¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Asesinato de una niña indígena genera reacciones

Este post es parte de nuestra cobertura especial Derechos Indígenas.

El asesinato de una niña de ocho años de la comunidad indígena Awa-Gwajá, presuntamente quemada viva [pt] por leñadores en el estado de Maranhão, Brasil, ha causado escándalo en internet, así como la incredulidad de muchos ante tanta crueldad.

El Consejo Misionero Indígena (CIMI) confirmó [pt] que “las sospechas indican que ha ocurrido un ataque entre septiembre y octubre contra el aislado campamento indigena” de la reserva Araribóia y agregó más información:

O corpo foi encontrado carbonizado em outubro do ano passado num acampamento abandonado pelos Awá isolados, a cerca de 20 quilômetros da aldeia Patizal do povo Tenetehara, região localizada no município de Arame (MA). A Fundação Nacional do Índio (Funai) foi informada do episódio em novembro e nenhuma investigação do caso está em curso.

El cuerpo fue hallado calcinado en octubre de 2011 en un campamento abandonado de los Awá, a unos 20 km del poblado de Patizal de la comunidad Tenetehara, una región ubicada en la municipalidad de Arame (Maranhão). La Fundación Nacional Indígena (FUNAI) fue informada del incidente en noviembre y no hay ninguna investigación del caso en curso.

Según [pt] Rosimeire Diniz, coordinadora de CIMI en el estado de Maranhão, “la situación ha sido reportada desde hace tiempo. Se ha convertido en un suceso frecuente, la presencia de estos grupos de leñadores, poniendo en peligro a los aislados indígenas. No se ha tomado ninguna medida concreta para proteger a esta población”.

“El mundo necesita saberlo”

População Awá no Brasil: 455. Imagem de Survival International.

Población brasileña de Awá: 455. Imagen de Survival International.

El periodista Eliano Jorge entrevistó [pt] a un indígena Guajajara que dijo:

[...] Os madeireiros estavam comprando madeira na mão dos índios (Guajajara) e acharam uma menininha Gwajá. E queimaram a criança. Só de maldade mesmo. Ela é de outra tribo, eles vivem dentro do mato, não têm contato com os brancos, são brabos.

[...] Los leñadores estaban comprando madera de mano de los indígenas (Guajajara) y hallaron a una niña Gwajá. Quemaron a la niña. Sólo por maldad. Ella es de otra tribu, ellos viven en los bosques, no tienen contacto con blancos, son turones.

El periodista Luis Carlos Azenha, por otra parrte, pidió precaución [pt]:

Renato Santana [assessor de imprensa do CIMI] negou a existência de alguma foto do corpo carbonizado. Só uma investigação oficial da Funai pode confirmar se de fato existe o corpo carbonizado e se de fato é de uma criança. Além disso, é preciso esperar o testemunho direto de alguém que presenciou o episódio para saber se houve crime e, se houve, para identificar os autores.

Renato Santana [asesor de prensa de CIMI] negó la existencia de alguna foto del cuerpo calcinado. Únicamente una investigación oficial dirigida por Funai puede confirmar si de hecho hay un cuerpo quemado y si de verdad es una niña. Además, toma el testimonio de alguien que atestiguó el episodio para ver si hubo un crimen y, en dado caso, identificar a los perpetradores.

A lo que la periodista Niara de Oliveira respondió [pt], planteando el problema de supuestas coaliciones no oficiales entre entre “funcionarios de FUNAI en la región de Arame [y] leñadores y terratenientes locales”:

“não surpreende, portanto, que não haja investigação em curso e que o caso só agora tenha vindo à tona”. Baseada no comportamento do governo federal para apurar o assassinato do cacique guarani em MS e na importância que dão aos povos indígenas quando se trata de beneficiar aliados (empreiteiros, ruralistas, desmatadores, madeireiros, etc) e baseada na importância que a imprensa governista dá aos mesmos povos indígenas, tendo a confiar na apuração do Rogério.

