó que [fr]:

Dans leur tribune, Alassane Ouattara et Pierre Moscovici appellent de leurs voeux une relation redéfinie entre la France et l'Afrique, après des décennies de liens ambigus, parfois teintés de corruption, entre Paris et ses anciennes colonies.

En su foro, Alassane Ouattara y Pierre Moscovici apelan a sus deseos de una relación redefinida entre Francia y África, después de décadas de relaciones ambiguas, a veces matizadas con corrupción, entre París y sus antiguas colonias.

En Jeune Afrique, Stéphane Ballong, citando a Makhtar Diop [en], Vicepresidente del Banco Mundial para África, deja constancia del fracaso de los gobiernos africanos [fr] a la fecha y ofrece más detalles sobre el contenido del Fondo de Ayuda para contratos más justos:

“Un ministre des mines ou des finances ne dispose pas forcément des ressources nécessaires pour employer l’expertise la meilleure au monde pour négocier des contrats équilibrés.” Il s’agit donc d’essayer de combler cette défaillance en fournissant  aux pays d’Afrique, l’assistance technique nécessaire (ressources financières et humaines) pour obtenir de meilleures conditions contractuelles [..]

“Un ministro de Minas o de Finanzas no necesariamente dispone de los recursos necesarios para emplear la mejor experiencia del mundo para negociar contratos equilibrados”. Debemos tratar de enfrentar este fallo ofreciendo la asistencia técnica necesaria (recursos financieros y humanos) a los países africanos, para conseguir mejores condiciones contractuales [...]

Agregó [fr]:

Cinq grands domaines devront être couverts  par ce fonds : les conseils juridiques pour améliorer les modalités contractuelles des investissements dans les industries extractives, en amont les diagnostics sur la capacité institutionnelle des États, l’aide technique relative aux risques sociaux, les conseils pour des politiques publiques visant à développer des pôles de croissance en amont et en aval de l’industrie extractive. La France s’est engagée à apporter une contribution de quelque 15 millions d’euros qui seront repartis entre la Banque mondiale et la Banque africaine de développement.

Este fondo debe cubrir cinco grandes rubros: asesoría legal para mejorar los términos contractuales de inversiones en las industrias extractivas, diágnostico para remontar la capacidad institucional de los gobiernos, asistencia técnica relava a los riesgos sociales, asesoría para las políticas públicas con la finalidad de desarrollar polos de crecimiento para avalar la industria extractiva. Francia se ha comprometido a ofrecer una contribución de aproximadamente 15 millones de euros que se distribuirán entre el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo.

Minas Kailo, República Democrática del Congo de Julien Harneis, en Flickr (CC-license-2.0).

¿Una medida contra la creciente influencia de China en África?

Muchos observadores han sugerido que estas medidas están dirigidas a contrarrestar la creciente influencia de China en África [fr]. Philippe Hugon, Director de Investigaciones de IRIS (Instituto para Relaciones Internacionales y Estratégicas) no dejó de notar la ironía [fr] de la situación:

Dans le fond, les relations que la Chine entretient avec l'Afrique ressemble avec ce qui se faisait en France il y a une trentaine d'années : des liens forts dans le champs du politique, une non dissociation des liens public/privé et une importante corruption. Le tout sans être très regardant sur les situations environnementale et sociale.

En el fondo, las relaciones que China tiene con África son similares a lo que ocurrió en Francia hace 30 años: fuertes vínculos en el campo de la política, no separación de conexiones públicas y privadas junto con una significativa corrupción. Todo esto sin tener mucho cuidado con la situación medioambiental y social.

Bacary Gill en la República Democrática del Congo trató sobre los diferentes estilo de desarrollo [fr] de Francia y China en África:

La Chine a été un moteur pour la construction d'infrastructures. Elle fait également renaître des projets jugés insuffisamment rentables par les entreprises occidentales. Mais, certaines industries africaines naissantes ont été touchées par la concurrence chinoise, et la population locale ne bénéficie pas toujours de l'effet d'aubaine de ces nouveaux projets, en raison d'un taux insuffisant de “local content”, c'est-à-dire d'embauche et de sous-traitance locale. [..] Malgré des liens forts avec un certain nombre d’États africains, la France a eu tendance, sur le long terme, à se retirer de ce continent. Le poids des investissements, la présence militaire, tous les indicateurs vont dans ce sens.

