¿Ves todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

España: “¡Vecino, despierta, desahucios en tu puerta!”

En época de severa crisis y de recortes por parte del gobierno, las bancas están en el punto de mira de la ciudadanía. El anuncio esta semana de la inyección de 10,000 millones de euros del gobierno al banco español Bankia ha provocado diversas reacciones en la red. El blog Plataforma para la nacionalización de cajas de ahorro se ha expresado acerca de la noticia:

La nueva inyección, que puede alcanzar los 10.000 millones de euros —mientras se recortan miles de millones en la Sanidad y la Educación públicas— en bonos contingentes convertibles en el Banco Financiero y de Ahorros volverá a ser insuficiente. (…)La propuesta de una banca pública bajo control democrático y gestionada con transparencia, creada mediante la nacionalización de las cajas de ahorro, no es una de las opciones posibles para resolver la actual crisis. Es la única solución porque es imposible la movilización de fondos privados en la cuantía necesaria para recapitalizar las entidades financieras españolas.

Además de la inyección de dinero público para rescatar a entidades financieras, los bancos son responsables también del gran número de desahucios que se llevan a cabo en España y que alcanzaron una cifra récord en 2011. En el céntrico barrio madrileño de Lavapiés, se ha hecho efectivo otro desahucio esta mañana sin que el banco Banesto y la comisión judicial a cargo del caso aceptaran negociar la dación en pago o el alquiler social de la vivienda. Han echado a dos familias originarias de Bangladesh que compraron el piso, calle Fray Ceferino nº12, y que se enfrentan a la subida del tipo de interés de su préstamo a la vez que empeora su situación laboral y económica. Así lo cuenta el blog CIERRABANESTO en su “Manual para echar a un banco de un barrio”:

Como sabéis, Banesto pretende dejar a Uddin, Hafiz, sus señoras esposas y sus cuatro niñxs en la calle el próximo 9 de mayo. Sí, será la segunda confrontación entre la dignidad y la barbarie, después de que el pasado 28 de marzo Lavapiés ganase el primer encuentro. Nuestrxs vecinxs como tantxs otrxs aquí, en Españistán, escucharon el canto de las sirenas bancarias que gobiernan y se creyeron que debían y podrían tener una casa propia. Ahora están a punto de ser expulsados de esa casa con una deuda pendiente casi tan grande como el crédito original.

Uno de los desahuciados en el barrio de Lavapiés saca el último mueble de su piso. Foto por Elena Arrontes.

El pasado 28 de marzo, gracias al apoyo de unas 80 personas, se logró posponer el desahucio al 9 de mayo, pero un exagerado despliegue policial ha impedido el acceso a la calle y por tanto que las protestas lograsen el bloqueo de la reapropiación del piso por parte del banco Banesto. A pesar de que la policía y los antidisturbios (incluso un helicóptero policíal sobrevolaba el cielo) bloquearan la calle, la solidaridad no se hizo esperar y diversos grupos de apoyo se movilizaron ante la expulsión.  A ambos extremos de la calle, se oían diferentes lemas: “¡Qué casualidad, aumenta la pobreza y el gasto policial!”, ¡Vergüenza me daría de echar a una familia”, “¡Vecino, despierta, desahucios en tu puerta!”, “Hoy por ti, mañana por mi”…

Llegada del desahuciado acompañado por un abogado. Foto por Elena Arrontes.

Un grupo compuesto por una veintena de personas acudió al piso de Uddin y Hafiz, la noche anterior por si la inmobiliaria del banco y la policía adelantaban el desahucio en teoría previsto a las 8h de la mañana. El grupo solidario ha tenido que abandonar el piso hacia las 9h30, hora en la que Uddin y Hafiz acompañados por un abogado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca-PAH se han reunido con la comisión judicial y han firmado el desalojo.

Ciudadanos en el paro, estudiantes, vecinos comprometidos y las asambleas de barrio actúan varias veces a la semana para casos como este y llaman a la movilización a través de las redes sociales. La PAH ha anunciado en su página web nuevas convocatorias para frenar los desahucios en Madrid y Barcelona. Lamentablemente, Uddín y Hafiz no han tenido suerte y el desahucio se ha hecho efectivo pero otros casos concluyen con éxito gracias a la presión ciudadana. El banco Banesto no ha mostrado flexibilidad entre otras razones porque, al contrario de Bankia, su imagen aún no se ha visto demasiado dañada por los desahucios.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.