¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérese de más sobre Traducciones Lingua  »

Venezuela: 200 años de independencia

La semana del 5 de julio Venezuela se unió a la celebración de los doscientos años de independencia de España y a la honda reflexión que ha tenido lugar en la mayoría de los países de América Latina. La historia del país, contada desde la llegada de los conquistadores españoles se replantea 200 años después de que estrenara la idea de nación que vino desde la revolución francesa y la independencia de los Estados Unidos en Norteamérica.

En la red se ve una participación numerosa, se comparten felicitaciones, se publican líneas alegres y se expanden los videos tomados por medios tradicionales de las danzas, los desfiles y los conciertos. No obstante, la división en las opiniones políticas no se detiene, y muchos bloggers tomaron la ocasión del bicentenario para compartir reflexiones sobre la historia y la identidad.

Muchos se alegran de cumplir 200 años de historia nacional en medio de un proceso de cambios y replanteamientos apoyados por las iniciativas del gobierno de Hugo Chávez. Sin embargo, otros lamentan, al mismo tiempo, que los antecedentes históricos, aún brumosos y poco explorados, estén aún presentes en la vida social y política dentro de circunstancias que no dejan de ser muy difíciles para todo el país.

Un poco más de contexto es posible en el artículo de Historia de Venezuela en Wikipedia

Marcha por el bicentenario en Caracas. 3 de julio, 2011. Imagen de Camilo Delgado Castilla, bajo copyright de Demotix.

En su post “El Bicentenario impropio”, Le Corvo Mecanique hace una reflexión y un recorrido por los significados históricos del 5 de julio. Señala que en esa fecha se hizo una declaración de independencia, «una voluntad de separación» que debe analizarse de modo profundo, lejos de consignas irracionales nacionalistas:

La independencia de Venezuela, el comienzo del nacimiento de este país, fue un parto apresurado. Si se quiere, fue el primer gran movimiento esnobista de las élites de esta región. Ser una colonia era algo ya, en los 1800, demodé para las finas pretensiones y gustos románticos de las clases educadas (…) Pero así sucedieron las cosas, Venezuela se cortó el cordón umbilical. Nació a pesar de una gestación impropia, nació de las palabras, de los impulsos franceses, de las constituciones estadounidenses, de la ambición de un hijo de españoles, de la indiferencia indígena (…)La historia se encargaría de hacérnoslo cobrar…

El texto continúa:

¿Qué es ser venezolano? He allí la pregunta más grande, la más difícil, la más importante ante este bicentenario. (…) Todavía somos un amasijo en plena formación, falta mucho para responder. Somos una suerte de Roma caída, que busca nuevos senderos y organizaciones culturales. Sin embargo, la claridad es menester cuando se describe lo que no somos. No podemos hallar identidad nacional en lo sincrético; no podemos enorgullecernos de ser una mezcla de razas y credos, por ejemplo. Tampoco podemos hallar identidad en lo que no hemos elegido, pues ni las “mujeres bellas”, ni los parajes hermosos, ni nuestros recursos naturales son un constructo de un esfuerzo nacional.

JDR en su bog, El Discurso del Oeste, apunta a los desastres de la guerra de Independencia, de sus causas, y de los aspectos sobre los que se discute muy poco:

Así, poco después del 5 de julio de 1811 asistimos al conocido holocausto en el cual dos porciones del mismo pueblo se despedazaron mutuamente defendiendo u hostilizando en contra de ideas, propuestas o nociones de las cuales no sabía un carajo: ni los “realistas” pobres habían visto nunca a ningún maldito rey y por lo tanto no tenían que profesarle ningún afecto, ni los “patriotas” pobres sabían qué cosa era eso de “patria”, “nación” ni “república”, como no fuera algo que le interesaba mucho al patrón y por lo tanto había que defenderlo o salir a buscarlo.

Pero los próceres de la independencia nunca serán llamados realistas; sólo los pobres insurrectos, los pobres manipulados, los pobres en rebelión, hemos merecido desde siempre las peores acusaciones e insultos. Historia patria no es historia del pueblo: esta es oscura y narrada en voz baja; la otra es celebrada y glorificada con pompa y escándalo.

En los blogs Venezuela en el Ojo del Huracán, y Se Habla Venezolano se discute el desconcierto tras el diagnóstico del Presidente Hugo Chávez después de semanas de silencio y el panorama entre la celebración de 200 años de Independencia y los problemas que enfrenta el país. Ambos bloggers argumentan la dependencia ideológica de Venezuela hacia Cuba y la celebración de una independencia que resulta dudosa:

Para nosotros los ciudadanos venezolanos no hubo ni el más mínimo gesto de respeto por parte ni del Presidente, ni de las autoridades a quienes les compete informar al pueblo venezolano, cual era el estado de salud que lo mantenía silencioso y gobernando desde Cuba, situación que se mantiene después de casi tres semanas fuera del país.

¿Qué independencia de qué están celebrando los Chavistas? ¿La subordinación a Cuba? ¿El desembarco de funcionarios militares cubanos por Puerto Cabello antes de ayer? . ¿La violación de las instituciones Venezolanas con la contratación de cubanos para los puestos claves?

Por su parte, Gabriel García, en su blog Si no Estoy ahí es que no Fui apunta con algo de humor lo que le pareció importante de la celebración, lo que no dejó de lado algunas ideas punzantes:

Todo esto pasó en el Paseo Los Próceres (el Sam Bodromo venezolano) parecía carnaval con carrosas,corografias,papelillo y vendedores de cotufas por todos lados (pero quede mal! no dio tiempo para la samba y las garotas D:).Describieron todo lo que tenían los jugueticos (nada mas le falto decir que tipo de gasolina utilizan los tanques u.u), les soy sicero!? creo que estaban haciendo una exhibición para vender esos juegues (…)

En respuesta a muchas de las críticas, Carlos Sánchez resaltó los puntos que hicieron de este Cinco de Julio una fiesta significativa y una razón para la unión entre los venezolanos:

Aunque algunos venezolanos se sintieron excluidos de las celebraciones del Bicentenario de Venezuela hay que evaluar el porque quizás los prejuicios hicieron que ellos mismos se auto- excluyeran de las actividades.

El gobierno venezolano desarrolló desde el 2010 distintas actividades que con estrategias comunicacionales crearon expectativas en la población venezolana que celebraron hoy el dia de la Indenpendencia de Venezuela.

Leyendo en las redes sociales, algunos solo criticaron las actividades realizadas para el Bicentenario porque quizás se sentían excluidos o simplemente por ser “opositores” al gobierno actual y quizás sintieron que tenían que contrariar las celebraciones, pero esto a quien beneficia?

Sin duda alguna que a nadie beneficia, porque quizás se crean mayores resentimientos en los venezolanos; serian estrategias comunicacionales mal enfocadas que solo presentaban las celebraciones a un sector de la población que apoya al gobierno?

En líneas generales, se entiende el momento del bicentenario como un momento de balances. De ver cuentas para saber qué se ha hecho desde 1811 y entender qué es lo que ha pasado a partir del nacimiento de la república.

Finalmente, un aspecto de la discusión llama la atención: de acuerdo con los tuiteos, los videos compartidos y expandidos por la red y los comentarios generales la participación de las orquestas juveniles fue el elemento que más conmovió y reconcilió opiniones diversas. En el marco de contradicciones y confusiones de identidad, si algo logró mantenerse claro fue la fuerza y la significación de estas y otras expresiones en la vida social y cultural de Venezuela. Buena parte del concierto puede verse siguiendo este link

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.