China ha sido un motor para la construcción de infraestructura. También respira nueva vida en proyectos considerados no suficientemente rentables por empresas occidentales. Pero algunas empresas sin experiencia han sufrido por la competencia china, y la población local no siempre se beneficia de las repercusiones de estos nuevos proyectos, debido a una cantidad insuficiente de ‘contenido local’, es decir, empleo local y subcontratación. [...] A pesar de fuertes vínculos con varios estados africanos, Francia ha tendido desde hace mucho a retirarse de este continente. El peso de las inversiones, de la presencia militar, todo apunta en esa dirección.

Por todo eso, esta iniciativa parece indicar que Francia no está contando con dejar que China expanda su influencia sin resistencia. Una entrevista con el señor Moscovici en Jeune Afrique confirmó los deseos de Francia, donde el Ministro de Finanzas de Francia dijo [fr]:

L'Afrique subsaharienne ne représente que 3 % des exportations et des importations françaises, avec à peu près 14 milliards d'euros d'importations et 12 milliards d'exportations. C'est trop peu. Je ne veux pas critiquer la Chine, je trouve cela désuet. C'est en réorientant le partenariat entre la France et l'Afrique vers l'investissement que nous trouverons de meilleures réponses. En aidant nos entreprises à mieux appréhender le risque, qu'elles tendent à surévaluer ; à aller de l'avant, en donnant une priorité au secteur de l'énergie où nous avons une grande expertise. Nous n'avons pas à avoir peur des Chinois.

África Subsahariana representa solamente el 3% de las importaciones y exportaciones de Francia, con cerca de 14 mil millones de euros de importaciones y 12 mil millones de euros de exportaciones. No es suficiente. No quiero criticar a China, encuentro que eso es anticuado. Reorientando la sociedad entre Francia y África hacia la inversión tendremos mejores resultados. Ayudaremos a nuestras empresas a entender mejor el riesgo de la tendencia a sobreestimar y avanzar, daremos prioridad al sector energético donde tenemos gran experiencia. No tenemos nada que temerle a China.

En Madagascar, el rol de China en la explotación de los recursos naturales del país, en particular el palo de rosa ilegal, se ha discutido en detalle. Sin embargo, el rol de Francia en la crisis política de 2009 en Madagascar ha cansado a los observadores locales de las iniciativas francesas para ayudar a África. Con respecto a esto, Lalatiana informó de las dificultades de África Francófona [fr] después de la colonización, y recibió este comentario de Rajo Rajaonarivelo (en la sección de comentarios):

Il est indéniable que les français ont voulu implanter des modèles de gouvernance et des gouvernants qui servent leurs intérêts dans les pays anciennement colonisés. Mais, comme on dit, it takes two to tango, il faut bien que nos gouvernants soient d’accord. Etait-ce le cas ? à nous tous d’y répondre. Sur un autre plan, avant la colonisation et même quelques années après, nous avions atteint l’auto-suffisance en riz. Il y a même eu des années où Madagascar en exportait. Aujourd’hui, nous sommes obligés d’importer 200 000 à 300 000 tonnes par an. Je ne pense pas que la France ou le Royaume-uni ait un quelconque intérêt là-dedans.

Es innegable que los franceses querían implantar modelos de gobierno y gobernantes que sirvieran a sus intereses en las antiguas colonias. Pero, como dicen, se necesita dos para bailar tango, nuestros gobernantes debe estar de acuerdo. ¿Fue este el caso? Depende de nosotros responder. En otro nivel, antes de la colonización e incluso algunos años después fuimos autosuficientes con el arroz. Incluso hubo años cuando Madagascar lo exportaba. Hoy nos vemos obligados a importar de 200,000 a 300,000 toneladas por año. No creo que Francia o el Reino Unido tengan interés en esto.

Parece entonces haber consenso en que los países africanos necesitan entender mejor la forma de negociar la explotación de sus recursos naturales. Si esta medida conduce realmente a contratos más justos, es dudoso que alguien se preocupe de si se concibió con objetivos geopolíticos específicos en mente.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.