¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: El origen de la “Masacre del Pinheirinho”

Todos los enlances están en portugués.

El día 22 de enero, la Policía Militar de São Paulo (PMSP) y la Guardia Civil Metropolitana (GCM) de la ciudad de São José dos Campos, en el estado de São Paulo, invadieron la zona conocida como Pinheirinho para cumplir con una orden de desalojo dictada por la justicia provincial. La desocupación violenta de la comunidad se conoció como “Masacre del Pinheirinho” después de la demostración de violencia y brutalidad mostrada por parte de las fuerzas policiales durante la expulsión e intimidación de los habitantes, desalojados en medio de una gran confusión legal.

Mujeres llevan a pequeños en sus brazos mientras abandonan sus casas y con el fuego de las barricadas detrás. Foto de RDTEIXEIRA para el blog Vírus Planetário, con licencia CC

El terreno del Pinheirinho, ocupado hace 8 años y donde viven más de 1500 familias (entre 6 y 9 mil personas), pertenece al activo de la quiebra de la inmobiliaria “Selecta” del especulador libanés Naji Nahas. Nahas, que ya había sido detenido por la Policía Federal por crímenes financieros, se convirtió en propietario del terreno a principios de los años 80; sin embargo no existe información sobre el proceso de adquisición el cual se hizo efectivo después del asesinato no resuelto de los antigos dueños en 1969.

El gobierno de São Paulo había solicitado una orden de desalojo a mediados de enero, pero varios vaivenes de la justicia hicieron del caso una gran confusión, por un lado con el gobierno federal dispuesto a comprar y regularizar el terreno y por otra parte el gobierno de la prefectura y el de São Paulo rechazando cumplir el acuerdo.

Sin embargo se suspendió la orden de desalojo cuando el gobierno federal y estatal alcanzaron un acuerdo para abrir una negociación de 15 días para decidir si la prefectura continuaba con el desalojo o, si por el contrario, transformaba el terreno de más de un millón de metros cuadrados en un área de interés social, pasando así la titularidad a los habitantes, en su mayoría trabajadores pobres y sus familias.

Tropa de choque en posición de ataque. Foto del perfil de @PinheirinhoSJC. Uso libre.

Pero no se cumplió el acuerdo y la policía llegó sin aviso a la zona con cerca de dos mil policías fuertemente armados, además de un número desconocido de agentes de la Guardia Civil con el fin de desocupar el terreno y como era de esperar, hubo resistencia.

A pesar de haber sido cogidos desprevenidos, los habitantes intentaron montar barricadas prendiéndole fuego a los coches, edificios públicos colindantes y tirando piedras, mostrando una total desesperación ante la acción violenta de la policía.

La prefectura de São José dos Campos, ha pagado en ciertos casos los pasajes para que algunos de los habitantes pudiesen volver a sus ciudades de origen, en especial en el noreste brasileño y también ha dado alojamiento a familias expulsadas de sus casas en residencias precarias. Los habitantes censados recibieron pulseras de color azul para tener acceso a los alojamientos disponibles.

La activista Paloma Amorim, denunció en Facebook la precariedad de la estructura para atender a las familias desalojadas:

Las tiendas instaladas por la prefectura y por el gobierno fueron, por lo tanto, una artimaña para aglomerar y agredir a familias indefensas que han ocupado durante siete años el Pinheirinho, producto de una quiebra que solo en este momento se reivindica en función de la especulación inmobiliaria tan contundente en los últimos tiempos en el estado de São Paulo.

Vídeo que muestra el momento en el que, en la tarde del día 22, la policía arremete contra la población con extrema violencia:

Cuestión judicial

Una orden judicial provincial, expedida por la jueza Márcia Faria Loureiro mantuvo la orden de expropiación del terreno pese a que otra orden de la justicia federal la desautorizaba. Con esta confusión sobre la competencia legal de trasfondo, fue la policía la que decidió continuar con el desalojo y el Juez Jefe del Tribunal de Justicia de São Paulo, Rodrigo Capez (hermano de un diputado provincial del PSDB, partido del gobernador y del prefecto envueltos en el desalojo del Pinheirinho) fue el encargado de confirmar la supuesta legalidad de la acción. El periodista Marques Casara explica que, sin embargo, no se tuvo en cuenta una orden del Tribunal Regional Federal enviada directamente al comandante de operaciones del Pinheirinho:

Existía una negociación avanzada para resolver el problema sin que el uso de la fuerza fuera necesario. Es por ese motivo que, por dos veces, el Tribunal Regional Federal había suspendido la ejecución de la orden de desalojo: el viernes precedente y el mismo día de la invasión, el domingo.

