¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Irán: encarcelan a blogger pro-Ahmadinejad

Los blogueros islamistas están divididos [en] desde hace un año por la ruptura entre Ahmadinejad y Khamenei. Ahora, varios blogueros pro-Ahmadinejad se han visto en la misma situación en la que se vieron hace un año los blogueros reformistas: prisión, filtros y tribunales.

Según Reporteros Sin Fronteras [en], desde el inicio del año iraní (el 21 de marzo), un número de blogueros que apoyan al presidente Mahmoud Ahmadinejad han sido acosados por la oficina fiscal de Teherán por críticas hacia el ayatolá Ali Khamenei, el actual jefe supremo.

Uno de estos blogueros es Ahmad Shariat, supervisor de un blog llamado Nedai az Daron [fa]. Fue arrestado el día 22 de julio después de responder a una citación para declarar en la oficina fiscal de Teherán. Fue detenido porque no fue capaz de pagar una fianza de 100 millones de tomanes (75.000 euros).

Varios blogueros islamistas han publicado artículos apoyándole. En muchos de ellos aparece la fotografía de Ahmad Shariat con una figura del Imad Mughniyeh en la camiseta. Estos blogueros critican principalmente el sistema judicial iraní y escriben acerca de una conspiración para hacer que la sociedad iraní vuelva a la época anterior a la victoria de Ahmadinejad en el 2005.

Ahmad Shariat apoyó a Ahmadinejad en sus artículos y atacó a los ultraconservadores (Oosoolgaras). Escribe [fa] en un post que los Oosoolgaras intentan eliminar a Ahmadinejad y regresar a la situación de hace siete años (antes de la victoria presidencial de Ahmadinejad)… pero que fracasan porque la gente entiende que sus acusaciones hacia Ahmadinejad no tienen sentido… Los partidarios de Ahmadinejad, después de anunciar su independencia en lo que respecta a los conservadores, han perdido su presencia mediática.

Seyast Nevesht dice [fa]:

Nuestro hermano Ahmad Shariat ha sido arrestado. No sabemos por qué, pero como dijo Bakeri (un mártir de la guerra entre Irán e Irak), si sobrevive uno solo de un batallón de 300 ese hombre debe resistir. Este batallón es el de 2005 (la victoria de Ahmadinejad en las elecciones presidenciales) y Ahmad es el acero.

Ummat Hezbollah escribe  [fa]:

Menudo mundo y menuda justicia tenemos: Ahmad ha sido arrestado por escribir y apoyar al presidente de su país. Ellos [los que arrestaron a Sharyat] dicen que tu pequeño blog es una traición a la seguridad nacional, ¿no lo entiendes? No defiendo el contenido de unos post o de una persona sino a un bloguero.

Zamirkhodagah escribe [fa]:

Mr. Sharyat, nuestros corazones y bolígrafos están contigo. El bloguero dice que lo que origina esta situación hacia Shariat y sus partidarios es defender a los oprimidos. Los llamados medios revolucionarios atacaron a Ahmadinejad y a Mashaie con mentiras durante un año y la justicia guardó silencio. ¿Perdonará ese silencio el futuro?

Mohammad Fatemipour, un clérigo, escribe [fa] en su sitio web:

Ahmad Shariat es un pensador y analista extraordinario. Su detención tiene un mensaje claro: aumentar la presión hacia los defensores de Ahmadinejad y los que creen que Mashaie [en] (el polémico jefe de gabinete de Ahmadinejad) hará ganar las siguientes elecciones. Pero, con ayuda de Dios, la juventud revolucionaria cambiará la situación este año. La fianza de 100 millones de tomanes significa que buscar el debate sobre la justicia es equiparable a cometer un asesinato sin premeditación.

Durante años, estos blogueros fueron en el mejor de los casos silenciados cuando los blogueros pro-democráticos se enfrentaban a la cárcel y los tribunales. Quizá nada pueda explicar la situación de los blogueros partidarios de Ahmadinejad mejor que la frase atribuida a Martin Niemöller:

Cuando vinieron a buscar a los comunistas
yo callé: no era comunista.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas
yo callé: no era sindicalista.

Cuando vinieron a buscar a los judíos
yo callé: no era judío.

Cuando vinieron a por mí
ya no quedaba nadie para protestar.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.