“No es de sorprender que no haya una investigación en curso y que el caso apenas ahora salga a la luz”. Basada en el comportamiento del gobierno federal en investigar el asesinato del jefe Guaraní en el estado de Mato Grosso del Sur y la importancia que le dan a los pueblos indígenas cuando se trata de beneficios a los aliados (contratistas, terratenientes, leñadores, madereros, etc.) y basada en la importancia que la prensa partidaria del gobierno otorga a los propios indígenas, prefiero confiar en la investigación de Rogério.

Rogério Tomaz Jr, nacido en Maranhão, fue el primero de la blogósfera en reportar el caso; publicó de forma irónica [pt] las diferentes hipótesis que han surgido acerca del caso, especialmente aquellas que acusan a los indígenas y las organizaciones sociales de mentir y fabricar una historia. Critica el silencio de los medios sobre el caso y afirma [pt] con molestia que si un indígena abofetea a un leñador o a un agricultor en el rostro habría innumerables editoriales.

El antropólogo Uirá Garcia, citado por ISA (Instituto Socioambiental) en su página de Facebook, dijo [pt] que “hay indicios de que una niña Guajá Awa del grupo que vive aislado en la reserva indígena de Araribóia, ha desaparecido de un pequeño grupo que se encontró con un conjunto de leñadores hace meses”:

Os Guajajara que encontraram o corpo comunicaram o ocorrido à Funai, mas nada foi feito. Essa informação já era conhecida por algumas pessoas ligadas aos povos indígenas do MA, a pelo menos 2 meses, porém, pela falta de provas mais concretas, ainda não havia sido divulgada. E agora, me parece que a informação (que pode sim ser verdadeira) “vazou” para a internet.

Los Guajajara [uno de los pueblos indígenas más numerosos de Brasil; en], quienes hallaron el cuerpo, reportaron el incidente a Funai, pero no se hizo nada. Esta información ya era conocida por algunas personas vinculadas a los grupos indígenas del estado de Maranhão desde hace al menos dos meses, sin embargo, ante la falta de evidencia más concreta, [el hecho] no había sido revelado aún. Y ahora parece que la información (que pudiera ser cierta) “se filtró” a internet.

La doctora Diana Serra ha incitado [pt] a protestar en relación a la noticia:

Vejam a que ponto está chegando a violência no nosso estado do Maranhão. E o governo nada faz, Os representantes da Justiça nada fazem. Os representantes do povo nada fazem. [...] É preciso que o mundo saiba o que acontece no Maranhão. Terra sem lei para os detentores de dinheiro e poder. Alguns, verdadeiros marginais, onde ainda resiste o coronelismo.

Miren cuán lejos ha llegado la violencia en nuestro estado de Maranhão. Y el gobierno no hace nada, los representantes de la justicia no hacen nada. Los representantes del pueblo no hacen nada. [...] Debemos hacer que el mundo se entere de lo que sucede en Maranhão. Tierra sin ley para los dueños del dinero y el poder. Algunos, verdaderos marginados, donde persiste el coronelismo [gobierno de las élites hereditarias; en].

Persecusión de pueblos indígenas

Los Awá, vocablo que significa “hombre” o “persona”, son, según [en] la organización Survival International, “una de las únicas dos tribus nómadas de cazadores y recolectores que quedan en Brasil”:

Algunos están incomunicados [en] y constan desde pequeños grupos familiares que huyen, viviendo en los últimos fragmentos de la cada vez más escasa selva tropical de Maranhão fuera de los territorios legalmente reconocidos, hasta aproximadamente 60 individuos viviendo en la reserva Araribóia, la cual está fuertemente invadida por leñadores ilegales.

En 2008, un niño Guajajara de siete años fue asesinado [pt] de un disparo por un motociclista en el pueblo de Arame y otros grupos indígenas también fueron víctimas de una violencia similar y de violaciones en la región. La violencia contra los pueblos indígenas en Brasil se ha extendido en proporciones alarmantes.