Nota de GV: El sistema legal en Brasil establece que los tribunales de justicia estatal (TJ) tienen el mismo alcance jurídico y poder que los regionales federales (TRF), aunque por lo general ven diferentes temas, a veces hay algún conflicto de competencias. Por encima de ambos está la Corte Suprema de Justicia (STJ) y luego el tribunal superior, el Supremo Tribunal Federal (STF).

A continuación, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Ari Pargendler decidió que la orden regional prevalecía frente a la federal, a pesar que el presidente nacional de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Ophir Cavalcante, denunciara como ilegal el desalojo. En juego estaba la defensa de la propiedad privada de un conocido especulador contra el derecho a la vivienda para la población más limitada del país y la función social de la tierra.

Se urgió al Supremo Tribunal Federal para que intente resolver el problema.

El bloguero Fabrício Cunha comenta:

Cuando ese tipo de interpretación del concepto de propiedad privada se sobrepone a la dignidad humana significa que hay un grave problema en nuestra sociedad.

Cuando una prefectura finge no ver a un número tan grande de personas ni las tiene en cuenta en su gestión significa que hay un grave problema en la política.

Cuando un prefecto se lava las manos en silencio delante de un suceso que tiene lugar delante de sus ojos significa que el líder es un grave problema.

Residenta llora la pérdida de su casa. Foto de Mariana Parra, bajo licencia CC

La urbanista Raquel Rolnik explica:

Miles de hombres, mujeres, niños y ancianos, habitantes de Pinheirinho, se vieron sorprendidos por un cerco formado por helicópteros, carros blindados y más de 1800 hombres armados de la Policía Militar. Además del bloqueo de las salidas de la zona, se cortó el acceso al agua, luz y teléfono y la orden era que las familias se metieran en sus casas para iniciar el proceso de desalojo. Con la intención de resistir -ya que la orden de desalojo había sido suspendida el sábado- los inquilinos hicieron caso omiso de la orden, lo que dio pie a una situación dramáticamente violenta que se prolongó durante todo el día y que tuvo como resultado familias a la intemperie, personas heridas, detenciones e incluso rumores de fallecidos.

Las críticas concernientes a los motivos para un desalojo así y para la extrema violencia contra la población se explican por la inmensa revalorización del terreno en los últimos 8 años y por la proximidad entre el dueño de los terrenos y poderosos líderes políticos.

Un vídeo de la activista Mariana Parra muestra el inicio del severo apaleamiento y posterior prisión del militante del MTST (Movimiento de los Trabajadores Sin Techo) Guilherme Boulos que posteriormente fue llevado ensangrentado a la delegación por Guardias Municipales y también muestra la desesperación de la población frente a la violencia:

En este enlace podemos ver actos de violencia contra el militante del MTST desde otra perspectiva y hasta el momento en que, ensangrentado, es llevado a un vehículo. El famoso académico portugués Boaventura Sousa Santos declaró, en vídeo, su apoyo a la población del Pinheirinho, repudiando la violencia de Estado.

Muertos y heridos

No existe confirmación oficial sobre el número de muertos o heridos. Por un lado la Policía Militar y la Secretaría de Comunicación de la Prefectura de São José dos Campos informó que el número de heridos es pequeño y que no hay ningún muerto, sin embargo las diversas imágenes muestran al menos que el número de heridos es elevado. La Agencia de Noticias de las Favelas cifró en 70 el número de muertos, mientras que la Orden de Abogados de Brasil habla de varios muertos, incluso niños, y los moradores llegaron a contar entre 3 y 4 muertos durante el día 22 de enero.

El Sindicato de los Metalúrgicos de São José dos Campos reunió imágenes del inicio de la expropiación del terreno:

Según el activista Pedro Rios Leão hay denuncias contra la policía porque presuntamente estarían ocultado heridos y muertos para evitar que entrasen en las estadísticas oficiales. El capitán Antero, de la Policía Militar informó que no se habían registrado muertos ni tampoco heridos graves a comienzos de la noche del día 22, sin embargo los hechos empiezan a desmentirlo, como por ejemplo el Blog de Solidaridad con la Ocupación del Pinheirinho que informó que un residente podría quedarse parapléjico después de haber sido alcanzado por una bala de la policía.

