GlobalVoices en Mas información »

España: Alternativas ciudadanas ante la crisis económica

Desde que empezó la crisis socioeconómica, la casta política no ha tomado medidas para fomentar el crecimiento y crear empleo. Aplica, al contrario, múltiples recortes poniendo en peligro sectores enteros de la sociedad y los derechos sociales de los ciudadanos. Está dinámica agrava la situación de países que ya están al borde de la quiebra.  Frente a esta situación, la ciudadanía siente que le corresponde tomar las riendas de su futuro y en España siguen surgiendo movimientos y fenómenos esperanzadores. Son muchos los que apuestan por generar alternativas viables ya sea a través del ahorro o de la creación de un sistema sostenible.

Compartir para ahorrar

Una de las consecuencias de la crisis es la extensión de la pobreza a la clase media y el empeoramiento de las condiciones de los sectores más vulnerables tal y como lo denuncia un informe reciente de la ONU (Organización de Naciones Unidas) sobre el caso español. Mientras tanto una parte de la ciudadanía apuesta por mecanismos de autogestión y compartir e intercambiar bienes se convierte en la opción más solidaria y económica. Antes del inicio de la crisis, algunos de estos mecanismos ya existían pero es ahora cuando cobran mayor importancia.

Para que viajar no se convierta en un lujo, y poder ahorra dinero en los desplazamientos, una práctica habitual es la conocida como “coche compartido”. De este modo, personas que no se conocen pero desean efectuar un mismo trayecto utilizan un único vehículo para viajar por un precio razonable dado que dividen los gastos de gasolina entre el número de viajeros. Siguiendo el mismo modelo se ha desarrollado el taxi colectivo que consiste en dividir el coste de este servicio entre el mayor número de personas posible. También relacionado con el viaje se recurre al couch-surfing para conseguir un alojamiento más económico durante una estancia al extranjero.

La subida del IVA  del 18 al 21% en España, que no figuraba en el programa electoral del ahora presidente Mariano Rajoy, supone un importante encarecimiento  y un duro golpe para la cartera de los ciudadanos. Se hizo efectiva en septiembre, mes de la vuelta al colegio, es decir el periodo de las compras del material escolar. Varios colectivos se han movilizado intensamente para coordinar donaciones de material didáctico, entre ellos, las asambleas de barrio y el movimiento 15. En el caso de libros corrientes, páginas web como Libroscompartidos.com se dedican al trueque de libros sin ánimo de lucro incluso desde distintas ciudades al contar con un servicio de envío y recogida del material.

Trueque de libros de texto en Móstoles (Madrid) el 16 de septiembre de 2012. Fotografía publicada por Fotogracción.

Trueque de libros de texto en Móstoles (Madrid) el 16 de septiembre de 2012. Fotografía publicada por Fotogracción.

Generar un sistema responsable

Las nuevas tecnologías, especialmente Internet, permiten expandir la ola de propuestas constructivas e incluso crear comunidades virtuales alternativas. Así lo hace la página web Etruekko, que paralelamente a las protestas y denuncias que se llevan a cabo en España, trata de lanzar un mensaje positivo y construir un modelo de sociedad diferente.  Es una red social de comunidades virtuales, todavía en desarrollo, que potencia la responsabilidad social. Ofrece el uso de una moneda social llamada truekko que se obtiene gracias al intercambio de bienes y servicios. De esta manera, se consigue el empoderamiento social, el consumo responsable y la difusión de valores éticos a través de la web, incluso para quienes no manejen muy bien el uso de las nuevas tecnología.

El blog Konsumo responsable publica la siguiente definición de “mercado social”:

El Mercado Social implementa un circuito de moneda complementaria que basa una parte de su funcionamiento en  bonificaciones aplicadas a los consumidores con cada compra, y que para el proveedor supone un descuento en la venta. Es algo parecido a los programas de puntos que tienen algunas empresas grandes para fidelizar clientes y aumentar ventas, pero con el objetivo de ampliar la incidencia de la economía solidaria y desarrollar redes amplias que puedan funcionar con una “moneda” basada en criterios económicos no capitalistas.

 

Tienen un papel relevante en esta dinámica los centros sociales ocupados y auto-gestionados. En Madrid destacan la Tabacalera, el Patio Maravillas y el Casablanca. Nacen de la ocupación pacífica de un edificio en desuso para la creación posterior de espacios organizados y abiertos al público que ofrecen actividades culturales y de ocio muy variadas. Requieren una organización constante de los colectivos y asociaciones que frecuentan el centro y se han hecho un hueco sustancial en la comunidad . Suelen ofrecer además de actividades e intervenciones sobre distintos temas: talleres de música y baile, conciertos, exposiciones, ropa gratuita y espacios de encuentro.

Siempre en la ciudad, los huertos urbanos y huertos compartidos, son propuestas colectivas que ofrecen conocimientos de horticultura en solares o parcelas inutilizadas en las grandes ciudades. Favorecen sobre todo el encuentro e intercambio entre personas dispuestas a reflexionar sobre el modelo económico al que pertenecen y  buscar soluciones éticas al mercado vigente. De ahí, surgen grupos de consumo y cooperativas que permiten la compra de alimentos ecológicos renunciando al mismo tiempo a participar en los abusos a pequeños agricultores cometidos por las grandes cadenas de producción.

Huerto urbano instalado en Sol por los Indignados españoles en mayo de 2011. Fotografía de Lecamaleon (cc)

Huerto urbano instalado en Sol por los Indignados españoles en mayo de 2011. Fotografía de Lecamaleon (cc).

Desalojo del centro social ocupado Casablanca en Madrid. Vecinos comprometidos salieron a protestar tras la intervención policial. Publicado en 15Mpedia.

Desalojo del centro social ocupado Casablanca, ayer, en Madrid. Vecinos comprometidos salieron a protestar tras la intervención policial. Publicado en 15Mpedia

Independientemente de que se logre o no crear un sistema capaz de competir con el mercado vigente, son cada vez más las personas que adhieren a la autogestión, la ética y la responsabilidad social, cuestionando de este modo el mercado capitalista existente desde la reflexión y la acción solidaria para lanzar un mensaje  claro a la sociedad y a quienes nos lideran: otro mundo es posible.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.


Regiones del mundo

Países

Idiomas