El actual genocidio contra los Guarani-Kaiowá en el estado de Mato Grosso del Sur ha estado recibiendo cada vez más atención en los medios alternativos, especialmente en la blogósfera, pero sigue siendo un tema prohibido en los medios masivos. El gobierno federal brasileño, tampoco ha tomado medidas para publicitar los delitos y en especial para evitar más muertes.

Otras poblaciones tradicionales también son víctimas [pt] de la violencia [pt], cometida mayormente por el gobierno federal -o a través de su silencio, que utiliza al ejército para intimidar a los negros cimarrones y expulsarlos de sus tierras. La construcción de la represa de Belo Monte es otra seria amenaza a la sobrevivencia de todas las comunidades indígenas en la región de la Amazonía.

Otro de los peligros presentes para los indígenas y poblaciones tradicionales de Brasil es la posible aprobación del nuevo Código Forestal, presentado por el político comunista Aldo Rebelo, en conjunto con el líder campesino Katia Abreu, y que está siendo respondida por ambientalistas y activistas de diferentes áreas.

Awá community of Tiracambu, Carajás, Brazil © Fiona Watson/Survival

Comunidad Awá de Tiracambu, Carajás, Brasil © Fiona Watson/Survival

El periodista Lucão, recordando el caso reciente en el que dos activistas del estado de Pará, José Claudio Ribeiro da Silva y Maria do Espirito Santo da Silva fueron “asesinados cobardemente por leñadores”, como reportó Global Voices en mayo de 2011, es otro motivo para levantarse [pt] ante la atrocidad contra los Awá:

Como se não bastasse a brutal agressão que os madereiros promovem constantemente no norte do Brasil contra nossa flora e fauna, -pois derrubando árvores, pássaros e animais são agredidos diretamente-, a coisa agora descambou para a covardia tosca de atrozes bandidos que atrelados à cifras ignoram a vida da floresta e a vida humana.

Como si no fuera suficiente, el asalto brutal que promueven constantemente los leñadores al norte de Brasil contra nuestra flora y fauna -debido a la tala de árboles, aves y animales son atacados directamente- ahora se ha descendido a la cobardía pura de criminales atroces vinculados a personalidades que ignoran la vida en la selva y la vida humana.

El periodista Carlos Hermes, asombrado, se pregunta [pt] por cuánto tiempo serán toleradas tales atrocidades:

[...] imagine quantas atrocidades são comendidas [sic] por esses monstros em meio à disputa por mata virgem a ser desmatada e vendida por eles?O índio é um impecílio [sic] histórico a estes sertanistas fascínoras [sic] que destróem a maior riqueza do Brasil. Vivemos isso há mais de quinhentos anos e o Estado inoperante e conivente assiste como se fora algo banal. Até quando? Será que vai ficar impune?

[...] ¿imaginan cuántas atrocidades son cometidas por estos monstruos en medio de la disputa por la selva virgen para ser limpiada y vendida por ellos? La historia indígenas es una hindrance para estos maleantes fronterizos que destruyen la gran riqueza de Brasil. Vivimos esto por más de 500 años y el estado inoperante y confabulador observa como si justificara [los incidentes como] triviales. ¿Hasta cuándo? ¿Se saldrán con la suya?

Este post es parte de nuestra cobertura especial Derecho Indígenas.

1 Comentario

  • !No me sorprende la noticia, pues el mismo hecho a ocurrido en otros paises de america latina. Espero que el gobierno de Dilma Rouseaff nombre inmediatamente una comision seria que investigue este y otros casos si los hay, rigurosamente. Ignorar estos crimenes, es fomentarlos y darles a los autores la impunidad para seguir cometiendo sus crimenes. En honor y respeto a nuestros indigenas, que son los primeros pobladores del continente, debe darsele primera prioridad a esta investigacion de asesinato y el Estado tiene la obligacion moral, de ir informando periodicamente al pueblo el curso de la investigacion segun vaya avanzando; pues el pueblo de Brazil y el mundo en general estara pendiente al desenlace de estos horribles sucesos. la comunidad internacional demanda justicia lo antes posible, para tranquilidad de los pueblos indigenas!

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.