La Policía Militar alegó que solo había utilizado balas de goma y no armas de fuego, con todo, hay fotografías y vídeos que demuestran que la Guardia Civil Metropolitana utilizó pistolas con munición real contra la población.

"Un brindis por la especulación inmobiliaria" Figuran el gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, el alcalde de São José dos Campos, Eduardo Cury, un policía y la jueza Marcia Loureiro. Dibujo de Carlos Latuff, bajo licencia CC

La doctora en psicología Camila Pavanelli criticó las recientes acciones llevadas a cabo por la policía de São Paulo en el Pinheirinho y en otros lugares:

Más allá de la guerra contra las drogas -que, en el caso de la ciudad de São Paulo está tomando tintes específicos de guerra contra los dependientes químicos-, el estado de São Paulo está protagonizando también guerras contra los estudiantes y manifestantes que usan el espacio público para defender cualquier tipo de causa. La reciente guerra contra los residentes (que mañana serán sin techo) del Pinheirinho no escapa a esta lógica de transformación de la policía en ejército de ocupación.

En este vídeo el usuario DanPerseguim muestra el momento en que la Policía Militar dispara balas de goma contra la población desarmada dentro del área donde se deberían censar las familias para recibir ayuda:

Un asesor de la Secretaría General de la Presidencia fue alcanzado por una bala de goma de la Policía Militar y llegó a decir que se obligó a la Policía Federal a esconder las balas disparadas por la PM. Se está redactando una lista colaborativa con todas las denuncias encontradas de muertos.

La bloguera Cylene Dworzak resume el sentimiento general:

Por encima de cualquier ideología, este es un momento de mucho dolor para mucha gente.

Y el bloguero Gilson Junior completó:

São Paulo ha ido demasiado lejos, São Paulo sobrepasó los límites de la decencia, legalidad y democracia.

El blog Diário Liberdade reunió diversos vídeos y fotos, además de un resumen de la situación del Pinheirinho, al igual que el bloguero Giambatista Brito. En Twitter, la etiqueta #Pinheirinho ha sido muy utilizada para difundir las noticias, y el perfil @PinheirinhoSJC es una fuente recurrente de información. Aquí, aquí, aquí y aquí se puede acceder a vídeos y fotografías.

Los periodistas Felipe Milanez y Maíra Kubik Mano hicieron una compilación de diversas declaraciones de los habitantes durante el violento desalojo, en cuanto al escritor y activista Celso Lungaretti este se preguntaba qué más era necesario para que el gobierno federal tomara cartas en el asunto y se posicionara en relación a los desaparecidos, detenidos y sin techo, mientras que el bloguero Gilson Sampaio afirmó que el gobierno y la justicia de São Paulo deberían ser denunciados ante la ONU y la OEA. En una entrevista a BBC Brasil, el coordinador del programa de las Naciones Unidas para el Derecho a la Vivienda, Cláudio Acioly, afirmó que está habiendo una violación drástica de los derechos en el proceso de desalojamiento forzoso en el Pinheirinho.

El profesor Chico Bicudo se lamentaba:

El Pinheirinho es ahora un barrio-fantasma. Las casi cuatro mil casas serán demolidas en breve. Con ellas caerán también los sueños y vidas de casi nueve mil personas. La tierra arrasada permanecerá. Sin casas, sin moradores, pero finalmente de vuelta en manos de su “dueño”.

Así y todo, se habla de una posible responsabilidad legal del prefecto de São José dos Campos, Eduardo Cury (PSDB) y del gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin (PSDB) por la violencia extrema y las posibles muertes.

Hubo actos en apoyo al Pinheirinho por todo el país y en este álbum de Thiago Moreira se puede acceder a decenas de fotos del acto en São Paulo y en la página de Coletivo Catarse se puede ver un vídeo del mismo.

La situación en el Pinheirinho es todavía crítica. Son miles las personas viviendo a la intemperie, en tiendas improvisadas, refugios e iglesias pero expuestos a todo tipo de violencia y abusos por parte de la policía.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.